Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Iberia plantea un nuevo ERE voluntario para hasta 1.581 trabajadores más

La empresa comunica su "intención de iniciar un periodo de consulta" sobre los despidos

Aviones de Iberia, en la pista de Barajas. Bloomberg

Iberia ha informado hoy a los trabajadores y los sindicatos de que tiene "intención de iniciar un periodo de consulta en relación a un proceso de despidos colectivos, que supone una reducción de plantilla de hasta 1.581 personas", según ha comunicado al regulador bursátil. La aerolínea, que está actualmente aplicando el expediente de regulación de empleo (ERE) para 3.141 personas que puso en marcha en 2013, iniciará así la negociación de otro ERE, en este caso, voluntario.

La aerolínea realizó un plan de despidos en 2013 que afectó a más de 3.100 empleados

Un portavoz la compañía española, que forma parte del conglomerado IAG junto a British Airways, ha insistido en que se tratará de un proceso "voluntario" y que ya había sido discutido con los sindicatos. "Esta opción fue discutida como parte de las negociaciones de los convenios colectivos con los sindicatos de la aerolínea el pasado mes de abril", señalan también a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Aunque el objetivo máximo es lograr 1.581 bajas, la compañía ha explicado que el número definitivo de afectados por el ERE voluntario dependerá cuántas personas quieran sumarse a las condiciones que ofrecerá la aerolínea, que incluirá prejubilaciones, recolocaciones diferidas y bajas incentivadas. Todavía no se han establecido las condiciones ya que, según señala la empresa, ahora se inicia el periodo de consultas, deberá constituirse la mesa de negociación y habrá 30 días para acordar las indemnizaciones y otros incentivos.

La antigua compañía de bandera española lleva años adelgazando su plantilla. En 2012, cuando anunció su intención de despedir a 4.500 empleados, abrió una batalla interna por uno de los ajustes laborales más duros de la historia de España. Tras un duro conflicto laboral con varias jornadas de huelga, finalmente, el expediente de regulación de empleo que aplicó alcanzó a 3.141 personas, entre plantilla de tierra, de cabina y pilotos. Tres cuartas partes de los afectados ya han dejado la empresa, que pactó que las salidas fueran escalonadas.

El nuevo proceso de despidos voluntarios, según Iberia, "forma parte del continuo plan de transformación de Iberia cuyo objetivo es introducir cambios estructurales permanentes en todas las áreas del negocio de la compañía, con el fin de que pueda crecer de forma rentable en el futuro".

Iberia logró el primer trimestre del año mejorar sus cuentas tras el agresivo ajuste del año pasado. Las pérdidas se redujeron a la mitad, hasta los 111 millones de euros. El conjunto del grupo IAG registró unas pérdidas operativas de 150 millones de euros frente a un saldo negativo de 589 millones de euros (278 millones excluyendo extraordinarios) en el mismo periodo de 2013.

"Se verá cual es el excedente"

A mediados de junio, el presidente ejecutivo de Iberia, Luis Gallego avanzó que la negociación se iniciaría próximamente, aunque evitó entonces evaluar el excedente de una plantilla que se aproxima a los 18.500 trabajadores, tras el recorte de 3.141 empleos (el 16% de la plantilla) ya efectuado por el acuerdo de mediación.

Con la mediación, el nuevo ERE, las medidas de productividad y el posible crecimiento que planea la aerolínea "se verá cual es el excedente", dijo el ejecutivo entonces. "Iberia cuenta con un mayor número de empleados por avión que sus competidores por ello vamos a seguir negociando un nuevo ERE para tener una plantilla más ajustada al tamaño de flota que ahora tenemos", dijo entonces.

No obstante, según explica Europa Press, de los 1.581 bajas voluntarias ahora planteadas quedan excluidos los trabajadores del personal de mantenimiento y handling, a la espera del concurso convocado por Aena para las licencias en 43 aeropuertos por cuyos tres lotes pujará Iberia, ya que que si la aerolínea no resulta adjudicataria traspasará la plantilla por subrogación al ganador, tal y como recoge el convenio del sector. La aerolínea, que controla este mercado, presta servicio de asistencia a pasajeros, rampa y carga en 41 aeropuertos, con 7.500 trabajadores, confía en su oferta por estos concursos.