Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

IAG amenaza con crecer en España si persiste el problema de Heathrow

El consejero delegado del grupo de Iberia y British Airways sostiene que se verá obligado a crecer fuera de Reino Unido si no se concreta la ampliación del aeropuerto londinense

Willie Walsh, consejero delegado de IAG
Willie Walsh, consejero delegado de IAG AFP

El grupo IAG pasa al ataque ante la falta de acuerdo para la ampliación del aeropuerto de Heathrow. El consejero delegado del holding aéreo al que pertenecen British Airways, Iberia y Vueling, Willie Walsh, ha amenazado este martes en una tribuna publicada en el diario británico Daily Mail con trasladar parte de su negocio a Madrid o Dublín si el Gobierno de David Cameron no concreta pronto sus planes de expansión para el primer aeropuerto de Europa y centro neurálgico de IAG. El Ejecutivo británico ha retrasado su decisión sobre la construcción de una tercera pista en Heathrow —una petición expresa de British Airways ante la imposibilidad de crecer— hasta, al menos, el verano próximo.

"Si el Gobierno continúa dudando sobre una nueva pista, entonces me llevaré mi negocio a otra parte. Ahora tenemos aerolíneas en Dublín y Madrid, y podemos expandir nuestro negocio allí, apoyando y fortaleciendo las economías irlandesa y española", afirma Walsh. "Eso significa que España e Irlanda se llevarán los beneficios económicos y los nuevos puestos de trabajo de nuestros planes de expansión", añade en una amenaza directa al Ejecutivo de Londres. Además de la baza de Iberia en Madrid-Barajas para el crecimiento en rutas transatlánticas —un aeropuerto que mantiene aún un amplio margen de crecimiento—, el primer ejecutivo de IAG cuenta también con la posibilidad de transferir producción a la irlandesa Aer Lingus, incorporada al grupo en agosto.

"Digamos que la decisión del Gobierno de posponer hasta el verano que viene su decisión sobre la nueva pista fue un shock", apunta Walsh en el texto publicado en Daily Mail. "Como jefe de IAG, soy consciente de que este asunto es políticamente tóxico. Durante décadas ningún Ejecutivo ha sido lo suficientemente audaz como para tomar una decisión que asegure que garantice a Reino Unido seguir disfrutando de los beneficios, económicos y de empleo, que la industria aérea genera", asevera.

La indecisión de las autoridades británicas sobre la ampliación de Heathrow podría, de este modo, posicionar a Madrid como punto estratégico para el crecimiento de IAG en las rutas de largo radio. Iberia —que en las últimas semanas ha anunciado la reapertura de conexiones con San Juan de Puerto Rico y Johannesburgo (Sudáfrica), que había dejado de operar por su nula rentabilidad—, se centra fundamentalmente en destinos de América Latina, mientras que su socia British Airways mantiene su supremacía en Asia y América del Norte. La antigua aerolínea de bandera logró un beneficio operativo de 200 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 23% más que en el mismo periodo de 2014.

Más información