Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Presupuestos 2017: Sanidad y Servicios Sociales, todavía por debajo de niveles anteriores a los recortes

La dotación presupuestaria sube en esas partidas en 2,3 y 4,9 %, hasta 4.093 y 2.408 millones de euros respectivamente, pero todavía no alcanza el gasto de 2011

Presupuestos 2017
Un paciente en un pasillo de Urgencias del hospital Vall d'Hebrón de Barcelona.

"El proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 se enmarca en un contexto económico favorable", dice el Gobierno en el resumen ejecutivo del documento que explica las cuentas del Estado. El presupuesto en Sanidad aumenta en un 2,3 % respecto a 2016, hasta 4.093 millones de euros. Es el dato más alto desde que el Partido Popular de Mariano Rajoy está en el Gobierno, pero queda aún lejos del presupuesto de 2011 (4.263.58 millones de euros), antes de que el PP llegase al poder. En la partida de Servicios Sociales y Promoción Social el presupuesto sube en un 4,9%, hasta 2.408 millones de euros, el mayor incremento de los populares pero que todavía no devuelve la atención social a los niveles anteriores a los recortes, cuando el gasto era de 2.513,48 millones de euros.

El importe destinado a la Dependencia, que concentra el grueso de las ayudas sociales, sube en un 8,2% en comparación con 2016, con un presupuesto de 1.354,8 millones de euros. El último aumento de 70 millones de euros fue insuficiente para atender a los 445.000 usuarios que esperaban para cobrar la prestación. Los casi 100 millones de euros extra que el Estado destina este año para cubrir con 1.262 millones el Nivel Mínimo de Dependencia seguirá quedándose corto para atender las necesidades de los más de 340.000 dependientes que aún no han empezado a cobrar la ayuda que les ha sido reconocida.

Aumenta también la financiación de medidas para prevenir la violencia de género, que pasa de 25,23 millones de euros a 27,73 millones, un 9,9% más. Parte del aumento de la inversión se debe a los 10 millones de euros (un 19,5 % más que en 2016) que se destinarán a dispositivos electrónicos que se emplean como medidas de alejamiento y a campañas de prevención.

Las medidas de impulso para alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres se congelan con 19,74 millones de euros, los mismos que el año pasado. Es un 36,6 % menos de lo que se destinaba a este objetivo en 2011, cuando los presupuestos reservaban 31,16 millones para combatir la desigualdad.

Para las actuaciones para la protección a la familia y a la pobreza infantil "se ha hecho un especial esfuerzo", según el Ejecutivo. Recibirán 100 millones de euros del presupuesto de prestaciones básicas de servicios sociales y otros 102 millones para un programa de ayuda alimentaria.

Mientras los servicios sociales de ayuda a las personas mayores se congelan en 117,51 millones de euros, los destinados a las personas con discapacidad caen en un 4,3%, con 53,28 millones de euros asignados.

También bajan las acciones en favor de los emigrantes en un 17,2% (de casi 70 millones a 57,48), y la cantidad que se destina a inmigrantes permanece prácticamente igual y pasa de 312,7 millones a 312,8. Los presupuestos reconocen que es obligatorio cumplir con la decisión del Consejo Europeo de reasentamiento y reubicación de demandantes de asilo, según la cual España debía acoger a 17.000 personas entre 2015 y 2017. A pesar de que el país tiene pendiente dar cobijo a más de 15.000 refugiados antes de septiembre, las cuentas del Estado dedican a ese compromiso 229 millones de euros, "igual cantidad que en 2016".

Se congela la partida para donación y trasplante de órganos

Las partidas presupuestarias destinadas a Sanidad son solo para programas estatales, porque la atención sanitaria es competencia de las comunidades autónomas. El Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, con una inversión extra de 93 millones de euros respecto a 2016, se propone este año avanzar en las medidas contempladas en el Programa Nacional de Reformas y en "mejorar la calidad y seguridad de las prestaciones del Sistema Nacional de Salud y garantizar su sostenibilidad". 

El volumen más importante de recursos de la política de Sanidad corresponde a  entidades que conforman el Mutualismo Administrativo. A la asistencia sanitaria de este colectivo se dedican 2.178 millones de euros, un 0,6 % más respecto al año anterior. "Este incremento responde a la evolución del colectivo protegido y al mantenimiento de los estándares de calidad de la prestación", según el Gobierno.

Todas las partidas que el Estado destina a la Sanidad han aumentado, excepto la de Donación y Transplante de órganos, que se congela en 4,1 millones de euros. Sube sobre todo la medicina marítima, con un incremento del 11,2%, hasta 34,87 %, y las prestaciones y farmacia, que pasan de 51,5 millones a 55,68, un 8,1% más, pero todavía lejos de los 138,9 millones de 2011.

Más información