Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Mercadona gana 543 millones en 2014, un 5% más que el año anterior

La cadena de supermercados acelera su rentabilidad tras crecer en ventas el 2% por las nuevas aperturas

La cadena de supermercados Mercadona ganó el año pasado 543 millones de euros, un 5% más que en 2013. Mejoró su rentabilidad, a pesar de que que sus ventas crecieron menos: registró una facturación neta de 18.441 millones (20.161 millones con IVA), lo que supone un 2% más que el ejercicio anterior. En superficie comparable (sin tener en cuenta las nuevas aperturas) el grupo redujo su facturación el 0,5%. Juan Roig, presidente de Mercadona, ha valorado en la presentación de las cuentas la buena marcha de la cadena y ha señalado que, pese a que este ejercicio cumple 65 años, no piensa jubilarse. "Me encanta dirigir Mercadona", ha dicho.

La compañía tiene al acabar el ejercicio 1.521 tiendas, 60 más que al terminar 2013. La plantilla se mantuvo en 74.000 empleados. "En 2011 y 2012 ya contratamos a 10.000 trabajadores para formarlos y que se fueran incorporando a las tiendas nuevas, que es lo que han hecho este año", justificó. Roig se ha detenido especialmente en explicar su política de retribución: el 90% de la plantilla son empleados de base, y nueve de cada diez cobran 1.420 euros netos al mes, y dos meses de sueldo como prima si la compañía logra sus metas. "Y este año lo ha hecho", ha señalado. "Para ser competitivos no hay que bajar sueldos. Hay que aprender a hacer más con menos", opina el empresario. La clave, ha dicho, es la productividad.

"Es un orgullo pagar el impuesto de sociedades"

C. Delgado

El presidente de Mercadona, Juan Roig, ha asegurado que la contribución total a las arcas públicas fue el año pasado de 1.484 millones de euros. De esta partida, 312 millones fueron abonados en concepto de impuesto de sociedades y otros 534 por pagos a la Seguridad Social a cargo de la empresa. "Es un orgullo pagar el impuesto de sociedades, porque significa que hemos ganado dinero. Y las calles y las carreteras no se hacen solas", ha señalado. Además, la compañía señala que sus ventas han generado pagos por IVA por parte de sus clientes de 227 millones, otros 306 millones por el IRPF y 105 millones que sus trabajadores abonan a la Seguridad Social. Sobre la revisión fiscal que Hacienda ha realizado sobre cuatro ejercicios, Roig ha dicho que están tranquilos. "Hay que pagar los impuestos que tocan. Su obligación es revisarlo. Si luego hay algún desacuerdo, pues ya lo hablaremos. Pero es normal que lo revisen", ha señalado.

Mercadona invirtió 655 millones de euros el año pasado, tanto en aperturas como en sus instalaciones logísticas. Además, ha destinado 260 millones de euros a las primas que paga a la plantilla por alcanzar los objetivos de ventas y beneficios. "Nuestra plantilla se sacrifica y trabaja mucho", ha comentado Roig.

De cara a 2015 ha explicado que "si hay más demanda crearán más empleo", pero no hay una previsión concreta de nuevos puestos de trabajo. En cuanto a tiendas, pretenden abrir 60 nuevas y reformar otras 30. El objetivo es crecer en ventas un 2%, hasta los 20.500 millones, y en beneficios el 1%, hasta los 550 millones de euros. "En 2015 el consumo va a ir muy bien. Los dos primeros meses del año han comenzado bien en consumo", ha avanzado.

Mercadona ha tenido tradicionalmente métodos curiosos para medir sus resultados. Durante años facilitaba su evolución anual solo en "kilitros" vendidos. Actualmente sigue usando esa medida (que ofrece la idea del volumen de ventas en cantidad de producto, y no en euros). En 2014 crecieron en esta medida un 3%, hasta los 10.103 millones de kililitros. En superficie comparable, este indicador subió el 1,5%.

El grupo ha cerrado un ejercicio positivo y ha superado en cuestión de beneficios sus objetivos marcados el año pasado, cuando inició una fuerte apuesta de inversión en formación y en su estrategia de venta de frescos. Entonces Roig señaló que esperaban en 2014 crecer un 3,5% en beneficios, y también en facturación. En este segundo apartado se quedó por debajo, ya que las ventas subieron el 2%.

Roig ahora explica también la evolución de sus precios mediante el "carro menú". Es una selección de lo que la cadena considera productos básicos que todos los hogares consumos. Sobre este paquete la cadena centra las bajadas de precios. Este año lo redujo un 2%. "Que el café sea más barato o rebajar 15 céntimos las bolsas de basura", justifica Roig, supone un impacto positivo para las familias. La bajada de precios, justifica el presidente de la cadena, es en parte lo que ha hecho que las ventas bajen más en ingresos que en kilos.

La compañía contó el año pasado con 2.000 proveedores, y 120 son interproveedores, es decir, empresas que producen productos para las marcas de Mercadona. Los proveedores "han creado 1.500 nuevos puestos de trabajo", ha señalado. El 85% de las compras de productos las realizaron en España. "El otro 15% no. Nos gustaría llegar al 100%, pero entonces... Si queremos tener salmón noruego, pues es complicado", ha bromeado. Aún así, ha dicho, se esfuerzan por lograr que se produzcan en España aquellos productos para los que haya demanda.

Compraron productos por valor de 14.900 millones de euros. La compañía, dice, pagó a sus proveedores de media 51 días después de la entrega, frente a los 53 del 2013 y los 63 días de cuatro años antes.

En su repaso sobre la evolución de los resultados, Juan Roig también ha recordado que este año tuvieron un problema con las bolsas de cotillón, con artículos destinados a las fiestas de Nochevieja. La compañía se vio obligada a retirar todos los lotes. "Tuvo un coste de tres millones de euros en ventas, que además se realizan en un solo día. Pero nos dimos cuenta de que no funcionaba un artículo del 50% de las bolsas. Y la calidad va por delante del servicio, así que las retiramos", ha explicado.

El presidente de la compañía también se ha detenido en comentar la evolución de su estrategia iniciada el año pasado para captar negocio de las tiendas de proximidad mediante el aumento de la venta de frescos. "En fruta y verdura ha ido muy bien. También hemos crecido en pescado. En productos de horno nos hemos quedado igual, y en la carne... estamos en ello", ha valorado. Sin embargo, ha apuntado que no se arrepienten de la apuesta y el objetivo es convencer a los clientes de que su oferta de frescos es de calidad. "Es un camino largo", ha confiado.

Más información