Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La quiebra de una aerolínea

Air Comet contradice a Fomento y asegura que no hubo posibilidad de cierre ordenado

Ecuador presenta una demanda contra Air Comet "por estafa".- El Gobierno fleta otro vuelo a Lima para los que se quedaron ayer en tierra y traslada a 1.100 viajeros

Air Comet ha salido este jueves al paso de las declaraciones de la secretaria de Estado de Transporte, Concepción Gutiérrez, y ha negado que la compañía rechazara la posibilidad de un cierre ordenado que le permitía volar hasta el 10 de enero bajo la condición de no seguir vendiendo billetes. En un comunicado, la aerolínea asegura que "la sentencia era de ejecución inmediata, sin dejar margen a ningún aplazamiento, como aseguraron tanto la asesoría jurídica propia como la Abogacía del Estado consultada al efecto".

Según la aerolínea de Gerardo Díaz Ferrán, también presidente de la CEOE, el banco alemán al que adeuda el alquiler de los aviones, el Nord Bank, no accedió a ninguna conversación, "ni siquiera por teléfono, para formular una propuesta que no fuera la de ejecución inmediata de la sentencia del juez británico", tal y como el miércoles defendió en rueda de prensa el propio Díaz Ferrán. En todo caso, el cierre podría haberse retrasado hasta el 5 de enero y nunca hasta el 10, siempre y cuando se pagaran de inmediato 25 millones de dólares, deuda más costas, "cuando se sabía que la compañía no tenía ese dinero".

"Esto me lleva a preguntarme si hace la misma recomedación para el resto de empresas de su grupo", ha afirmado la secretaria de Estado

Además, añade la nota, "tampoco se tenía en cuenta la actitud que podrían adoptar los trabajadores ante un cierre seguro aunque aplazado unos días".

La secretaria de Estado de Transporte, Concepción Gutiérrez, había asegurado en rueda de prensa que uno de los argumentos que empleó el jefe de la patronal para rechazar el retraso del cierre de Air Comet fue que necesitaba el dinero del primer plazo de pago de Arnold Leonora, con quien había firmado un preacuerdo para comprar la aerolínea, y que vencía el 21 de diciembre. Gutiérrez ha añadido que el Gobierno consiguió esta prórroga con el Nord Bank después de que la propia aerolínea le pidiera su intervención, pero que, tras conseguirla, Air Comet la rechazó porque alegó que "no tenía dinero para pagar el combustible de los aviones".

Por todo ello, Gutiérrez ha afirmado que el departamento que dirige José Blanco va "a repercutir hasta el último céntimo del dispositivo a Air Comet", por lo que se presentará como parte afectada en el concurso de acreedores que presente, y ha preguntado a Díaz Ferrán si la recomendación de no volar con su aerolínea se extiende al resto de empresas del Grupo Marsans. Asimismo, la secretaria de Estado ha confirmado la apertura de un expediente por el abandono de sus obligaciones contractuales con los pasajeros que puede alcanzar hasta los 4,5 millones de euros.

Ecuador demanda a Air Comet

La Secretaría Nacional del Migrante de Ecuador ha anunciado que presentará una demanda "por estafa" contra la aerolínea española Air Comet y solicitará que se adopten medidas cautelares.

"Vamos a presentar una denuncia por estafa en contra de Air Comet y su representante legal en Ecuador. Tenemos información de que ese representante legal en Ecuador fue el señor Germánico Maya", dijo en rueda de prensa Alexis Rivas, encargado de la Secretaría Nacional del Migrante, con rango de Ministerio.

1.100 pasajeros transportados

Sobre el traslado de los 7.000 viajeros que el cierre de Air Comet ha dejado en tierra, Gutiérrez ha confirmado que Fomento ha fletado un quinto vuelo, este con destino a Lima, para trasladar a los afectados que no pudieron volar ayer porque no había plaza para todos los que tenían billete a la capital peruana.

Según sus cálculos, hasta las 09.00 de este jueves se habían transportado 969 personas en los aviones fletados por el Gobierno hacia Buenos Aires, Lima y Bogotá con Iberia, Pullmantur e Iberworld, todos operados bajo la enseña de la primera de ellas. Además, a estos había que añadir otros 126 pasajeros más que han sido reubicados en vuelos regulares de Iberia y de Air Europa, con lo que total de personas que ya han sido atendidas alcanza las 1.095.

El aeropuerto de Madrid-Barajas ha amanecido este jueves más despejado de viajeros de Air Comet, aunque la desinformación sigue siendo la tónica general entre los pasajeros nuevos que van llegando con billetes para vuelos que salen del 26 en adelante. La gran mayoría son inmigrantes de Colombia, Ecuador, Perú, Cuba y Argentina y todos tienen su "pequeño drama" que contar: años sin ver a los hijos "que dejaron allá", algún familiar enfermo, un préstamo que hay devolver...

Además, representantes de asociaciones de inmigrantes de Ecuador, Colombia, Perú y República Dominicana han creado una comisión de apoyo y seguimiento de la situación de los afectados. Según han informado hoy estos colectivos, la comisión denuncia la "irrespnsable actuación" de la presidencia y los directivos de Air-Comet frente a los trabajadores y los usuarios y exige una solución adecuada a los intereses de ciudadanos extranjeros que están en el aeropuerto de Barajas en estas Navidades.