Amazon ingresa un 20% más y logra ganar dinero: 547 millones de euros

La buena marcha del negocio en las pasadas navidades impulsan los resultados del gigante del comercio 'online'

Amazon arrasó la pasada temporada de compras navideñas y eso se reflejó en sus resultados. La compañía que domina el comercio electrónico cerró el ejercicio con ingresos de 107.000 millones de dólares (97.800 millones de euros). Es un incremento del 20% en un año. Este volumen de ventas le aportó un beneficio de 596 millones de dólares (547 millones de euros), frente a las pérdidas de 240 millones de dóalres en 2014. Los inversores, en cualquier caso, esperaban más.

El rendimiento de Amazon contrasta con el estancamiento de cadenas tradicionales como Macy´s. Si lo que se toma es la ganancia de 482 millones de los tres últimos meses del año, dobla la del mismo periodo del ejercicio anterior y logra así su mejor resultado trimestral. Jeff Bezos se concentró todo este tiempo en invertir lo que ganaba en expandir sus centros logísticos y de datos.

Los inversores siempre dieron un margen de confianza a la estrategia de Bezos, pese a que es complicado para los analistas predecir el tamaño de su ecosistema por el secretismo que caracteriza a Amazon a la hora de dar detalles. Esa paciencia empezó a dar frutos hace un año, cuando la compañía presentó el primer beneficio sólido desde finales de 2010. Pero esta vez supo a poco.

El dominio de Amazon se explica entre otros motivos por el servicio Prime, que sumó tres millones de nuevos abonados en la semana previa a la Navidad. La compañía no da cifras sobre el total de miembros, que le pagan 99 dólares al año para recibir envíos gratuitos y tener acceso a su plataforma contenido. Solo precisa que creció un 51% en el año.

Por esa vía estaría ingresando más de 5.000 millones de dólares al año. Los consumidores de Prime gastan, además, el doble que los que no tienen el abono. Al portal de comercio electrónico se le suma el negocio que le llega por la gestión de datos, donde cuenta con clientes como Netflix. Esa división generó 2.400 millones en el trimestre, que elevó a 7.880 millones en el año, tras crecer un 70%.

Resultados de Microsoft

Se trata de un negocio muy rentable, pero muy competitivo por rivales como Microsoft. La compañía de Redmond también presentó resultados al cierre de Wall Street. En su caso corresponden al segundo trimestre de su ejercicio. La dueña del sistema operativo Windows tuvo un beneficio de 4.998 millones de dólares, un 14% menos que hace un año. Los ingresos fueron de 23.796 millones.

Amazon crece como si fuera una empresa de nueva creación. Lo que tratan de entender los inversores es cómo puede sostener este ritmo más allá del tirón de las compras navideñas, y ahora que grandes cadenas como Walmart o Target están elevando la inversión para crear un puente entre el negocio tradicional y el electrónico. Es lo que debe probar también con la gestión de datos.

Amazon fue el valor que mejor rendimiento tuvo el año pasado en el índice S&P 500, solo superada por Netflix. Sus acciones se apreciaron un 120%. Pero como otras firma tecnológicas con mucho peso en Wall Street, está bajo presión en este arranque de 2016 y se dejaba más de un 10% antes de presentar resultados. El lunes presentará resultados Google, la segunda mayor compañía cotizada tras Apple.