Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ryanair dispara su beneficio y dice que bajará los precios de sus billetes

La aerolínea de bajo coste asegura que trasladará a sus tarifas el ahorro de costes por el bajo precio del petróleo

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, en Roma.

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair registró un beneficio neto de 1.242 millones de euros en su año fiscal, que terminó en marzo. Supuso disparar sus ganancias, ya que se elevaron el 43% con respecto al año anterior. En buena medida, gracias a la bajada de los costes del combustible, derivados de la bajada del petróleo. La compañía promete que va a trasladar ese ahorro de costes a las tarifas de sus vuelos, además de ampliar más su red de destinos y de asientos, para competir en un entorno cada vez más agresivo entre las aerolíneas.

Ryanair asegura que registró 106,4 millones de clientes (el 18% más) y una facturación de 6.536 millones de euros (el 16% más). Su margen neto de beneficio es del 19%, frente al 15% del ejercicio de 2015. Ha reducido sus tarifas medias el 1% y los costes por pasajero un 6%, cuatro puntos de los cuales llegan gracias al menor coste del combustible. La compañía señala, eso sí, de que sufrió cierto impacto por los ataques terroristas de Bruselas y por las huelgas en aeropuertos, sobre todo franceses.

La irlandesa calcula que se ahorrará el próximo ejercicio unos 200 millones por el petróleo barato. "Tenemos la intención de transmitir la mayoría, si no todos los ahorros de combustible, a nuestros clientes con tarifas aéreas más bajas, sobre todo a medida que aumentemos capacidad durante los próximos 12 meses en los principales mercados de Europa", avanza la compañía que preside Michael O'Leary. En su análisis, la aerolínea aventura que los precios pueden bajar cerca del 7% este año, con bajadas en la horquilla del 5% al 7% el primer semestre y del 10% al 12% en el segundo.

La compañía asegura que las tarifas más bajas sumadas a su programa de nuevos productos y servicios "más amables" (los asientos están ahora numerados, ya hacen viajes para grupos, billetes con servicios business y tienen un avión para vuelos privados) se traducirá en más crecimiento. Este año tienen intención de lanzar su servicio de fidelidad (ofrecerán vuelos gratis por cada doce viajes).

Crecimiento fuerte en 2016-2017

"La entrega de 41 aeronaves nuevas del modelo B737 el año pasado facilitó la expansión de nuestros servicios de bajo coste en más aeropuertos principales y rutas. Hemos puesto en marcha siete nuevas bases en Belfast, Berlín, Corfú, Gotemburgo, Ibiza, Milán (Malpensa) y Santiago en los últimos 12 meses", señala la empresa. Abrieron 100 nuevas rutas y recuerda que se convirtieron en la primera compañía en transportar más de 100 millones de clientes en un solo ejercicio.

De cara a 2016, esperan seguir creciendo. En parte, porque recibirán 52 nuevos aviones, con lo que su flota alcanzará los 380 aparatos. "Hemos anunciado siete bases más (Bucarest, Hamburgo, Nuremberg, Praga, Sofía, Timisoara y Vilnius) como parte de nuestro programa de invierno de 2017", avanzan.

La compañía se atreve incluso a poner cifras al crecimiento global del ejercicio, aunque advierte de que son cálculos muy preliminares, que dependerán de cómo avance el verano y el crecimiento de sus rutas. "Esperamos con cautela que las ganancias netas en el año completo se eleven ligeramente, aproximadamente el 13%, en un rango de 1.375 millones de euros y 1.425 millones de euros", señala.