Selecciona Edición
Iniciar sesión

Mercadona registra beneficio récord: 611 millones, un 12% más que en 2014

La cadena de supermercados sigue su expansión en España y vuelve a dejar para más adelante su salto internacional

Juan Roig, presidente de Mercadona. Foto: Mónica Torres | Vídeo: EFE

La cadena de supermercados Mercadona registró el año pasado un beneficio neto récord de 611 millones, un 12% más que en 2014. Cumplió así de sobra con los objetivos que se marcó el año anterior, cuando estimó mejorar las ganancias solo el 1%. La compañía, además, aumentó sus ventas un 3,5%, creó un millar de puestos de trabajo y concentró su inversión en la apertura y reforma de 90 tiendas, en la construcción de dos centros logísticos, y en su transformación tecnológica. Las expectativas para 2016 son buenas, dijo el presidente, Juan Roig, que prioriza su consolidación en España a la salida al exterior.

De cara al 2016, Roig ha anunciado que la compañía invertirá cerca de 650 millones de euros más en España

Mercadona recogió en 2015 el esfuerzo inversor de años anteriores. Obtuvo un beneficio neto de 611 millones de euros, un 12% más que en 2014 (cuando se embolsó 543 millones). La cadena de supermercados mejoró sus ventas un 3,5% hasta alcanzar una cifra de negocio neto de 19.059 millones de euros (20.831 millones con el IVA), frente al 2% más que se había fijado como objetivo. La mejora del negocio, según la empresa, llegó de la mano del descenso del precio del petróleo, la caída de intereses y el crecimiento del consumo.

La compañía cerró el año pasado con 1.574 tiendas, 53 más que el año anterior, y reformó otras 30, sobre todo, los departamentos de venta de productos frescos, talón de Aquiles de Mercadona hasta que Roig dio un giro a su política y volvió a apostar por la fruta, verdura, carne y pescado. La firma creó un millar de nuevos empleos —son ya 75.000 empleados— y sostuvo una política de retribuciones estable. “Un 90% de nuestros trabajadores cobra un salario neto mensual de 1.430 euros, además de una prima de dos mensualidades si alcanza objetivos”, presumió el empresario valenciano. La compañía reparte el 25% de sus beneficios entre la plantilla, como prima de objetivos. En total, entre 2011 y 2015 ha distribuido 2.512 millones de euros entre los trabajadores.

Roig y su equipo invirtieron el año pasado 651 millones de euros, que se destinaron a la apertura de 60 tiendas, a la mejora de otras 30, a la construcción de dos centros logísticos en Barcelona y Vitoria, y a su transformación tecnológica.

650 millones de inversión

Las expectativas para este ejercicio son buenas, destacó Roig en la presentación de los resultados anuales. Espera que las ventas brutas mejoren otro 2% y lleguen a los 21.250 millones. También estima un aumento de beneficios del 2%, lo que supondría rozar los 625 millones de euros. Roig no quiso adelantar una cifra de posibles nuevos empleos. Pero sí especificó que las inversiones serán, en números redondos, de unos 650 millones de euros, con más aperturas y más reformas de tiendas, así como la construcción de un centro de datos en Villadangos del Páramo (León). También continuará la transformación digital, con una mejora de su web.

El salto de Mercadona al exterior queda aparcado de nuevo porque la prioridad, subrayó el empresario, es consolidar con agricultores, ganadores y pescadores lo que Mercadona denomina “la cadena sostenible agroalimentaria”. La firma de supermercados continuará con su expansión en el País Vasco, Navarra, Cataluña y Madrid. “Es más importante la cadena sostenible que saltar al exterior”, defendió Roig.

El empresario se mostró satisfecho con el reparto de beneficios de Mercadona. De los 611 millones obtenidos en 2015, la firma ha reinvertido en la empresa un 40%, otro 10% se ha distribuido entre el accionariado y otros 277 millones (un 25%) han ido a parar a los empleados en primas de productividad. A impuestos destinaron 326 millones.

La compañía redujo, además, el precio del carro menú (es decir, una selección con productos de la compra más comunes que seleccionó la empresa), un 2%.

Sin intención de jubilarse

Como en años anteriores, la aparición de Juan Roig generó expectación entre la prensa, puesto que es la única ocasión del año en la que habla de su negocio. El empresario, que años atrás realizó en esta cita anual algunas reflexiones espontáneas que causaban cierto revuelo (en 2012, por ejemplo, alabó efusivamente la forma de trabajar de los bazares chinos frente a otras empresas españolas), optó por la prudencia. Pasó de puntillas sobre la situación política en España: “Yo soy empresario. Los políticos harán lo que tengan que hacer. Es su trabajo”, zanjó.

Roig reiteró que no se jubila pese a que ronda los 66 años. “Voy a seguir llevando Mercadona bastantes años y me encuentro muy bien”, remarcó. Señaló que su sucesor, llegado el momento, estará entre sus cuatro hijas y sus 75.000 empleados.

Juan Roig y su esposa Hortensia Herrero dedicaron el año pasado —al margen de Mercadona— unos 50 millones de euros a acciones de mecenazgo en proyectos relacionados con el deporte, el patrimonio artístico o los nuevos emprendedores. “Creo que debemos devolver mucho de los beneficios conseguidos”, opinó.

Más información