Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskaltel compra Telecable por 686 millones de euros en plena digestión de la gallega R

El acuerdo incluye la incorporación de Zegona como accionista del grupo Euskaltel con el 15% del capital

Euskaltel ya es la cablera de referencia del norte. En plena digestión de la gallega R —que compró por 1.155 millones—, la compañía vasca acaba de cerrar el acuerdo para sumar a su proyecto a la asturiana Telecable. Resueltos los problemas de valoración y de configuración accionarial, la empresa de telecomunicaciones vasca Euskaltel ha comprado Telecable, el operador líder en Asturias, a Zegona, por 686 millones de euros, incluidos 245 millones de deuda neta estimada a 30 de junio próximo, según ha comunicado a la CNMV. La operación puede llegar a los 701 millones si se cumplen determinados parámetros.

Euskaltel
Punto de venta de Euskaltel, en Bilbao.

El acuerdo alcanzado implica que el Grupo Euskaltel adquirirá el control de Telecable mediante la adquisición del 100% de su capital social a Zegona Limited, sociedad titular del 100% de las acciones de Telecable, que fue fundada en Oviedo en 1995. El presidente del Grupo Euskaltel, Alberto García Erauzkin, ha expresado su satisfacción porque esta operación culmina "la gran consolidación del cable en el norte del Estado". En conjunto, las tres empresas tendrían unos ingresos de 711 millones de euros, con un Ebitda de 346 millones de euros y un cash flow de 224 millones de euros.

Al final, la valoración económica de la operadora asturiana, —que fue comprada por Zegona por 640 millones de euro—, se ha cerrado en 686 millones después de una complicada negociación, que incorpora la participación de Zegona en el consejo de administración como segundo socio con el 15% de las acciones. Kutxabank, que mantuvo su condición de socio de referencia tras la salida a Bolsa de la cablera en 2014 y tras la operación de compra de la gallega R con el 25% de las acciones del grupo Euskaltel, mantendrá su posición, pero reducida al 21,3% de las acciones, una vez diluida su participación con la entrada de Zegona. Corporación Financiera Alba se queda como tercer mayor accionista de la firma de telecomunicaciones, con el 9,35%.

El grupo resultante mantendrá el carácter local de Euskaltel, de R y de Telecable en Euskadi, Galicia y Asturias respectivamente, lo que se traduce en "la continuidad de sus marcas y equipos profesionales". La suma de los tres mercados en los que opera el Grupo —Euskadi, Galicia y Asturias—, representa el 12,76% de la población y el 13,34% del PIB del conjunto del Estado. La empresa destaca, además, que las marcas tienen "vinculación emocional" con sus clientes, al tratarse de compañías arraigadas en sus territorios de creación.

La operación ha sido aprobada por unanimidad por el Consejo de Administración de Euskaltel y quedará culminada tras la ratificación en la próxima Junta General de Accionistas del Grupo y la aprobación por parte de las autoridades de la competencia. El acuerdo incluye la incorporación de Zegona como accionista del grupo Euskaltel con el 15% del capital.

Así, la comunicación aclara que la operación tendrá una contraprestación que consiste en 186,5 millones que se abonarán en efectivo y 26,8 millones de acciones ordinarias de Eukaltel de nueva emisión que suscribirá Zegona a un precio de 9,5% por acción y que representarán el 15% del capital social de la primera tras la ampliación.

La contraprestación en efectivo estará sujeta a los ajustes de deuda neta y capital circulante habituales en esta clase de operaciones, y los títulos de nueva emisión de Euskaltel no conllevarán el derecho a recibir ningún dividendo acordado y pendiente de pago correspondiente a los resultados del ejercicio 2016.

Contraprestación futura

Al mismo tiempo, Zegona tendrá derecho a una contraprestación contingente, con un límite de 15 millones, equivalente al 35% del valor patrimonial de determinados activos que puedan aflorar en ciertas condiciones, correspondiendo a Euskaltel el 65% de dicho valor. Es decir: que según la evolución de telecable, podría realizarse el pago de estos 15 millones adicionales, que son los que pueden elevar el precio final de la operación a 701 millones de euros.

Como parte de la operación, Zegona podrá transmitir sus acciones en Euskaltel directamente a sus propios socios, aunque con ciertas limitaciones: para cada tercio de su participación deberá esperar 12, 18 y 24 meses, respectivamente.

En un comunicado, Euskaltel ha subrayado que, con esta compra, que ha calificado de "hito", protagoniza "la gran consolidación del cable en el norte" de España. Año y medio después del acuerdo de integración de Euskaltel y R, Telecable se incorpora al grupo, que a partir de ahora ofrecerá sus servicios a un mercado de seis millones de personas, lo que supone un aumento del 20%. Prestará 2,4 millones de servicios diarios a más de 800.000 clientes.

Aseguran que mantendrán su remuneración al accionista tal y como estaba previsto. Según el calendario de la documentación entregada a la CNMV, ya se han realizado los análisis contables y se ha iniciado el proceso de compra. En junio está prevista la aprobación en la junta de accionistas y para el tercer trimestre del año esperan tener cerrada la operación, tras los permisos de la Competencia y el regulador bursátil.

Más información