Germanwings, una de las aerolíneas con mayor crecimiento en España

La filial de bajo coste de Lufthansa transportó 1,9 millones de pasajeros en España en 2014

 VÍDEO: ATLAS

Germanwings, la compañía cuyo vuelo de Barcelona a Düsseldorf ha sufrido un accidente este martes, es una de las aerolíneas de mayor crecimiento en España. La compañía es la filial de bajo coste del grupo alemán Lufthansa, fue creada en 1997 y opera vuelos regulares desde 2002. Lufthansa le ha ido transfiriendo a su socia low cost buena parte de sus vuelos de corto y medio radio, especialmente en los tres últimos años. En 2014, Germanwings transportó 1,9 millones de pasajeros en España, según las estadísticas de AENA, lo que supuso un crecimiento del 67,9%, el mayor entre las 20 primeras compañías por número de pasajeros en España.

Las acciones de Lufthansa, que cotizaban en 14 euros antes de conocerse el accidente, tras las primeras informaciones del siniestro comenzaron a caer. Llegaron incluso a perder el 6%, pero a lo largo de la jornada han moderado las pérdidas y han terminado con un descenso del 1,56% en el mercado alemán, hasta los 13,56 euros. Los títulos de Airbus, el fabricante del avión accidentado, también caían por la mañana, pero han finalizado la sesión en verde, con un alza del 0,52%. 

Con sus 1,9 millones de pasajeros en España, Germanwings se convirtió en la vigésima compañía que más viajeros transportó desde o hacia aeropuertos de la red de AENA en 2014. La filial de bajo coste de Lufthansa ofrece vuelos actualmente a ocho ciudades de España —Barcelona, Madrid, Valencia, Ibiza, Bilbao, Málaga, Jerez de la Frontera y Palma de Mallorca—. España es el tercer país con más frecuencias de Germanwings, solo superado por Alemania e Italia. En el aeropuerto de Barcelona-El Prat, desde donde salió esta mañana el avión accidentado, registraron 523.653 pasajeros el año pasado.

La flota de Germanwings cuenta con 80 aviones con una antigüedad media de 12,5 años

La flota de Germanwings cuenta con algo más de 80 aviones. Cuenta con aeronaves Airbus de los modelos A319, A320 y A330, así como con el avión Bombardier CRJ900 NextGen. La antigüedad media de los aparatos es de unos 13 años. Sin embargo, el avión del accidente es de los más antiguos: según la web especializada Flightradar24 la aeronave A320 siniestrada lleva la matrícula D-AIPX, fue entregada por el fabricante en noviembre de 1990 y entró en servicio en 1991. Es decir, que tenía más de 24 años.

En concreto, el avión del accidente comenzó volando con Lufthansa el 5 de febrero de 1991, pasó a manos de Germanwings en julio de 2003. Volvió a operar para Lufthansa en verano de 2004 y, finalmente, pasó de nuevo a formar parte de la flota de Germanwings en enero del 2014, según recoge la página especializada en aeronáutica Plannespotters.

Los trayectos cortos de Lufthansa

A finales del año 2012, Lufthansa anunció oficialmente el traspaso de sus rutas europeas a Germanwings, excepto todas aquellas rutas operadas desde el aeropuerto de Fráncfort y el aeropuerto de Múnich, sus dos hubs o centros de interconexión. Para ello, las dos compañías elaboraron un ambicioso plan que comenzó a hacerse efectivo en diciembre de 2012.

En marzo del 2013, Germanwings, que tiene base en Colonia, comenzó a operar algunas rutas de Lufthansa desde el aeropuerto de Hamburgo, abriendo así su sexta base de operaciones dentro de Alemania y ofreciendo también nuevas rutas que Lufthansa no operaba desde este aeropuerto. Se fue extendiendo a más aeropuertos y el 3 de diciembre de 2014, Lufthansa presentó su nuevo concepto de vuelos de bajo coste, que pasa por la comercialización conjunta de sus dos aerolíneas de bajo coste bajo el único nombre de Eurowings. Germanwings pasará de esta manera a operar vuelos para Eurowings a partir del otoño de 2015.

La creación de Germanwings provocó conflictos laborales en Lufthansa, algo parecido a lo que ocurrió con Iberia e Iberia Express. Cuando Lufthansa cedió parte de sus rutas europeas a Germanwings desató importantes conflictos laborales que se han recrudecido en el último año.

El detonante de la última tanda de paros de Lufthansa —la semana pasada se cancelaron cientos de vuelos por paros entre los pilotos durante cuatro días— fue el cambio en la edad de retirada de los jóvenes pilotos de la aerolínea. Hasta ahora, los comandantes podían acogerse a bajas incentivadas —una especie de prejubilaciones con el 60% del sueldo base— a los 55 años, pero la matriz pretende incrementar hasta 61 este límite de edad para las nuevas contrataciones.

Más información