Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santander elevará un 5% el dividendo de 2017 y piensa invertir 1.900 millones tecnología

Ana Botín, presidenta de la entidad: “El año fue muy volátil en los mercados y no fuimos inmunes”

Ana Botín del Banco Santander
Ana Botín, con el consejero delegado del Santander, Jose Antonio Álvarez.

El Banco Santander ha celebrado este viernes su junta anual de accionistas. La jornada ha arrancado con un discurso de la presidenta de la entidad, Ana Botín, que además hoy se sometía a la reelección en su cargo. Botín ha realizado un repaso a la evolución económica y el impacto en los mercados donde operan. Por ejemplo, ha destacado los nuevos patrones de crecimiento en China, los tipos bajos, la depreciación de divisas y cambios regulatorios. "A esto debemos añadir otros factores relevantes para nosotros, como fueron el referéndum de Reino Unido, las elecciones de España y Estados Unidos o la evolución política en Brasil", ha señalado Botín ante los accionistas. "Todo ello generó un año muy volátil en los mercados y, como cabía esperar, no fuimos inmunes a sus efectos", ha reconocido.

Pese a esto, Botín ha valorado el ejercicio, en especial porque ha recordado que en nueve de los 10 mercados en los que operan se ha registrado crecimiento económico. Además, ha recordado que el banco ganó 6.204 millones de euros, un 4% más. "Eliminando el impacto negativo de las divisas de los países en que operamos, este aumento es del 15%", ha señalado. La entidad cuenta con 125 millones de clientes.

Tras un 2016 marcado por las turbulencias, las acciones cerraron en 5,78 euros este viernes, lo que supone que se han revalorizado más de un 16% en lo que va de año. Botín ha avanzado que el consejo va a proponer para 2017 aumentar de nuevo el dividendo un 5%, hasta los 22 céntimos. Sobre España, ha valorado la mejora económica, pero ha recomendado aumentar la relevancia institucional a nivel europeo. Y en cuanto al Brexit, no piensan abandonar Reino Unido, aunque durante el turno de preguntas sí reconoció que revisarán si han cambiado los riesgos en su caretra crediticia.

Todos los puntos que se sometían a votación de los accionistas han quedado aprobados, desde la renovación de los cargos (incluido el de Botín, con más del 97% de respaldo) o las retribuciones al dividendo flexible.

Cambio tecnológico

A corto plazo, ha avanzado Botín, continuarán con la transformación comercial que iniciaron en 2009 y seguirán apostando por la tecnología: invertirán 1.900 millones de euros al año en este campo. Ha señalado que en los "próximos días" relanzarán Openbank, su banco completamente digital. "Nos queremos convertir en un nuevo banco capaz de prestar servicios que antes no imaginábamos", ha dicho Botín.

En cuanto a los clientes, ha señalado que seguirán trabajando en conseguir "vincularlos", es decir, que aquellos que trabajan con varias entidades usen Santander como su banco principal y manejen habitualmente sus tarjetas. "Un cliente vinculado es cuatro veces más rentable que uno que no lo es. Y si hablamos de empresa, la rentabilidad se multiplica aún más", ha recordado a los accionistas. Ha asegurado que la cuenta remunerada 1, 2, 3 que lanzaron en España y Reino Unido ha contribuido a vincular a clientes. Para 2017 se han fijado el objetivo de llegar a 17 millones los clientes vinculados (desde los 15,2 millones actuales) y disponer de 25 millones de clientes digitales (desde los 21 millones actuales).

Botín cree que España puede contribuir en el plano económico al proyecto europeo y "aumentar su relevancia institucional".

Durante el turno de preguntas de los accionistas ha habido espacio para todo tipo de cuestiones. Desde una petición para que se incluyan buzones de sugerencias y relojes en las oficinas para que los clientes sepan cuánto les queda de espera (Botín ha prometido que lo estudiarán) hasta representantes sindicales que se quejaban por los recortes de empleo y representantes de una ONG que ha solicitado que no se invierta en armas. La mayoría mostraba interés por saber cómo creen que evolucionará España y el negocio del banco. Botín ha asegurado que se muestra confiada en la economía española porque los empresarios también lo están.

Más dividendo

En 2016, ha defendido Botín, llevaron a cabo los compromisos adquiridos. "Aumentamos el dividendo efectivo, el beneficio por acción y el valor tangible por acción. Nuestro plan para 2017 es mejorarlo aún más", ha asegurado. El dividendo creció en el ejercicio de 2016 un 5%, ya que el banco repartió 0,21 euros por título repartidos en cuatro pagos: tres en efectivo y uno a elegir entre acciones o efectivo.

Esa misma fórmula es la que, previsiblemente, se llevará a cabo en 2017, si así se aprueba, ya que el consejo propone una nueva alza. "El dividendo total ascendería a 22 céntimos de euros, con un esquema de abono en tres dividendos en efectivo de 6 céntimos y uno a elegir entre acciones y efectivo de 4 céntimos", ha repasado la presidenta. Supone un nuevo aumento del 5% en la retribución a los propietarios de títulos.

En cuanto a las reelecciones, además de la de Botín, se aprobaron hoy la renovación del actual consejero delegado, José Antonio Álvarez; el vicepresidente Rodrigo Echenique; y las consejeras independientes Belén Romana y Esther Giménez-Salinas. También se ratificó el nombramiento de Homaira Akbari, experta en big data y transformación digital.

Potencial en España

Botín ha dedicado parte de su discurso a alabar la recuperación en España. "España es un mercado clave para nosotros", ha recordado. "La economía española ha registrado una evolución muy positiva en los dos últimos años, superando la mayoría de previsiones", ha apuntado. Considera que es posible que el crecimiento ronde tasas cercanas al 2,5%.

El modelo europeo, ha comentado Botín, "tiene mucho que aportar", en el liderazgo de valores y la innovación. Y España, dijo, puede contribuir en el plano económico y “aumentar su relevancia institucional y su aportación a los grandes retos regionales y globales”.

“Superada la complicada fase de ajuste de los últimos años”, dijo la presidenta del Santander, la nueva etapa de proyección de futuro requiere “una transformación, reformas ambiciosas”, que serán “vitales” para seguir prosperando, algo que, en su opinión, exige la colaboración “entre todas las instituciones”.

También ha tenido palabras de cariño hacia Santander. "Nuestro compromiso con esta ciudad y con esta región se mantiene más firme que nunca", ha asegurado. Y en un guiño a la ciudad, ha recordado que las cinco empresas más valiosas del mundo han nacido en ciudades "de escala humana" y no grandes urbes. Se refería a Cupertino (Apple), Mountain View (Google), Redmon (Microsoft), Omaha (Berkshire Hathaway) y Seattle (Amazon). Banco Santander, ha reconocido, no está entre las empresas más valiosas del mundo. "Pero tenemos una historia más larga, de la que sentirnos orgullosos", ha valorado Botín.

Más información