Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Estado solo lleva recuperado el 4% de las ayudas directas a la banca

La mitad del capital público inyectado ya se da definitivamente por perdido

El interior de la sede de Bankia. EFE

La reestructuración de la banca española, que ha supuesto el rescate de un tercio del sector, ha supuesto la inyección de dinero público por valor de 61.495 millones de euros desde que comenzaron las primeras intervenciones, en 2009, según el último balance del Banco de España, correspondiente al mes de junio. Hasta ahora, el Estado llevaba recuperados 1.760 millones de euros y, en el mejor de los casos, se embolsará unos 785 por la venta de Catalunya Banc al BBVA, lo que elevaría la cifra total recuperada a unos 2.500 millones, el 4% del total.

Esta cifra afecta solo a las ayudas en forma de capital, no incluye avales y garantías, y sería provisional, porque puede quedar afectada por las pérdidas en la otra gran pata de las ayudas, las garantías. De hecho, las pérdidas que se esperan por este concepto en el caso de Catalunya Banc dejan en prácticamente cero lo que se prevé recuperar con la venta.

Estos casi 65.500 millones de euros contabilizados por el Banco de España incluye también 7.942 millones por las aportaciones realizadas a cabo por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que está nutrido por aportaciones bancarias y por tanto no es dinero público, pero el organismo los suma siguiendo criterios europeos. Si se resta esta partida, las ayudas públicas directas inyectadas en la banca y salidas del bolsillo del contribuyente quedan en 53.553 millones.

Es una incógnita lo que los españoles van a poder recuperar de esta factura, equivalente al 5% del PIB, pero sí se conoce la cantidad que ya está perdida de forma irremisible y es la mitad: unos 26.000 millones. En esta cantidad figura el coste de la subasta de Catalunya Banc (el Estado pierde casi 12.000 millones), 5.498 por Banco de Valencia (ahora perteneciente a Caixabank), 245 por Banco Gallego (absorbido por Sabadell) y unos 8.300 por la gallega NCG Banco.

La cifra engordará a cuenta de las entidades rescatadas pendientes de privatización. BFA-Bankia, por ejemplo, recibió 22.424 millones a través del fondo de rescate (el FROB) y este organismo tiene ahora valorada su participación en la entidad en 9.492 millones, lo que ahora mismo situaría la pérdida en unos 13.000 millones. El Banco Mare Nostrum está valorado en 1.414 millones, frente a las ayudas de 1.645 millones.

De momento, la venta de un 7,5% de Bankia en Bolsa, ha reportado 1.300 millones a su matriz BFA, pero no se lo ha embolsado el FROB.

En los 1.760 millones que el Estado sí ha recuperado figuran 977 millones de la devolución de Caixabank cuando se hizo con Banca Cívica, otros 712 millones con la venta de la gallega NCG y otros 71 millones por una venta de capital realizada por esta entidad en 2012.

Pero el Estado ha avalado emisiones de deuda por valor de 32.086 millones de euros que las entidades llevaron a cabo entre 2009 y 2010. Así, las ayudas públicas comprometidas superan los 100.000 millones. De momento, el Estado ya lleva provisionados 1.074 millones por garantías otorgadas al Banco de Valencia (958), Banco Gallego (103,8), NCG (348) y Garantías del FGD (25). Además, el FROB también tiene aportados 2.192 millones al capital de la Sareb, cuando la participación del fondo de rescate está valorada en libros en solo 541 millones.

Más información