Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA permite abrir una cuenta ‘por la cara’

La entidad lanza un servicio que permite hacerse cliente con un selfie y una foto del DNI

Cristina de Parias, durante la presentación del servicio. BBVA / ATLAS

Para abrir una cuenta en un banco, la ley exige la identificación del cliente con su documento de identidad. Hasta ahora, el nuevo cliente de una entidad tenía que pasar por una oficina, o un mensajero acudía a su domicilio a recabar la documentación o la entidad cotejaba los datos con otra cuenta bancaria de la que el cliente fuese titular. BBVA lanza hoy un nuevo servicio con el que cualquier persona puede abrir una cuenta desde su teléfono móvil. Tras facilitar sus datos, una foto de su DNI y un selfie y mantener una videoconferencia con la entidad, el banco realiza una identificación biométrica y en unos minutos la cuenta, y todos los servicios asociados a ella, están operativos.

Según informa BBVA, el servicio Alta Inmediata, que hoy ha presentado en Madrid, permite que cualquier persona se haga cliente del banco a través de su móvil. Para hacerlo, el usuario tiene que entrar en la web de BBVA o descargar su aplicación móvil. El siguiente paso es introducir los datos personales. Ahora, el banco ha de comprobar que esos datos son ciertos. Para verificarlo, el nuevo servicio requiere al usuario que envíe una foto del DNI y un selfie. Un sistema de identificación biométrico compara ambas fotos y, si da luz verde, un “gestor” del banco contacta inmediatamente con el usuario a través de una vídeoconferencia para confirmar la identidad. Según BBVA, este nuevo procedimiento no presencial de identificación del cliente, que exige la ley 10/2010 de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, ha superado una “etapa piloto” y ha sido autorizado por el supervisor, el Banco de España.

Una vez finalizado este proceso, que, según BBVA, dura “minutos”, el nuevo cliente ya puede disfrutar de los mismos servicios que cualquier otro cliente: “queda identificado a través del móvil y dispone de una cuenta operativa al instante, sin necesidad de enviar documentación física”. El banco afirma que “el nuevo cliente no paga comisiones de administración ni de mantenimiento por su cuenta y obtiene una tarjeta de débito sin cuota anual”, que le será enviada a su domicilio en pocos días.

Evidentemente, para realizar operaciones dinerarias, tendrá que tener dinero en la cuenta. Fuentes del banco han explicado que el nuevo cliente puede ordenar inmediatamente una transferencia desde otra cuenta a la recién abierta (de forma tradicional o a través de Bizum) o bien realizar a posteriori un ingreso en cualquier cajero u oficina. “Esta nueva forma de abrir una cuenta permite ahorrar tiempo y dota de sencillez a un trámite tradicionalmente complejo”, asegura el banco en la nota.

Más información