Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blackberry se dispara en Bolsa por los rumores sobre su compra

Medios estadounidenses aseguran que Amazon y una alianza de Microsoft y Nokia luchan por hacerse con la firma

Los títulos de Research In Motion, la compañía que fabrica los dispositivos Blackberry, han resucitado en el mercado electrónico de EE UU con un fuerte repunte de casi el 10%, alimentados por informaciones de posibles pretendientes para su negocio, entre los que se citan al portal Amazon y a una posible alianza de Microsoft y Nokia. La firma canadiense atraviesa por serias dificultades por la acumulación de reveses con sus últimos productos, lo que hizo que esta semana sus acciones marcaran un nuevo mínimo anual.

Primero fue la agencia Reuters la que aseguró que Research In Motion había rechazado una oferta de compra de Amazon, el servicio de venta por internet. La misma fuente también citaba que había más compañías interesadas en la firma canadiense, cuyo interés estriba principalmente en que tiene su propio sistema operativo para tabletas y móviles y acumula una gran cantidad de patentes. Según Reuters, de momento el fabricante de Blackberry se había resistido a la propuesta de compra y prefería encarar su difícil situación sola, aunque sí que discutía estrechar lazos comerciales con Amazon.

Más tarde el diario económico Wall Street Journal ha añadido que Microsoft y Nokia también habían estado considerando hacer una oferta conjunta por el fabricante de la Blackberry.

El interés por RIM que parece que está demostrando Amazon (la mayor firma de comercio electrónico, con unas ventas de 9.910 millones de dólares en el segundo trimestre de este año) parte de la constatación de que la empresa de Seattle no gana dinero solo vendiendo libros por internet. La infraestructura de transmisión de datos es el departamento que más crece en sus negocios, por ejemplo con nuevos servicios de visionado de contenidos audiovisuales. La fortaleza de Amazon está en que controla la infraestructura que permite mover los contenidos por la red. Es, de hecho, una de las pioneras en la computación en la nube (cloud computing), donde los gurús en tecnología anticipan que se va a librar la próxima batalla por los ingresos. En marzo lanzó Cloud Drive, un servicio que permite al usuario almacenar música y archivos en sus servidores para acceder a los contenidos desde el ordenador, el teléfono móvil o cualquier otro dispositivo electrónico. Además, hace poco estrenó un diseño de su web que busca poner más énfasis en los productos digitales, como los libros electrónicos -que comercializa a través de su plataforma Kindle-, juegos virtuales y aplicaciones. En este contexto, la aportación de RIM podría resultar desequilibrante.

Los mercados han vivido en los últimos meses movimientos similares, consecuencia de la necesidad para las tecnológicas de acumular patentes sobre las que seguir innovando. En agosto Google anunció la compra de Motorola Mobility, también fabricante de móviles, con la que se dotaba de capacidad para fabricar sus propios dispositivos y conseguir así parecerse a Apple, el rival a batir, y accede a sus miles de patentes. La operación se tasó en 12.500 millones de dólares (8.700 millones de euros).