Selecciona Edición
Iniciar sesión

La deuda pública española se estabiliza en el arranque del año

El endeudamiento de las Administraciones se reduce en apenas 589 millones en enero para quedarse en 1,069 billones

Oficinas de Ahorro Corporación, que gestiona las subastas del Tesoro. EFE

La deuda pública española bajó en apenas 589 millones en el mes de enero, tras las subidas de los últimos meses del año 2015, y se situó en 1,069 billones de euros, lo que supone alrededor del 99% del PIB, según los datos publicados este jueves por el Banco de España.

En relación al valor del PIB en 2015, 1,081 billones, la ratio de la deuda se queda en el 98,9%, lo que supone superar ya el objetivo fijado por el Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado para todo el año. 2015 fue el primer año de la crisis en que la deuda pública, en términos relativos, cedió un poco (99% frente al 99,3% del PIB en 2014), aunque no en términos absolutos, algo que el Ejecutivo central cree posible este año.

En tasa interanual, la deuda pública aumentó  un 3,3% en enero, por debajo del ritmo de crecimiento observado en diciembre (3,5%), por lo que se mantiene, en términos generales, la trayectoria de desaceleración iniciada en 2013.  El Ejecutivo relaciona el volumen actual de deuda con el déficit público, los mecanismos de pago a proveedores y de ayuda a las comunidades autónomas, la recapitalización del sector financiero y la contribución española a los programas de rescate de Irlanda, Portugal y Grecia.

A medio y largo plazo

El grueso de la deuda en manos de las administraciones públicas se encuentra en valores a medio y largo plazo, que suponen más de dos tercios de la deuda total y explican la mayor parte de la reducción del endeudamiento público en valores absolutos en el primer mes del año.

Estos préstamos descendieron en 2.659 millones de euros respecto al cierre de 2015, hasta los 793.169 millones de euros. La deuda pública en valores a corto plazo también descendió en enero en 103 millones de euros, hasta alcanzar los 80.695 millones.  Por su parte, los créditos no comerciales y el resto de préstamos crecieron en 2.173 millones de euros respecto al cierre del año pasado, hasta los 195.826 millones de euros.