Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Estado inicia su salida de Bankia y vende un 7,5% a grandes fondos

Coloca entre grandes inversores acciones con un valor de mercado de 1.365 millones de euros

En lo que va de año la entidad se ha revalorizado en Bolsa un 28,5%

Ampliar foto
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.

El Estado ha anunciado este jueves que ultima la colocación de un primer paquete de acciones de la nacionalizada Bankia, equivalente al 7,5% del capital, que venderá entre grandes inversores institucionales. El cierre de esta colocación está previsto para este viernes, según la nota enviada a la CNMV. Deutsche Bank, Morgan Stanley y UBS son las entidades elegidas para llevar a cabo la venta. El paquete está formado por 863,8 millones de acciones que al cierre de ayer tenían un valor de 1.365 millones. Bankia está valorada en Bolsa en 18.200 millones. Esta cifra supone que tiene el mismo valor que el Popular y el Sabadell juntos y solo 4.000 millones menos que Caixabank.

Han pasado 21 meses desde que el Gobierno colocó a José Ignacio Goirigolzarri al frente de Bankia en lugar de Rodrigo Rato. Llegó con 22.242 millones prestados por Europa a cargo de los contribuyentes españoles. Con este dinero redujo la plantilla en unos 5.000 trabajadores, cerró más de 1.200 oficinas, reconstruyó todos los órganos de gobierno y trató de motivar a la plantilla y recuperar el valor de una marca que estaba por los suelos.

Superada esta fase inicial de reconstrucción, con el barco otra vez en la superficie, el Estado ha iniciado este jueves el camino de vuelta, la salida del capital de Bankia. Esta es la primera buena noticia que genera una entidad nacionalizada. Aunque se ha vendido un paquete pequeño y queda lo más importante por delante, está claro que se ha dado valor a una entidad pública. Hasta ahora, todas las ventas han sido a pérdidas, entre las que destaca Novagalicia Banco, donde los contribuyentes perdieron 8.000 millones.

El Estado no quiere bajar su participación del 50,01% en 2014 por lo que puede colocar un 10,9% más

El FROB, dependiente del Ministerio de Economía, controlaba el 68,4% del capital de Bankia a través de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de la entidad, de la que posee el 100% tras el rescate público. El objetivo del FROB este año es rebajar su presencia en Bankia hasta el 50,01% para conservar la mayoría. El FROB ha aprovechado que en lo que va de año la entidad se ha revalorizado en Bolsa un 28,5%, tras presentar unos beneficios de 608 millones en 2013. Las acciones de Bankia cerraron ayer a 1,58 euros, tras bajar el 0,8%.

Tras la colocación del 7,5%, el Estado todavía tendrá otro 10,9% para sacar al mercado. A mediados de febrero, el FROB anunció la contratación de Goldman Sachs y Rothschild para esta colocación. La estrategia de vender pequeños paquetes es la misma que hizo el Gobierno de Estados Unidos con la aseguradora AIG: se realizaron seis colocaciones y el Gobierno ganó 22.700 millones.

Esta colocación, probablemente esté cerca de 1,5 euros por acción, no garantiza la recuperación de todo el dinero metido en Bankia, pero es una señal de que hay confianza en sus gestores. Según algunos cálculos de expertos, para recuperar todo lo invertido Bankia se debería vender a un precio medio de unos 2,8 euros por acción. Por eso, si ahora se coloca una parte a 1,50 euros, los siguientes paquetes deben venderse a un precio muy superior para que el valor medio esté en 2,8 euros.

El FROB espera vender más caro en futuras ocasiones porque el mercado tendrá más elementos para valorar la gestión del nuevo equipo. Algunos bancos de inversión creen que era mejor esperar más para vender Bankia a precios superiores. El 3 de febrero pasado Goirigolzarri comentó que tras el reenfoque de la entidad, la privatización podría concluirse “en unos dos años”. Señaló que el objetivo de la entidad “tiene que ser recuperar las ayudas públicas”.

Me parece una buena señal en un momento oportuno por el regreso de la confianza de la inversión internacional"

Joaquín Maudos, de la Universidad de Valencia.

“Ahora hay demanda de acciones de Bankia y el mensaje debe ser que será un valor con liquidez, pero colocar muchas acciones hundiría el valor”, ha advertido un analista. Sin embargo, la venta anticipada de paquetes también tiene sus riesgos. El mayor es que Bankia atraviese algún problema en el futuro y su cotización sufra vaivenes. El éxito de esta operación sería que las acciones siguieran una trayectoria alcista. El negocio bancario en España en 2014 no parece muy halagüeño, teniendo en cuenta los bajos márgenes, la escasa concesión de créditos y la subida de la morosidad.

Por otro lado, los expertos han considerado que el gran reto de Bankia “es ver cómo vuela cuando no tenga el auxilio del BCE. La entidad obtiene gran parte de su margen con la colocación con el dinero barato que obtiene de Fráncfort que coloca en deuda pública, al margen de otros subsidios, como la colocación de los activos malos a la Sareb, por lo que recibe ingresos", ha dicho un analista. Por esta razón, es probable que los propios gestores de Bankia no deseen una colocación demasiado acelerada.

Hasta ahora, gran parte de los resultados de Bankia (como otras entidades españolas) se han logrado con el negocio financiero, no con la banca al por menor.

“Me parece una buena señal en un momento oportuno por el regreso de la confianza de la inversión internacional, como se ve no solo con la prima de riesgo sino también en la inversión directa extranjera”, ha explicado Joaquín Maudos, de la Universidad de Valencia. “Además, Bankia colocó deuda hace poco en los mercados, todo un logro para una entidad nacionalizada. Y, de paso, contribuye a devolver parte de las ayudas publicas, algo que no ha sido posible con el resto de entidades nacionalizadas”, ha dicho Maudos.

Más información