Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Corte Inglés refinancia 4.900 millones de deuda a ocho años con 27 bancos

El grupo da por cerrado su proceso de reordenación financiera

El Corte Inglés despeja su horizonte financiero hasta 2021. El grupo de distribución español puso en marcha hace unos meses la reestructuración de su deuda financiera que culminó ayer con la firma de un préstamo sindicado de 4.909 millones a un plazo de ocho años de las 27 entidades bancarias con las que se financia El Corte Inglés, lideradas por el Banco Santander. El grupo ya había anunciado en agosto un acuerdo con los principales bancos acreedores

El préstamo “asegura las necesidades de financiación del grupo”, según un comunicado difundido por la empresa, que subraya que “el grupo consigue una mayor flexibilidad y una mejora de su estructura financiera en cuanto a costes y plazos”. Aunque la empresa no facilitó el coste, fuentes del mercado lo situaron en un diferencial medio de unos 300 a 350 puntos básicos sobre euríbor, lo que sitúa el coste entre el 3,5% y el 4%. No obstante, las mismas fuentes precisaron que el diferencial varía en función de ciertos hitos de amortización de deuda y de los diferentes tramos en que se estructura el préstamo.

El grupo presidido por Isidoro Álvarez se ha comprometido a pagar 600 millones antes de finales de 2016, pero casi está ya en disposición de afrontar ese pago con los 320 millones obtenidos por la venta de activos (participaciones en IAG e Inversis y algunos inmuebles) y los 280 millones que ingresará con la venta del 51% de Financiera El Corte Inglés al Santander (incluyendo un dividendo extraordinario de 140 millones).

El grupo, que facturó más de 14.500 millones el pasado año y tiene 7.400 millones de fondos propios, ha puesto como garantía del préstamo algunos de los edificios de su patrimonio inmobiliario, que está valorado en más de 18.000 millones, según una tasación reciente de TINSA.

Tras la firma de este préstamo sindicado y la emisión de 600 millones de euros de bonos con calificación crediticia AA por parte de su financiera, da por concluido su proceso de reordenación financiera.