Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La depreciación histórica del peso golpea a México

La moneda de México supera la barrera de los 18 pesos por dólar tras la caída del yuan chino y el descenso del precio del petróleo

El peso mexicano continúa en una turbulencia. La moneda de México sigue depreciándose ante el dólar estadounidense y este jueves ha alcanzado un máximo histórico: 18,05 pesos por dólar. La caída del precio del petróleo a nivel mundial y la tempestad en la economía de China han pasado la factura a la moneda mexicana que no encuentra estabilidad desde mediados del 2015. Desde el miércoles, el peso se enfrentó a la caída de su valor y perdió un 1,15% frente al dólar.

El Banco de México ha subastado 400 millones de dólares con un precio mínimo para amortiguar la pérdida del valor de la moneda. El ministro de Hacienda, Luis Videgaray, ha reconocido que la caída del yuan chino es el comienzo de un periodo de inestabilidad para las monedas emergentes, como la mexicana. "Hay una preocupación real de que, ante la desaceleración de la economía china, la respuesta de política pública sea iniciar una ronda de devaluación competitiva", ha dicho este jueves en un acto con embajadores. 

Además de que el tambaleo del tipo de cambio en México no se detiene, el barril de la mezcla mexicana de exportación se valúa en 24,75 dólares por unidad, uno de los precios más bajos de su historia. México, como país productor de petróleo, se ha visto afectado por la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de no fijar un techo de producción de crudo, así como por las tensiones entre los gigantes energéticos Irán y Arabia Saudí.

En diciembre, el peso mexicano perdió un 0,78% de su valor tras la celebración en Viena de la cumbre de la OPEP y también reaccionó ligeramente ante el anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos de incrementar las tasas de interés. El Banco de México intentó durante buena parte del 2015 frenar la depreciación de la moneda local con la subasta diaria de 200 millones de dólares. El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó al banco central moderar estas pujas para evitar la caída de sus reservas internacionales.

El Banco de México reconoció en los últimos días de 2015 que sus reservas internacionales habían caído en 16.886 millones de dólares en el último año. Este ha sido el descenso en reservas más bajo en 21 años. El banco central ha echado mano de las subastas de dólares para mantener la liquidez en el mercado cambiario, sin embargo, la mejoría en la economía de Estados Unidos y la caída de los indicadores económicos de China han conseguido mermar las posibilidades del peso de estabilizar su valor.