Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE LAS JUBILACIONES

Linde augura una segura bajada de las pensiones a largo plazo

El gobernador del Banco de España asegura que "el sistema actual no garantiza el nivel de pensiones que esperan los ciudadanos"

El gobernador del Banco de España, Luis Linde, a su llegada al Congreso Carlos Rosillo

El gobernador del Banco de España, Luis Linde, abordó este miércoles en el Congreso la sostenibilidad del sistema de pensiones, Linde se ratificó en su teoría de que hay que informar a los españoles de que el problema demográfico conduce “a una reducción inexorable de las pensiones a largo plazo, salvo que se combine con ahorro privado. El sistema actual no garantiza el nivel de pensiones que esperan los ciudadanos”, afirmó. También pidió que la banca se autorregule para atender las quejas de los clientes, en lugar de hacerlo el supervisor.

Con algunos meses de retraso desde la petición del grupo socialista, el gobernador del Banco de España, Luis Linde compareció en el Congreso. Respondió a las preguntas de Juan Moscoso, portavoz del PSOE, y de otros diputados, sobre las pensiones públicas. Linde cree que no se debe “ocultar a los ciudadanos, que el actual sistema de reparto necesita el empuje del ahorro privado” para completar la pensión.

Aunque no ocultó los problemas del sistema, recordó que el 70% de los españoles tienen su casa pagada cuando se jubila, lo que permite vivir sin pagar hipoteca. En Alemania este porcentaje es del 40%. “Es una ventaja importante para nosotros”, comentó.

Respecto a la situación de las reclamaciones de los clientes bancarios, Linde pidió un cambio legal para tener un sistema similar al británico, en el que las reclamaciones de los clientes las juzgue la propia banca, con supervisión pública. Dijo que este modelo sería más favorable para los usuarios. Ahora los bancos apenas siguen los dictámenes del supervisor cuando da la razón al cliente.

El gran "patriotismo" del gobernador

El gobernador del Banco de España, Luis Linde, fue ayer al Congreso después de que el grupo socialista le pidiera explicaciones por unas declaraciones en las que calificó como "patriótica" la actuación del Gobierno.

En un tono conciliador, justificó sus palabras, que levantaron fuertes críticas. "Con esa palabra quise decir que el Ejecutivo tomó medidas difíciles que tenían coste electoral por el bien del país a medio plazo. Quizá no fue la mejor palabra, pero esa era mi intención".

También dijo ser "un defensor de la independencia de los bancos centrales frente a los Gobiernos y a la oposición".

Sobre la situación económica, Linde se alineó con los mejores pronósticos del Gobierno al elevar tres décimas la previsión de crecimiento del PIB de 2015, hasta el 3,1%, desde el 2,8%.

De hecho, el Banco de España cree que el PIB podría el crecimiento medio de la economía en la primera mitad del año se habría situado cerca del 4% en términos anualizados, tal y como también ha dicho el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. No obstante, alertó de que el dinamismo económico podría contenerse en lo que queda de año y en 2016 por la subida del crudo y del dólar.

Varios diputados le preguntaron por las recomendaciones de bajadas salariales que se reflejaban en el Informe Anual del supervisor. “Jamás he recomendado una rebaja general de salarios”, afirmó, pero pidió que las empresas con problemas no suban sueldos para no provocar más paro. “La única forma de ajuste de la economía española ha sido el paro por tener un sistema de subidas salariales sectoriales. Eso afortunadamente está cambiando”, explicó. También comentó que no siempre ha estado de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en esta u otras materias.

Sobre la fuerte desigualdad que existe en España, aclaró que se debe “a la gran tasa de paro. Por eso, la mejor forma de luchar contra ella es combatir el desempleo”.

Abordó el coste de la reestructuración bancaria, a preguntas de Pedro Azpiazu (PNV), y Linde dijo que se han aportado unos 55.000 millones, de los han rescatado unos 4.000 millones. El gobernador se autopreguntó: “¿Se puede recuperar todo? Me parece difícil, pero sí recuperaremos una parte importante”. 

Más información