Los socios del club del millón de euros

Los ejecutivos españoles de empresas cotizadas mejor pagados en 2013 fueron Pablo Isla (Inditex), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola) y César Alierta (Telefónica)

El presidente de Telefónica, César Alierta (izquierda), Francisco González, presidente del BBVA (centro); y Pablo Isla, presidente de Inditex, tres de los ejecutivos mejor pagados del Ibex 35

Son los galácticos del mercado continuo. En los grupos cotizados hay al menos 56 consejeros con una retribución total —sueldo más aportaciones a su pensión— superior al millón de euros. Este selecto club, que tiene en cuenta las nóminas del ejercicio 2013, probablemente tendrá algún otro socio más cuando todas las empresas remitan a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el informe anual de retribuciones, pero los datos registrados hasta ahora ya permiten hacer un retrato bastante aproximado de sus miembros.

Este año, y por primera vez, las sociedades deben remitir al supervisor bursátil un documento homogéneo y mucho más detallado que en ejercicios anteriores sobre las remuneraciones de los miembros del consejo de administración. Esta práctica, que aproxima a España a los países con mejores prácticas de gobierno corporativo, permitirá a los millones de accionistas de estas empresas disponer de más información a la hora de juzgar si el sueldo de los gestores está en linea con la generación de valor que aportan.

El ejecutivo mejor pagado de España en 2013 fue Pablo Isla. El presidente de Inditex recibió 7,9 millones de euros entre sueldo y pensión. Esta cantidad es inferior a los 9,4 millones que ganó en 2012 debido a que entonces devengó 1,33 millones de un incentivo a largo plazo. El segundo puesto es para el presidente de Iberdrola. Ignacio Sánchez Galán recibió una remuneración de 7,4 millones (el año anterior ganó 9,2 millones al sumar 1,6 millones a su plan de jubilación). Cierra el pódium de los mejor pagados César Alierta. El máximo ejecutivo de Telefónica se embolsó 7,3 millones entre sueldo y pensión.

En la parte alta de la escala salarial del mercado continuo —retribuciones superiores a los cinco millones— figuran Javier Marín (Banco Santander) con 6,35 millones; Willie Walsh (IAG) con 6,05 millones; Antonio Brufau (Repsol), con 5,4 millones; Rafael del Pino e Íñigo Meirás (Ferrovial) con 5,3 millones cada uno; y Francisco González (BBVA) con 5,1 millones. Los sueldos de los presidentes de ACS —Florentino Pérez— y de Acciona —José Manuel Entrecanales— todavía no son públicos, pero teniendo en cuenta la remuneración que percibieron en 2012, probablemente se sitúen en la parte alta del escalafón salarial.

Las compañías que más miembros tienen en el club del millón de euros son Banco Santander (cinco ejecutivos) y Telefónica (cuatro). La entidad financiera aporta, además de su consejero delegado, a Ana Patricia Botín (4,8 millones), Matías R. Inciarte (4,7 millones), Juan R. Inciarte (3,4 millones) y Emilio Botín (3,05 millones). Por su parte, Telefónica tiene, además de su presidente, a José María Álvarez-Pallete (4,23 millones), Santiago Fernández Valbuena (2,9 millones) y Eva Castillo (2,1 millones).

Los consejeros del Ibex ganaron un 8% menos; los altos directivos un 4,5% más

En el gotta salarial de la Bolsa también figuran consejeros de grupos que no están en el Ibex 35. Destacan los casos del presidente y del consejero delegado de Abengoa, Felipe Benjumea y Manuel Sánchez Ortega, con un sueldo de 4,4 millones cada uno. Otro ejemplo es Fernando Azaola, presidente de Elecnor, cuya retribución fue de 3 millones.

En 2013 los consejos de administración del Ibex 35 recibieron una retribución conjunta de 239,7 millones, un 8,6% menos, debido a las fuertes indemnizaciones que se pagaron en 2012. Por su parte, los altos directivos ganaron 345 millones, un 4,5% más. De media, los miembros de la alta dirección del selectivo fueron retribuidos con 812.533 euros. Esto quiere decir que muchos de estos profesionales tendrían hueco en el club del millón (el informe de retribuciones no exige que sus salarios se publiquen de forma individualizada). De media, los altos directivos del Santander ganaron cuatro millones, los de Telefónica dos millones, mientras que los de Ferrovial recibieron 1,47 millones, los de Repsol 1,43 millones y los del BBVA 1,37 millones.

Más información