Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Corte Inglés mejora su beneficio por primera vez en seis años

La cadena de grandes almacenes ganó el 6,2% más tras la venta del 51% de la financiera

Las ventas se reducen el 1,8% con respecto a 2012, hasta los 14.292 millones de euros

Dos turistas compran en El Corte Inglés en Valencia

El grupo El Corte Inglés, propietario de los grandes almacenes del mismo nombre y de cadenas como Sfera o Supercor, ganó 174,3 millones de euros en su ejercicio 2013, lo que supone un 6,2% más que en el ejercicio anterior. Este incremento de las ganancias es el primero que registra la compañía desde 2007, ya que en los últimos seis años había encadenado bajadas del beneficio. Los ingresos, sin embargo, todavía se resintieron ligeramente el año pasado: se redujeron el 1,8%, hasta los 14.292 millones de euros, ante la bajada del consumo y la reducción de precios en todo el sector del comercio.

Las cuentas del ejercicio de 2013 dan un respiro al grupo por la parte del beneficio, aunque en buena medida, gracias a la venta del 51% de la financiera al Santander el día anterior al cierre del ejercicio. El capítulo de plusvalías ofrece un balón de oxígeno de 92,6 millones. También el capítulo tributario aporta, y los ingresos a su favor que contabiliza por el impuesto de sociedades pasan de 13,8 a 126,3 millones de euros, pues a efectos fiscales el resultado de El Corte Inglés es una base imponible negativa de 695 millones. El beneficio antes de impuestos del grupo era de 15,1 millones de euros, frente a los 108,3 millones del ejercicio anterior. La compañía ha aprobado en la junta de este domingo repartir un dividendo de 25 millones de euros entre los accionistas, frente a los 42,7 millones de euros del 2012.

El dividendo será de 25 millones de euros, frente a los 42,7 millones de euros del 2012

El comercio al por menor todavía no ha levantado el vuelo, y sus ventas retrocedieron en 2013 en conjunto un 3,9%. El Corte Inglés, sin embargo, amortiguó esa bajada al 1,8% en el último ejercicio —que va del 1 de marzo de 2013 al 28 de febrero de 2014—, por lo que el grupo considera positiva su evolución, aunque no haya podido emular a otras firmas de distribución como Mercadona o Dia, que sí crecieron el año pasado en España. En especial porque la tendencia, según la empresa, es de mejoría, y desde octubre ha encadenado crecimientos de ventas todos los meses, algo que esperan dure este año y se deje ver en los resultados de 2014. En los de 2013, el resultado de explotación se redujo un 44,5%, hasta los 185,7 millones. El resultado bruto de explotación (EBITDA) cayó un 0,7%%, hasta 728 millones.

ampliar foto
Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés. EL PAÍS

Cambios estratégicos

La compañía ha acelerado los cambios de estrategia, que se iniciaron con el refuerzo de sus formatos más pequeños (los supermercados Supercor o las tiendas Sfera) y la renovación de su cúpula, que en 2013 incorporó a Dimas Gimeno, sobrino del presidente Isidoro Álvarez, como nuevo director general y número dos del grupo. Ahora, según señala en el informe anual Álvarez, El Corte Inglés "seguirá promoviendo iniciativas de innovación y estímulo", pero además, según adelanta, "espera dar el paso de la internacionalización en un tiempo razonable". La compañía está actualmente presente en otros países con poco más que dos centros de El Corte Inglés en Portugal, a través de Internet, con la red de agencias de viajes y con tiendas de Sfera en cuatro países, pero podría prepararse para dar un salto mayor fuera.

En España, el grupo ya ve menos oportunidades de crecimiento mediante nuevas aperturas, sobre todo de los formatos más grandes, y de hecho la inversión ha caído otro 29%, hasta 404 millones, los niveles más bajos en casi 20 años y menos de la cuarta parte que antes de empezar la crisis.

En cuanto a la plantilla, el grupo contaba con 93.222 empleados directos el año pasado, 3.456 trabajadores menos que en el ejercicio de 2012. En ese grupo se enmarcan despidos, jubilaciones, contratos que finalizaron y salidas voluntarias. El 94% de los contratos eran fijos. El gasto en salarios se redujo el 1,6%, hasta los 1.998 millones de euros. A la plantilla interna, según señala la compañía, hay que añadir otros 20.000 trabajadores indirectos, contratados por marcas externas, para atender los espacios que ciertas marcas (de ropa, perfumería, joyería...) alquilan dentro de los grandes almacenes. En cuanto a los sueldos de la cúpula, fueron similares a los de 2012. El consejo de administración y la alta dirección recibieron en conjunto 12,17 millones, frente a los 12 millones de un año antes.

Una evolución distinta para cada formato

El año pasado, por formatos, El Corte Inglés, Hipercor y Viajes El Corte Inglés aportaron de nuevo el grueso del negocio, con el 87% de la facturación total del grupo. Sin embargo, los formatos de proximidad, como los supermercados Supercor o las tiendas urbanas de Bricor, dedicadas a productos de bricolaje, ganan poco a poco peso en la actividad.

Los grandes almacenes de El Corte Inglés realizaron ventas por valor de 8.441,5 millones de euros, el 1,2% menos. Sin embargo, según la empresa, aumentó su cuota de mercado tras los distintos esfuerzos por renovar su gestión y su oferta comercial. El beneficio mejoró el 3,9%, hasta los 274 millones de euros.

El beneficio de Hipercor, tras los cambios de gestión, sube un 62,5% pero las ventas caen

La división de hipermercados del grupo, Hipercor, ha seguido notando el impacto de la crisis de consumo, de la que han salido vencedores los formatos más pequeños de supermercados frente a las superficies mayores, debido a los cambios de hábitos, con compras más pequeñas y que exijan menos desplazamientos. Los ingresos de Hipercor retrodecieron otro 8,1%, situándose en 1.716,26 millones. La compañía, sin embargo, recoge en 2013 los resultados de sus cambios de gestión y en materia de precios, que le permiten subir el beneficio un 62,5% con respecto al año anterior, hasta los 7,28 millones de euros.

Las agencias de viajes del grupo, Viajes El Corte Inglés, han mejorado sus ventas un 1,7%, hasta los 2.277,5 millones de euros. Pese al aumento de los viajes, los presupuestos de los consumidores siguen muy ajustados, lo que mantiene la presión sobre los precios (y los márgenes) del sector, que ha llevado a la cadena de agencias a reducir su beneficio pese a la mayor facturación el 16%, hasta los 34,73 millones de euros.

Impulso de las pequeñas cadenas

El grupo decidió hace ya dos ejercicios, ante los cambios de tendencias de consumo, dar impulso a los formatos más pequeños y urbanos, frente a las grandes superficies. Así, reorganizó su red de supermercados, que ha absorbido la mayoría de tiendas Opencor, que estaban destinadas a cubrir franjas horarias de las que ya disponen los supermercados en muchas zonas por la liberalización horaria. La red de Supercor ha aumentado en 2013 su cifra de negocio un 10,2%, hasta los 466 millones. Registra un beneficio de 3,7 millones, más del doble que el año pasado. Opencor, por el contrario, reduce su negocio, ante la reorganización de la red.

Otra de los avances significativos en las redes más pequeñas del grupo es el de la cadena de ropa Sfera. El grupo lanzó tiendas de moda, replicando (a pequeña escala) las redes de Zara o Mango. En sus comienzos, sin embargo, no cuajó el concepto. Hace tres años cambiaron sus líneas de diseño y su gestión, lo que también da fruto: sus ventas, de 164 millones, fueron un 21,25 superiores a las de 2012. Registró un beneficio de 22,1 millones de euros, más del doble que un año antes. Esta cadena es, además, la pica en Flandes de El Corte Inglés. Es su mayor experimento de internacionalización, con tiendas en Portugal y México y franquicias en Perú y Arabia Saudí. La cuarta parte de sus tiendas ya están en el extranjero.

Las tiendas de ropa Sfera mejoran su resultado por tercer año y ganan más de 22 millones

Bricor, la cadena de grandes superficies dedicadas al bricolaje, también viró en 2012 hacia los formatos de proximidad, ya que los planes de expansión dibujados antes de 2007, chocaban con la explosión de la burbuja inmobiliaria. El grupo inició la apertura de tiendas urbanas y espacios dentro de los grandes almacenes y tiene ya 29 establecimientos. Ha logrado frenar la bajada de ventas, que se mantiene estable en 79,5 millones, y mejoran el beneficio más del 23%, hasta casi 12 millones de euros.

En cuanto al resto de negocios, su evolución es desigual. La red de ópticas registra el 3,9% más beneficio (4,7 millones de euros) pero una facturación el 2,4% inferior (75,4 millones). En la parte de los crecimientos, destaca la red de seguros, que facturó un 13,8% más (hasta 176,2 millones) y tuvo un beneficio de 40,2 millones (7,8% más). La división de Tecnologías de la Información (destinada a empresas y administraciones públicas) todavía sufre los efectos de los recortes presupuestarios, con una caída de la facturación del 5,7% y un beneficio un 45,7% inferior, hasta los 20,5 millones.

El Corte Inglés no publica cifras económicas de sus ventas por internet, pero sí indica que el número de usuarios registrados creció un 19% el pasado ejercicio, hasta 4,2 millones; el de visitas, un 13%, hasta 155 millones, y que el número de pedidos (sin cuantificar cifra ni volumen total) se duplicó. El grupo vende también en Reino Unido, Irlanda, Francia y Holanda a través de su web internacional.

El ejercicio 2013, cargado de novedades

En cuanto a la financiera, el 2013 es el último ejercicio en el que todo su beneficio pasa a las arcas de El Corte Inglés, ya que Santander compró el 51% de sus acciones, y desde 2014 se repartirá el resultado entre los dos socios. La división de tarjetas y compras a plazos rebajó el año pasado su beneficio más del 22%, hasta 32,8 millones, ante la subida de previsiones tras la exigencia del Banco de España para el sector financiero, que le llevó a aumentar su cobertura al 100% del crédito dudoso. Los ingresos ascendieron el 9,9%, hasta los 185,1 millones. La morosidad se redujo del 10,96% al 10,23% y el volumen de crédito otorgado aumentó más del 5,8%.

Además de la alianza con el Santander, el ejercicio de 2013 ha estado marcado por distintas novedades. Comenzó con la presentación de resultados del ejercicio anterior, a finales de agosto de 2013, cuando anunciaron el nombramiento de Dimas Gimeno, sobrino de Isidoro Álvarez, como nuevo director general. Además, se ha producido la primera emisión de bonos del grupo. A través de la financiera, el grupo emitió 600 millones de deuda a dos años que colocó en a través de la Bolsa irlandesa entre inversores institucionales. Además, también cerró con la banca la refinanciación de 4.900 millones de euros de deuda a ocho años.

En cuanto a su estrategia interna, ha variado su sistema de compra a proveedores (uniendo en una sola central de compras a distintas filiales, por ejemplo), los cambios introducidos en la retribución por comisiones a los trabajadores o con la introducción de marcas y categorías nuevas y cambios en su política de precios en el área de alimentación.

Más información