Selecciona Edición
Iniciar sesión

Silicon Valley domina en Wall Street

Las cuatro firmas más valiosas del mundo son tecnológicas. Google, Apple, Microsoft y Facebook lideran el mercado

La cúspide de Wall Street está agitada. El epicentro de este seísmo que sacude al mercado con mayor liquidez del planeta está en Silicon Valley. Alphabet, Apple, Microsoft y Facebook copan ahora los cuatro puestos más altos como las mayores compañías del mundo en términos de capitalización bursátil, en un claro reflejo del poder que lograron las empresas de la nueva economía en menos de una década.

Las cuatro tecnológicas tienen un valor de mercado combinado que equivale al 10% del S&P500, el índice que integra a las mayores compañías cotizadas. Hace solo diez años era Microsoft la única del sector que aparecía entre la decena de corporaciones más valiosas. Eso era antes de la irrupción del iPhone, con el que emergió una nueva materia prima más lucrativa que el petróleo: los datos electrónicos.

La antigua Google, que empezó a cotizar en el Nasdaq en agosto de 2004, arrancó la sesión el martes con un valor próximo a los 550.000 millones de dólares (unos 504.000 millones de euros). Superó así a Apple, que reinó en el parqué desde que hace cinco años disputó la supremacía a la petrolera ExxonMobil, ahora relegada a la quinta posición. La electrónica de Cupertino tiene un ahora un valor bursátil que ronda los 530.000 millones.

Microsoft es la tercera del grupo de cabeza, con 425.000 millones, seguida por la joven Facebook, con 335.000 millones. Sumando la capitalización de las cuatro grandes, los 1,8 billones de valor combinado representa la mitad de todo el sector tecnológico. Es suficiente, además, para superar al producto interior bruto de grandes economías como Canadá, España o Corea del Sur.

Al grupo se podría sumar Amazon, que aparece entre las 10 mayores compañías cotizadas junto a General Electric o Johnson & Johnson. La escalada de las tecnológicas se explica por méritos propios. Están en un proceso de innovación permanente que rejuvenece sus negocios, mientras los dinosaurios de la era industrial tratan de redefinir sus estrategias y soltar lastre para poder ser más ágiles.

La última crisis financiera hizo, además, que las firmas tecnológicas ocuparan las posiciones de grandes bancos como Citigroup, Bank of America y AIG. Entre las diez más grande, de hecho, solo hay un banco, Wells Fargo. Esta pujanza de Silicon Valley, junto al desplome de las materias primas y las continuas tensiones en los mercado financieros, afectó a la diversidad geográfica entre las firmas más valoradas.

Todas las compañías entre las diez mayores cotizadas son de Estados Unidos. Petrochina, que hasta el pasado verano aparecía en el grupo de cabeza, se hunde en la clasificación como Royal Shell y BP. Si lo que se toma como referencia son las 50 primeras, una treintena son sociedades estadounidenses, en otra muestra de la supremacía estadounidense en la escena económica y corporativa global.

Que cinco de las diez mayores compañías cotizadas sean tecnológicas plantea sin embargo una duda. ¿Deberían preocuparse los inversores ante la formación de una nueva burbuja como la que reventó en 2000? Quizás. La diferencia es que Google y Amazon son ahora mayores de edad, y como Apple y Microsoft dominan en sus respectivos negocios. Facebook, aún una adolescente, también es líder en las redes sociales gracias a sus 1.600 millones de adeptos.

La cifra de negocio combinada de Alphabet, Apple, Microsoft, Facebook y Amazon superó los 440.000 millones en el ejercicio 2015. Apple lidera con 155.000 millones, prácticamente nueve veces más que Facebook. Al ritmo que están creciendo es posible que se acerquen a los 600.000 millones en facturación este 2016. Además, acumulan más de 400.000 millones en efectivo, la mitad de Apple.

Más información