Especial Ahorro Inteligente

A dos clics de la formación gratuita

Una veintena de universidades españolas se suma a plataformas para impartir cursos masivos

El primero de ellos fue sobre inteligencia artificial en la Universidad de Stanford

Los cursos masivos van desde idiomas a gestión empresarial. / G. Schuster (Corbis)

Poder estudiar desde casa, consultar materiales de grandes universidades con acceso a profesores de referencia y compartir experiencias o dudas con alumnos de la otra parte del mundo a través de la Red es posible. Esta situación, hace unos años, estaría sacada de un guión para una película de ciencia ficción. Los conocidos como MOOC (cursos masivos online y abiertos, en sus siglas en inglés) son una alternativa económica para adquirir conocimientos, reciclarse como profesional y/o complementar el expediente académico de una forma sencilla y barata.

Este tipo de enseñanza a distancia, abierta y gratuita surgió en la Universidad de Stanford en Estados Unidos. Allí el profesor Sebastián Thrun abrió un curso sobre inteligencia artificial para todo el mundo. En él se inscribieron más de 120.000 alumnos y más de la mitad lo finalizaron. Antes de esto, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en sus siglas en inglés), anunció en 2001 acceso libre y gratuito a los materiales de todos sus cursos oficiales. En 2009 alcanzó la cifra de 1.900 cursos de grado y posgrado publicados. Ahora y gracias a la proliferación de plataformas online que recopilan estos programas, más de una veintena de universidades españolas se han unido a esta nueva forma de estudiar, según el informe MOOC: Estado de la situación actual, posibilidades, retos y futuro del observatorio SCOPEO, un organismo promovido por la Universidad de Salamanca, que estudia la formación en Red en España. El porcentaje de abandono permanece alto al ser una apuesta gratuita a la que se puede inscribir cualquiera, aunque cada vez haya un mayor número de alumnos. Los expertos consultados para el reportaje consideran, en líneas generales, que habría que hacer un estudio de cuáles son las causas, además de considerar que el auge de esta modalidad de educación abierta en España ayuda a pensar que estas cifras no son un problema a priori.

Consejos para no abandonar

La Escuela Europea de Dirección de Empresa (EUDE) sitúa la tasa de abandono en torno al 35% en másteres y posgrados y llega hasta el 90% en los denominados MOOC. Hay una serie de consejos básicos para combatir estas cifras:

  • Una buena elección. Escoge aquellos que realmente estés interesado por tus intereses personales o bien porque se adecuan a tu perfil profesional. No son obligatorios.
  • Prioriza. Al ser gratuitos se tiende a elegir todos aquellos que están dentro de nuestros intereses pero es necesario seleccionar aquellos que mejor se adecuan a lo que se busca.
  • Establecer rutinas. Hay que marcarse horarios fijos para el estudio y el aprovechamiento de los cursos. Lo recomendable, aunque depende de cada curso, es dedicar 3 horas una vez por semana. “La base de la disciplina funciona cuando el curso realmente te gusta”.
  • Materiales útiles y sencillos. Otra de la fórmulas ganadoras para no abandonar un mooc es que la introducción no sea enrevesada y explique de manera sencilla el temario.
  • Comunicación fluida entre participantes. El profesor debe dinamizar los foros de consultas y mantener la información abierta el mayor máximo tiempo posible además de accesible a todos.
  • Más información sobre los participantes. Una encuesta inicial ayudaría a conocer las intenciones y el objetivo de cada participante para conocer mejor por qué ha habido x% de abandono.
  • Fecha de inscripción siempre abierta. Interesa que aunque no se finalice el curso sí que haya personas que puedan utilizar y usar los conocimientos de uno o dos módulos que les interese.

