Iberia anuncia un recorte de 4.500 empleos, el 22% de la plantilla

UGT, CC OO y Sepla rechazan el plan, que incluye también rebajas salariales de hasta el 35%

La compañía reducirá un 15% su capacidad para centrarse en las líneas rentables

Iberia lo justifica en que pierde 1,7 millones de euros al día

Foto: LUIS SEVILLANO / Vídeo: ATLAS

Iberia se enfrenta a uno de los ajustes laborales más duros de la historia de España. IAG, el holding que agrupa a la aerolínea española y British Airways tras su fusión en 2011, anunció este viernes una reducción de 4.500 puestos de trabajo, un cuarto de la plantilla, y una fuerte rebaja salarial para sacarla de las pérdidas. “Iberia está luchando por su supervivencia”, advirtió el consejero delegado de la empresa, Rafael Sánchez-Lozano, tras anunciar pérdidas récord. Los sindicatos rechazaron la propuesta y amenazaron con “una respuesta radical”.

La crisis económica española y europea, que se ha traducido en una caída del tráfico aéreo, la competencia cada vez más feroz de las aerolíneas de bajo coste y la escalada del precio de los carburantes han afectado también al grupo IAG —el tercero del sector en Europa tras Air France-KLM y Lufthansa—, arrastrado principalmente por su división española. “Nuestros problemas son estructurales y anteriores a la situación actual del país”, indicó Sánchez-Lozano en un comunicado. La aerolínea española pierde 1,7 millones de euros diarios. Además, tiene que hacer frente a rivales cada vez más fuertes en América Latina, uno de sus destinos estrella. Los números rojos afectan a todos los mercados, según la empresa.

La salvación de Iberia prometida por la cúpula se hará a través de un duro ajuste. Además de la reducción del 22,5% de la plantilla (en la actualidad, unos 20.000 empleados), que quiere hacer aprovechando la reforma laboral con indemnizaciones máximas de un año de salario, la aerolínea plantea rebajas de sueldo del 25% al 35% para la plantilla que siga en la compañía, recortará un 15% sus vuelos en 2013 “para centrarse en las rutas rentables” y prescindirá de 25 aviones, 5 de largo radio y el resto de corto. Además, se suspenderán ciertas actividades de mantenimiento y handling deficitarias.

Se trata de uno de los mayores recortes de empleo de la historia de España

Con estas medidas, Iberia espera detener el deterioro de caja a mediados de 2013 (destrucción de 468 millones en lo que va de año) y mejorar sus resultados operativos en 600 millones de aquí a 2015. En los primeros nueve meses del año, las pérdidas fueron de 262 millones, frente al beneficio operativo de 285 millones registrado por la otra pata del holding, British Airways, que sufre menos la caída del tráfico en Europa gracias al impulso que supone el aeropuerto de Heathrow.

La empresa da de plazo a los sindicatos para negociar hasta el 31 de enero. Si no hay acuerdo, la dirección amenaza con un ajuste más drástico. Tras reunirse con representantes de Iberia, los sindicatos UGT, CC OO y Sepla (pilotos) rechazaron la propuesta. “Es un insulto a la inteligencia”, explicó a este diario Manuel Atienza, de UGT. “No se puede negociar nada sobre esta base”, aseguró, “porque significa el desmantelamiento de Iberia”. Los sindicatos exigen que se negocie un “verdadero” plan de viabilidad y, para conseguirlo, se declaran dispuestos a “ejercer cuantas acciones sindicales sean precisas”, incluida la huelga.

Los grandes ajustes

RTVE (1991). Expediente de regulación de empleo (ERE) para 2.000 trabajadores.

Seat (1992). ERE temporal para 11.020 trabajadores.

Iberia (1994). ERE para despedir a 5.220 trabajadores que finalmente se redujo a 3.500 trabajadores menos.

Sintel (1997). La filial de Telefónica presenta un ERE que afecta a 1.411 personas.

Telefónica (2003). ERE para 15.000, reducido al final a 13.900 personas. En la última década, ha habido más ajustes: el último, en 2011, afecta a 6.500 trabajadores.

Iberia (2001). Se reducen 2.515 empleos.

Spanair (2012). ERE para toda la plantilla (2.075).

Canal 9 (2012). ERE para 1.198 trabajadores.

AENA (2012). ERE para 1.600 trabajadores, el 10,6% de la plantilla.

Los 4.500 despidos están lejos de los 7.000 que temían los sindicatos hace unas semanas, pero se trata de uno de los mayores ajustes laborales por volumen presentados en España y el mayor tras la aprobación de la reforma laboral, en junio pasado. La reducción de plantilla afecta a 537 pilotos (uno de cada tres), 932 tripulantes de cabina y 3.030 personas de los servicios en tierra y servicios centrales.

Detrás de la crisis de Iberia, hay más de una teoría. La empresa asegura que, además de la crisis y las low cost, los problemas son estructurales y vienen de lejos, fruto de unos costes inasumibles en el presente. “Durante demasiado tiempo, la estrechez de miras y los intereses de unos pocos han dañado el futuro de muchos”, dijo Willie Walsh, consejero delegado de IAG, para asegurar que pase lo que pase la compañía tomará las decisiones que considere oportunas.

La teoría de los sindicatos es bien distinta. Afirman que desde que British Airways e Iberia se fusionaron la aerolínea española ha ido perdiendo peso y actividad en favor de otras compañías de bajo coste participadas por IAG, como Vueling, y desde marzo pasado Iberia Express, cuya situación legal no se ha aclarado dado que los pilotos han denunciado su ilegalidad y aún no hay una decisión judicial al respecto.

Los analistas aplaudieron los ajustes, al menos en principio. “Es clave la reestructuración de Iberia, que básicamente busca una estructura de costes más eficiente para poder competir con las low cost y hacer rentable negocios que no lo son”, según los analistas del Banco Sabadell. “La determinación de la compañía es firme. La clave es dejar de perder dinero y destruir caja”, concluyen en una nota. Estos expertos calculan que las indemnizaciones por despido rondarán los 300 o 350 millones que, a su juicio, podrían financiarse con la venta de parte del 7,4% en Amadeus.

“Iberia tiene que probar la medicina que ya ha probado British Airways en el pasado”, afirmó el analista del sector John Strickland, de JLS Consulting en Londres, informa Bloomberg. El último conflicto fue hace dos años, cuando los sindicatos que agrupan a los tripulantes de cabina de la aerolínea británica convocaron una huelga contra la decisión de la empresa de reducir los salarios. En los últimos meses también han anunciado ajustes laborales u otras medidas de ahorro Air France-KLM, Lufthansa, Finnair y TAP, entre otras. El sector prevé perder este año en Europa 1.200 millones, tras ganar 1.900 millones en 2010.

Información de servicio: "Ningún pasajero se quedará en tierra"

Álvaro Romero

Todavía es pronto para evaluar cuál será el impacto en los usuarios de los planes de restructuración de Iberia. Pero desde la aerolínea garantizan que, en cualquier caso, no afectará a los clientes.

Según el documento que ha presentado el grupo IAG en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la aerolínea prevé reducir la capacidad en un 15% en 2013 para centrarse en las rutas que ya son rentables o que considera que pueden llegar a serlo. Además, disminuirá la flota en 25 aviones (cinco de largo radio y 20 de corto radio).

No obstante, estas son las líneas maestras del plan y todavía no se ha decidido cuáles serán los vuelos afectados, aunque los candidatos son “las rutas y las frecuencias que registren pérdidas”. A modo de ejemplo de ruta deficitaria, el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, anunció en la conferencia con analistas la conexión entre Madrid y Johanesburgo.

Desde fuentes de la aerolínea garantizan que ningún pasajero que haya adquirido con antelación su billete para las rutas afectadas por la restructuración “se quedará en tierra”. Para ello, la aerolínea puede recurrir a recolocaciones en otras aerolíneas u ofrecer vuelos no directos. Lo que sí afectaría a los pasajeros es una convocatoria de huelga en contra del plan.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Redactora de Economía en EL PAÍS

IMPRESCINDIBLES

El Estado solo recupera el 4% de las ayudas a la banca

Amanda Mars Madrid

La mitad del capital público inyectado ya se da definitivamente por perdido

El BBVA reducirá un 40% los costes de Catalunya Banc

El banco comprador gastará 450 millones en la reestructuración

La caja que se tragó el ladrillo

Lluís Pellicer Barcelona

Caixa Catalunya invirtió más de 4.500 millones en una gran promotora

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana