Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Muere Emilio Botín

Muere Emilio Botín

Su hija Ana Botín le sustituirá como presidenta de la entidad financiera

El funeral se oficiará el sábado por la tarde en la Catedral de la capital cántabra

Ver fotogalería
Emilio Botín, en una imagen de archivo.

Emilio Botín, presidente del Banco Santander durante las últimas tres décadas, ha fallecido en Madrid a los 79 años a causa de un ataque al corazón. El consejo de administración de la entidad financiera está reunido para designar al nuevo presidente, según un comunicado enviado por el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Su hija, Ana Botín, le sustituirá como presidenta tras ser elegida por unanimidad por el Consejo.

La nota del Santander que confirmaba el fallecimiento estaba fechada en Boadilla del Monte (Madrid) y fue difundida a las 8.45 (hora peninsular española). Los restos mortales del banquero están siendo trasladados a su ciudad natal, Santander, donde el sábado se celebrará el funeral, informaron en fuentes de la entidad. El acto se oficiará a las 16.30 en la Catedral santanderina, aunque el deseo de la familia era realizar la ceremonia religiosa en la parroquia de Santa Lucía, muy próxima a la sede del banco y de la Fundación Botín, pero ya estaba ocupada. Antes, este mismo jueves, Emilio Botín será enterrado en la "más estricta intimidad" por deseo expreso de la familia en el Panteón familiar en Puente San Miguel, también en Santander.

El banco, que ha agradecido las "innumerables" muestras de cariño y apoyo recibidas, también celebrará un funeral en Madrid, aunque informará de la fecha exacta "en los próximos días".

La nueva presidenta del Santander será Ana Botín, de 53 años y hasta ahora consejera delegada de la filial británica. La comisión de nombramientos la propuso para el cargo y, por la tarde, el consejo de administración la ratificó como presidenta. Tras confirmarse la muerte de Botín, las acciones del grupo han llegado a retroceder un 1,8%, aunque luego han moderado el recorte y han acabado cediendo un 0,6% al cierre en un día en rojo para toda la Bolsa española.

Alfredo Saenz, ex consejero delegado, sale de la casa de Emilio Botín.

Emilio Botín, nacido en 1934, era bisnieto, nieto, sobrino, hijo, hermano y padre de banqueros, aunque él insistía en añadir que era un banquero universal a secas. Entró en la entidad cuando tenía 24 años, en 1958, y no dejó de trabajar desde entonces. En 1960 se incorporó al consejo de administración y ascendió a la presidencia en 1986. En 2007, cambió los estatutos del banco para no jubilarse a los 72 años, tal y como preveía el reglamento de la entidad. Ha sido uno de los pocos gestores financieros que además de asumir la presidencia de la entidad, era su principal ejecutivo y máximo accionista, lo que revelaba su condición de hombre de acción.

Bajo su dirección, convirtió al Santander (la entidad es accionista de Prisa, el grupo editor de EL PAÍS, con el 5,38% del capital) en el mayor banco de la zona euro por capitalización bursátil. Fue capaz de crear a partir de un pequeño prestamista local el mayor banco de la eurozona. Para ello, llevó a cabo una política de compras muy agresiva. Dentro de esta expansión, adquirió Banesto, absorbió el Central Hispano y, fuera de España, se hizo con el Abbey, compra que en 2004 supuso la primera gran compra de una empresa española en el mercado británico, y el estadounidense Sovereign Bank. No obstante, ha sido en en Latinoamérica donde el banco había fijado su objetivo, sobre todo en Brasil.

En su currículo figuran también algunos asuntos con la justicia. Entre ellos, el juicio por las denominadas cesiones de crédito, instrumentos financieros opacos al fisco que el Santander ofrecía a sus clientes, y que le hizo subir las escaleras de la Audiencia Nacional. Recientemente también tuvo que regularizar cuentas en Suiza tras su aparición junto a cinco de sus hijos y de su hermano entre los 659 contribuyentes españoles que ocultaron más de 6.000 millones en la filial suiza del banco HSBC, el HSBC Private Bank. Ambos procesos fueron finalmente archivados.

Botín, economista y licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, tenía previsto en su agenda de este miércoles acudir a la presentación en la Ciudad Financiera del Santander de un cuadro de Velázquez, La Educación de la Virgen, restaurado con los fondos del banco. El banquero estaba muy vinculado a la universidad y al ámbito científico, así como al del deporte, donde era muy popular su relación con la Fórmula 1.

El banquero estaba casado con Paloma O'Shea, nombrada marquesa de O'Shea en 2008 por el rey Juan Carlos I. Tenía seis hijos: Ana, Carmen, Emilio, Carolina, Paloma y Francisco Javier.

La muerte del banquero se ha anunciado mientras en el Congreso comenzaba la sesión semanal de control al Gobierno. El presidente Mariano Rajoy, ha mostrado su pesar: "Emilio Botín ha sido un gran embajador de la marca España". "El banco que presidía el señor Botín es el más importante de nuestro país y confío en que tras su fallecimiento las cosas se resuelvan lo mejor posible y siga siendo así", informa A. Díez.

Por su parte, el líder de la oposición y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha manifestado su "tristeza" por el fallecimiento de Botín y ha trasladado su solidaridad a los familiares y personas cercanas: "Un abrazo a su familia y a sus seres queridos en estos momentos duros".

Mientras, el presidente del BBVA, Francisco González, ha expresado en declaración a Europa Press: "Quiero transmitir en nombre de BBVA nuestro pésame por el fallecimiento de Emilio Botín. Lamentamos su pérdida y nos sumamos al dolor de su familia y del Grupo Santander en estos momentos".

El Banco de España ha enviado una nota en la que lamenta la repentina muerte del banquero, que considera “una figura excepcional en el sistema financiero internacional”. El organismo recuerda que, durante su presidencia, el Santander emprendió una política de expansión y diversificación dentro y fuera de España que ha llevado a la entidad a ser, por su volumen de activos, "el primer banco español y una de las mayores entidades del mundo, con una muy destacada presencia en, entre otros países, Reino Unido, Brasil, México, EE UU, Portugal y Chile”.

Más información