MERCADO LABORAL

España tardará 20 años en recuperar el empleo destruido en la crisis, según PWC

Guindos destaca el dato “positivo” de paro registrado de noviembre

El ministro asegura que la demanda solvente de crédito vuelve a crecer

Guindos, en la presentación del informe de PWC. EFE

Justo el día en que se conoce que el dato de paro registrado ha experimentado su primer noviembre a la baja desde 1989, lo que se ha logrado con un fuerte componente de desánimo de personas que dejan apuntarse al INEM, un informe de PricewaterhouseCoopers ha dado este martes una indicación de todo el terreno destruido a lo largo de estos cinco año de crisis: el nivel de empleo logrado antes de la primera recesión no se recuperará hasta dentro de dos décadas.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asistido a la presentación y ha aprovechado para destacar que los “positivo” del dato de noviembre, un mes tradicionalmente “complejo” para el empleo, pues coinciden entre el fin de la campaña de verano y antes de que comience la navideña. No obstante, ha reconocido que queda “mucho camino por recorrer” y hay necesidad de “medidas adicionales” para consolidar la incipiente recuperación económica.

En concreto, el informe titulado La economía española en 2033 señala que “España conseguirá alinear en 2033 su tasa de desempleo con la de los países de nuestro entorno y situarla en el 6,8%. Ahora bien, incluso en este escenario tardaremos más de 15 años en situarla por debajo del 10% y de 20 años en volver a crear el empleo destruido durante la crisis".

Para Guindos, este dato “es una proyección meramente tendencial” que no se cumplirá y, si el Gobierno no abandona su agendas de reformas, “se recuperará el nivel de empleo previo a la crisis”, aunque no concretó plazo. El ministro, que avanzó este fin de semana la necesidad de una nueva vuelta de tuerca a la reforma laboral, descartó que las novedades se aprueben esta semana.

El ministro recalcó que “de la misma manera que si se hubiese hecho hace unos años, no hubiese recogido la duración de la crisis, el de ahora tampoco está recogiendo la intensidad que tendrá la recuperación en las dos próxima décadas”.

Entre los signos de reactivación económicos, aparte de las exportaciones, Guindos resaltó que “la demanda de crédito solvente vuelve a repuntar”, si bien reconoció que el grifo de los bancos aún no se ha abierto, uno de los grandes obstáculos de la recuperación. En este sentido, destacó que España también tiene un problema de falta de capital que actúe en lugar del crédito como impulsor de proyectos, y avanzó que el sector del capital riesgo tendrá más oportunidades a partir de ahora con la puesta en marcha de una Ley Financiera.

Más información