Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Air France-KLM logra beneficios por primera vez en siete años

Los atentados de París lastran 120 en millones sus ventas en el último trimestre

La aerolínea franco-holandesa Air France-KLM sale de los números rojos por primera vez desde 2008, con un beneficio neto en 2015 de 118 millones de euros, a pesar del impacto negativo de los atentados de París el pasado mes de noviembre y de los conflictos sociales que siguen afectado a la empresa. En 2014, había perdido 225 millones, en parte debido a la huelga de pilotos de 14 días. Al igual que el resto del sector, Air France-KLM se benefició de la caída de los precios del petróleo. De cara a 2016, advierte de la necesidad de seguir con su política de reducción de costes y de la deuda.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se ha disparado por su parte en 858 millones de euros, hasta los 2.447 millones de euros. El volumen de negocios alcanzó los 26.100 millones de euros, en alza del 4,6% en datos publicados, pero en retroceso de 3,2% “en datos comparables”, excluyendo los efectos de cambio y de la huelga de pilotos de 2014. Se suma el impacto negativo de los atentados del 13 de noviembre, estimado en 120 millones de euros. Pese a todo, la aerolínea ha logrado reducir considerablemente su deuda neta, de los 5.400 millones de euros a finales de 2014 a los 4.300 millones de euros a 31 de diciembre de 2015.

El consejero delegado de la compañía, Alexandre de Juniac, atribuye los buenos resultados en dos tercios al plan de reestructuración Transform 2015, lanzado en 2012, y en un tercio al contexto económico y de reducción del coste del carburante. Juniac considera que la “situación de Air France KLM ya no es preocupante” pero no está por ello solucionada. “Con el plan Transform 2015, 100.000 empleados han hecho esfuerzos considerables para reducir los costes, pero esos costes siguen estando por encima de la competencia”, indica en una entrevista al diario Le Figaro.

Entre los principales objetivos está el de mejorar la rentabilidad de las líneas de larga distancia: el 40% de las de Air France y en torno al 25% de las de KLM son deficitarias, según Juniac. El objetivo es lograr que entre el 80% de las de Air France y el 85% de las de KLM generen beneficios de cara a 2017-2018. Para ello, la compañía cuenta con un nuevo plan de crecimiento, Perform 2000, cuyas negociaciones generaron ya unos violentos altercados entre empleados y dirección el pasado mes de octubre. Air France debería aprobar la próxima semana un nuevo plan de despidos voluntarios, que afectaría según los sindicatos a 1.400 personal de tierra y 200 auxiliares de vuelo antes de 2017.

El desarrollo de Transavia se acelerará en 2016, con un crecimiento de capacidad del 15%, fundamentado en el incremento del 20% de su filial en Francia y por la apertura de su nueva base en Múnich en marzo de este año, donde basará cuatro aviones 737 de Boeing para cubrir 18 destinos.

A cierre de 2015, la deuda neta del grupo asciende a 4.307 millones de euros, lo que supone una reducción de 1.100 millones con respecto a la del año precedente, un 20,3% menor.

Más información