Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empresa familiar: las buenas prácticas de las sociedades cotizadas

Ebay, Microsoft, Starbucks e Inditex destacan por su buen gobierno corporativo, según un estudio

Panel con datos del principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35.
Panel con datos del principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35. EFE

En un mundo cada vez más global, los inversores buscan empresas rentables que cumplan criterios de gobierno corporativo universales, sin importar su origen ni su estructura de capital. Y ahí las empresas familiares cotizadas, según el último informe de Banca March y el IE Business School, lo tienen peor cuando se comparan con las no familiares. “Contar con un consejo eficaz, con los comités adecuados y con una composición equilibrada en cuanto a consejeros independientes, consejeros no ejecutivos y miembros de probada experiencia profesional ayudan a la empresa familiar a mitigar aspectos negativos del control familiar, maximizando su capacidad de crear valor para los accionistas”, concluye el documento.

El principio “una acción, un voto”, también suele ser incómodo para los fundadores de sociedades cuyo objetivo es mantener el control de una empresa por generaciones, y tanto en Europa como en Estados Unidos las sagas familiares han implantado diversos mecanismos para otorgar derechos especiales a los accionistas de control, algo que, por otra parte, el mercado castiga.

Los datos demuestran, además, que tener un mayor porcentaje de consejeros independientes mejora la rentabilidad. Juan Torras, socio director de TG Asesores, cree sin embargo que en la práctica las cosas no son tan fáciles. “Un presidente que ejerce normalmente le gusta tener un consejo que le siga, y quien diga lo contrario falta a la verdad. Dicho esto, es bueno tener opiniones independientes en el consejo que aporten visiones diferentes”. ¿Hasta qué punto los consejeros tienen autonomía? “Si los elegimos bien, aportarán mucho a la compañía. Deben ser equidistantes. Nosotros recomendamos que no tengan parentesco con los socios como mínimo hasta el cuarto grado, que tengan capacidad para facilitar consenso, la confianza de los socios y que no necesiten para vivir lo que se les va a pagar”, añade Ricard Agustín, de Family Business Solutions.

Ebay, Microsoft y Starbucks al otro lado del Atlántico son, junto con las británicas Computacenter y Ted Baker y la española Inditex, las seis firmas familiares más destacadas por su forma de gobierno según uno de los análisis del estudio. Las mejores prácticas se suelen dar en empresas grandes, relativamente jóvenes, en las que su fundador aún está presente, donde la familia posee un control moderado (menor al 40%) y que cuentan con un consejero delegado no familiar.

“La experiencia española e internacional muestra ciertos riesgos asociados con el control que podrían dañar la imagen de las empresas familiares y restarles competitividad, lo que puede explicar el hecho de que las empresas familiares estén peor valoradas en los mercados a pesar de su mayor rentabilidad”, analiza por correo electrónico Miguel Ferre, vicepresidente del Global Corporation Center, un centro de investigación creado por la Fundación EY y el IE Business School. Según el IE, las empresas familiares europeas presentan niveles de gobierno claramente inferiores a las empresas familiares en EE UU. Las que tienen mejor gobierno corporativo obtienen una rentabilidad sobre valor activos (Return on Assets-ROA) superior a la media.

Más allá de su forma de gobierno, algunas sociedades han conseguido destacar por su innovación o por su acierto en el mercado. El Global Family Business Index que elabora la universidad suiza de San Galo y que reúne a las 500 mayores empresas familiares del mundo, destaca a once españolas (aunque no figuran en los primeros puestos): Mercadona, Inditex, El Corte Inglés, Ferrovial, Corporación Gestamp, Samede Inversiones (de Esther Koplowitz), Acciona, OHL, Técnicas Reunidas, Prosegur y Grupo Antolín. El listado lo encabezan Wal-Mart, Volkswagen y Berkshire Hathaway, de Warren Buffett.

Más información