Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva Pescanova amplía capital por 135,4 millones y diluye al mínimo a los antiguos propietarios

La junta general de socios del grupo aprueba la ampliación a través de la compensación de créditos de los acreedores

Sede principal en Chapela (Redondela) de la empresa Pescanova.
Sede principal en Chapela (Redondela) de la empresa Pescanova. EFE

La junta general de socios de Nueva Pescanova —la compañía heredera de Pescanova tras la fuerte crisis sufrida en 2013 por la manipulación de sus cuentas y la ocultación de su enorme deuda— ha aprobado este miércoles con el 99% de los apoyos otra ampliación de capital de la empresa por un total de 135,4 millones de euros. Este dinero lo quieren invertir en un plan estratégico para mejorar su viabilidad. Como cosnecuencia, sus antiguos propietarios han quedado todavía más diluidos.

El capital social de Nueva Pescanova, que rondaba los 12 millones de euros, pasa ahora a ser de 147,6 millones. La ampliación se hace por compensación de créditos de los acreedores, que capitalizan deuda por un total de 340,3 millones de euros. Como consecuencia, los bancos refuerzan su posición mientras los antiguos dueños de las acciones de Pescanova ven reducida a la mínima expresión sus acciones (actualmente y desde 2013, suspendidas a cotización en Bolsa).

Las entidades financieras pasan a ostentar el 77,8% de las acciones. En concreto, el accionariado de la compañía queda compuesto por Banco Sabadell, como mayor accionista con un 23,8% del capital social, seguido por Caixabank (15,3%), HSBC Bank (12%), UBI Banca International (5,9%), BBVA (5,9%), Popular (5,9%), Abanca (5,5%), Barendina (3,7%), Bankia (3,5%), Merrill Lynch (3,4%), Pescanova —los dueños de la empresa original— solo tienen el 1,7%. Y otros socios minoritarios controlan un 13,5%.

En un comunicado, Nueva Pescanova ha asegurado en que la ampliación de capital le permitirá fortalecer sus recursos propios y reducir su endeudamiento, a la vez que acometer su plan estratégico y de viabilidad. También hace hincapié en que el acuerdo de ampliación fue homologado judicialmente el pasado mes de marzo, "sin que nadie impugnase la decisión judicial".

Sin embargo, la junta de accionistas de Pescanova SA decidió rehusar la invitación a participar en la misma y a denunciarla por la vía judicial. El presidente de Nueva Pescanova, Jacobo González-Robatto, ha recalcado en su intervención en la junta general de socios su agradecimiento a los acreedores y socios "por volver a apoyar, confiar e invertir en el futuro de esta nueva compañía".

González-Robatto ha incidido en que "es la segunda vez que, literalmente, salvan este Grupo", y ha indicado que la responsabilidad que asumen quienes forman el Grupo Nueva Pescanova para responder a esa confianza "es enorme".

Más información