Vicent Adam Talens, ingeniero valenciano de 27 años, fue uno de los alumnos del primer curso de Stanford: “En su momento me pareció algo muy revolucionario, poder acceder a un curso completo, gratuito. Me parecía increíble que estuviera a cargo de unos profesionales de renombre”. Su segunda experiencia, un curso de Android a través de la plataforma Coursera, ha sido más reciente, y reconoce que “por motivación personal”. El dinero también ha sido un factor a tener en cuenta para Adam. “Si no hubiese sido gratuito me hubiese costado mucho más decidirme, aunque no vería con malos ojos que cursos de este estilo tuvieran un ligero coste. Además, está la libertad que te otorgan al ser online, sin plazos excesivamente estrictos y con plataformas bien aprovechadas que lo simplifican todo”, asegura el ingeniero.

La flexibilidad de horarios es otro de los factores principales a la hora de decidirse por estos programas de formación por internet. “El año pasado me animé a cursar un máster presencial y de pago en creatividad publicitaria que se impartía en horario de tarde, después del trabajo, pero llegaba todos los días a casa sobre las diez y media de la noche. Aunque lo disfruté mucho y aprendí bastante, quería algo que se adaptase mejor a mis horarios y al bolsillo”, explica Roberto Martín Díez, responsable de Innovación Móvil en TECHNOactivity. Martín Díez sigue un curso respaldado por la Universidad de Pensilvania (EE UU) de Gamificación, materia que estudia el uso de las técnicas del juego en otros ámbitos.

Para Yamil Salinas Martínez, responsable de comunicación global de Wayra, es básico poder marcar el ritmo de tu estudio: “Puedes ir a tu velocidad, no perderte clases por viajes o por reuniones de último momento. Para profesionales que deben congeniar ambos mundos el aprovechamiento del tiempo resulta esencial”. Para Salinas también es importante la adaptación de los contenidos a los distintos dispositivos, para así, seguir aprovechando el tiempo en cada situación: “Puedes seguir una clase desde tu casa o de viaje y luego poder tener la discusión o debate a través del móvil. En mi caso aprovecho bastante las caminatas hacia el trabajo para escuchar clases en formato podcast”. Salinas ha estudiado MOOC de distintas materias, que van desde Diseño visual, Emprendimiento y desarrollo web y visualización de datos en plataformas como Class Central o EdX.

Con este mismo deseo de afianzar y expandir conocimientos para su carrera profesional, Ayelén M.Vizcaíno, gestora de redes sociales, editora y traductora, estudia actualmente varios cursos sobre idiomas y las nuevas tecnologías del mundo 2.0. “Como curiosa impertinente y apasionada de las letras, humanidades, arte y de las nuevas tecnologías, me encantó la idea de poder comprimirlo todo y aprenderlo poco a poco sin apuros desde cualquier sitio con acceso a Internet”, explica M. Vizcaíno, que ha encontrado los programas de la Universidad Politécnica de Madrid y la Europeaa través de la plataforma MiriadaX.

Por la necesidad de reinventarse continuamente, y más en época de crisis, hay empresas que se han apuntado a estos cursos masivos, en materias como idiomas, gestión de proyectos, liderazgo, para mejorar la formación de sus empleados. “No me gasto dinero en ampliar conocimientos y puedo optar a mejores puestos. Además es una buena herramienta de comunicación interna, porque implica compromiso con el empleado y puedo hacer los cursos desde el trabajo, flexibilizando mi jornada laboral y así no me quito tiempo de mi vida personal”, explica Estefanía Acedo García, miembro del equipo de comunicación de Telefónica Digital.

Un profesor que guía y participa

Más plataformas

  • Coursera. Desarrollada en 2011 por académicos de la Universidad de Stanford es una de las plataformas pioneras.
  • EdX. Plataforma fundada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en sus siglas en inglés) y la Universidad de Harvard en 2012. Se desarrolla en software de código abierto. Anunció un plan para abrir el código fuente de todo el verano de 2013.
  • Udacity. Es una organización educativa privada fundada por Sebastian Thrun, David Stavens y Mike Sokolsky. El origen del nombre, según Thrun, proviene del deseo de la compañía de ser "audaz para ti, el estudiante". La plataforma se lanzó en febrero de 2012.
  • uniMOOC. Plataforma española que favorece la cultura emprendedora. Está impulsada desde el Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Alicante. A través de ella se aprenden herramientas y cuestiones clave para sacar adelante los proyectos personales de cada alumno.
  • UnX. Es la primera comunidad iberoamericana de emprendimiento digital que ofrece un entorno de colaboración y aprendizaje enteramente abierto. Todos los cursos están orientados a emprendedores. Disponible en español y portugués.

