Galán gana 7,4 millones entre sueldo y acciones al frente de Iberdrola en 2013

El presidente de la eléctrica cobra 1,2 millones en títulos, 2,25 millones de salario y 3,1 de bonus

La empresa establece un plan de incentivos de casi 90 millones de euros para 350 directivos

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. EFE

El presidente y consejero delegado de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, recibió una compensación total de 7,4 millones en 2013. Esta retribución se compuso de las siguientes partidas: 2,25 millones en sueldo fijo, 3,14 millones en retribución variable, entrega de acciones valoradas en 1,28 millones, 567.000 euros como remuneración fija por su pertenencia al Consejo; 140.000 euros en dietas y 61.000 euros por otros conceptos. La remuneración del primer ejecutivo de la eléctrica el pasado año fue un 19% inferior a la de 2012, debido básicamente a la ausencia de aportaciones al plan de pensiones.

El segundo consejero mejor pagado de la eléctrica fue el director general, José Luis San Pedro, con una compensación total de 2,13 millones, según el informe de retribuciones enviado este viernes a la CNMV. El conjunto del Consejo de Administración ganó 14,84 millones en 2013, ligeramente por encima de los 14,53 millones que percibió en el ejercicio anterior. Por su parte, la retribución agregada de los miembros de la alta dirección creció un 16,3%, pasando de 6,54 millones a 7,61 millones. Iberdrola sufrió en 2013 una caída del 7% en su beneficio neto, circunstancia que atribuyó a la reforma eléctrica. La compañía ha avisado de que en 2014 su beneficio caerá otro 10%. Esto no afectará a los sueldos de la cúpula: el comité de retribuciones ha aprobado mantener el sueldo fijo y variable del presidente.

Por otra parte, el Consejo de Administración ha propuesto a la junta de accionistas la aprobación de un bono estratégico para el periodo 2014-2016 como incentivo a largo plazo para los directivos del grupo y vinculado al cumplimiento de determinados objetivos. Los beneficiados de este programa serán un máximo de 350 personas, incluyendo a los consejeros ejecutivos. El número máximo de acciones a entregar será de 19 millones, equivalentes al 0,3% del capital social. Esto significa que, con la cotización actual de los títulos de Iberdrola, el bono a repartir está valorado en casi 90 millones de euros. El número de acciones asignadas a los consejeros ejecutivos (Sánchez Galán y San Pedro) es de 2,2 millones, con un valor actual superior a los 10 millones de euros. El periodo de liquidación del programa será entre 2017 y 2019 y los criterios para hacerlo efectivo serán el beneficio neto, la evolución de la acción y la solidez financiera de la compañía.