Selecciona Edición
Iniciar sesión
Jornadas de telecomunicaciones de la UIMP

Alierta y Colao piden a la UE que acabe con los monopolios de Internet

El presidente de Telefónica dice que la normativa europea es obsoleta y asimétrica

César Alierta saluda a José Manuel Soria en presencia de Vittorio Colao. EFE

Rivales acérrimos en decenas de países pero unidos en un frente común: la lucha por acabar con los privilegios normativos y fiscales de los que, en su opinión, gozan las empresas de Internet. El presidente de Telefónica, César Alierta, y el consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao, aprovecharon este lunes su coincidencia en los cursos de la UIMP en Santander para reclamar a la Unión Europea que imponga una regulación a empresas como Google, Apple o Facebook similar a la que sufren las operadoras.

Alierta fue más expresivo y pidió a la nueva Comisión Europea que ponga fin a los “monopolios” de los sistemas operativos cerrados, en referencia a Google (Android) y Apple (iOS), aunque no los citó expresamente. “Al comisario europeo de turno le costaría una tarde, dos a lo sumo si tiene mucho trabajo, acabar con los sistemas operativos cerrados”, enfatizó.

El presidente de la multinacional española indicó que mientras Estados Unidos cambió completamente su legislación en 2003 para liberalizarla, en Europa se sigue apostando por una normativa obsoleta y asimétrica que solo regula a las compañías de telecomunicaciones mientras que deja campar libremente a las compañías de Internet que “no respetan ni la privacidad ni la seguridad, y se saben la vida de todos nosotros”. “Los que se han inventado lo de la neutralidad en la red son lo que no tienen neutralidad”, insistió.

Alierta fue especialmente duro con la excomisaria de telecomunicaciones y agenda digital, Viviane Reding, bajo cuyo mandato se impulsaron medidas como las rebajas del roaming, el sobrecargo que cobran las compañías por llamar o recibir llamadas desde el extranjero. “Reding es el mayor desastre que ha tenido Europa. No sabía ni lo que era una red”, señaló el empresario, que expresó su deseo que su sucesora, Neelie Kroes, lo haga mejor.

Reding, actual vicepresidenta de la CE, respondió a Alierta a través de un portavoz, que indicó que “está muy orgullosa de su labor” cuando ocupó el cargo de comisaria de telecomunicaciones, informa Ignacio Fariza.

En la misma línea, el consejero delegado de Vodafone pidió una regulación única que no penalice la inversión y permita a las operadoras ser rentables. “Cómo vas a emprender en Europa si tienes que lidiar con 27 reglamentos. En EE UU tienes 300 millones de consumidores con uno solo”, señaló en el XVIII Encuentro de Telecomunicaciones, organizado por Ametic. “No es justo que Facebook o Whatsapp con 1.000 millones de usuarios no tengan que seguir las mismas reglas que nosotros”, añadió.

Por su parte, el ministro de Industria, José Manuel Soria, confirmó que el traspaso de las frecuencias liberadas de la televisión digital a las operadoras de telefonía móvil (el llamado dividendo digital) se realizará en enero de 2015, como estaba previsto.

Alierta asegura que la excomisaria Reding “ha sido el mayor desastre que le ha ocurrido a Europa”

En el plano corporativo, César Alierta reconoció por primera vez públicamente que quiere abandonar el capital de Telecom Italia y se mostró convencido de que Vivendi aceptará la cláusula opcional incluida en la oferta por su filial brasileña GVT de hacerse con el 8,3% que posee la multinacional española del operador italiano. “No queremos permanecer. Creo que está muy claro. En la oferta a Vivendi le hemos dicho que si quiere le damos las acciones que tenemos de Telecom a su precio adecuado”, indicó, al tiempo que se mostró convencido de que el regulador brasileño no pondrá problemas para autorizar la compra de GVT.

La experiencia de Telefónica en Italia solo le ha reportado pérdidas millonarias, con la acción un 70% por debajo de cuando entró en su capital en 2007. La inversión inicial fue de 2.700 millones aunque ha realizado varios desembolsos posteriormente hasta llegar a acumular un 14,8% del capital, que luego rebajó hasta poco más del 8%. “Nuestro principal problema ha sido que no somos italianos”, dijo tras intervenir en el XVIII Encuentro de Telecomunicaciones en los cursos de la UIMP, organizado por Ametic.

El máximo responsable de Telefónica dejó abierta la puerta a que la operadora opte por utilizar parte de su autocartera, que actualmente asciende a un 1,85% del capital, en el pago a Vivendi en efectivo por GVT, de 4.663 millones que, en principio, debe afrontar con una ampliación de capital.

Más información