Además de la plataforma MiriadaX, impulsada por Telefónica Learning Services y Universia, que integra a casi 300.000 usuarios de 28 universidades y que ya ha cumplido su primer aniversario con 123 cursos impartidos, a nivel nacional Mooc.es recopila cursos de más de 150 universidades repartidas por más de 20 países diferentes en seis idiomas distintos. “Queríamos ser una opción innovadora en la educación superior, que en nuestra opinión está llamada a revolucionar el concepto educativo de las universidades en varios aspectos, pero sobre todo, en hacer universal y gratuito el acceso al conocimiento de la mano de los mejores expertos mundiales en cada disciplina. No hay que olvidar que los profesores de las mejores universidades del mundo son, a su vez, los mayores exponentes del saber científico”, explica Pablo Martín, CEO de esta plataforma.

Una de las características principales de los MOOC es que el profesor no tiene una figura alejada del alumno desde su atril, sino que participa en el proceso como uno más, además de ser guía en las dudas de los alumnos. “Soy de las que considera que es importante participar en el foro porque se agradece que el profesor sea cercano”, asegura Carmen Sarabia, doctora en Psicología, profesora en la escuela de enfermería y experta en Neuropsicología de la Universidad de Cantabria. Esa cercanía con el alumnado, a pesar de las barreras que puede haber al estudiar online, fue una de las sorpresas que Davinia Bautista, opositora de Alicante, se encontró en su curso sobre Constitución española de 1978 para opositores, de MiriadaX: “Incluso al acabar el profesor nos dejó su correo electrónico por si en un futuro teníamos dudas”, explica Bautista.

Miquel Durán, Catedrático de Química Física en la Universitat de Girona, y docente habitual en este tipo de cursos, ve una oportunidad excelente en la enseñanza abierta para el profesorado: “Los MOOC favorecen a los profesores ya que permite que se desarrollen y sean emprendedores de la docencia, como lo son los investigadores. De alguna manera se está innovando en el campo de la docencia”. El catedrático entiende como una ventaja que la información sea abierta para que así “no solo el alumno pueda examinar al profesor", como en una clase presencial: "Aquí si lo haces mal se entera todo el mundo y si lo haces bien se consigue una reputación bien entendida”, puntualiza Durán. Para Durán, los MOOC serían la combinación perfecta junto con las clases presenciales para poner en práctica una educación híbrida. Otra de las ventajas que ve en los cursos masivos es que son para muchas personas “el catalizador perfecto para entrar en la sociedad digital de una manera seria”.

Para David Carabantes, Doctor por la Universidad Complutense de Madrid y director de Gestión de información científica en abierto, la característica de masivo sería la que más destacaría: “Con estos cursos se consigue lo que todo profesor sueña, que no es otra cosa que llegar al mayor número de alumnos posibles”.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Arte hípster en las entrañas del DF

Un colectivo de jóvenes arquitectos impulsa un proyecto cultural en una de las zonas más conflictivas del Distrito Federal

Icono Brown

El joven negro que murió por disparos de un policia es un emblema en camisetas, y un símbolo contra la discriminación

Sólo la indignación de la sociedad acabará con la corrupción política

Lo que infunde miedo a los políticos corruptos es la ira de los sin poder

El 'alcalde vitalicio' de Washington

Marion Barry, que durante 16 años gobernó la capital de EE UU, muere a los 78 años

IMPRESCINDIBLES

La Fiscalía investiga el perdón de 3.000 millones a eléctricas

Anticorrupción cita en secreto a altos cargos de Energía del PSOE

La recuperación inmobiliaria arranca a dos velocidades

La inversión en oficinas y comerciales resucita. La de viviendas se estancan

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana