La crisis financiera

La recuperación se congela en el corazón de la zona euro

El crecimiento trimestral se limita al 0,2% entre abril y junio, tras el parón de Alemania y Francia.- En tasa internual, el PIB de la eurozona pasa del 2,5% del primer trimestre al 1,7% en el segundo

ALEJANDRO BOLAÑOS | Madrid 16 AGO 2011 - 11:16 CET

Los organismos internacionales, los expertos y el vaivén de los mercados financieros anunciaban una segunda mitad de año repleta de minas para las economías industrializadas. Pero, como ocurrió con la Gran Recesión de 2009, los vaticinios pretenden anticipar algo que ya estaba pasando. La estadística recién publicada por Eurostat atestigua que el estancamiento de la economía europea, pregonado estos días, tomó cuerpo la pasada primavera. En Alemania y Francia, el corazón del Viejo Continente, el crecimiento quedó congelado: en comparación con el fulgurante arranque de año, el PIB de la zona euro apenas avanzó un 0,2% entre abril y junio.

Alemania y Francia fueron, precisamente, las que dieron pie a pensar que la recuperación de la economía europea se aceleraba, con un crecimiento extraordinario entre enero y marzo (1,5% y 1% en tasa trimestral, respectivamente). Y son, ahora, las que dejan en punto muerto esa recuperación. La economía francesa está estancada (crecimiento trimestral nulo) y la locomotora alemana alcanza su peor registro (0,1%) desde que dejó atrás la Gran Recesión.

Todas las previsiones daban por hecho que el avance del segundo trimestre iba a ser, en el caso de las dos grandes economías de la zona euro, mucho más débil que en el arranque del año. En el primer trimestre, el PIB alemán se benefició de unas condiciones climáticas benignas, con lo que al habitual aporte del sector exterior se sumó un incremento extraordinario de la construcción. Y en Francia, fue la variación de existencias (el aumento de inventario de las empresas) lo que dio un empujón a la contabilidad. Pero lo que nadie había anticipado es que la recuperación hiciera una pausa tan brusca: para Alemania, el pronóstico medio de una encuesta de Reuters entre expertos era del 0,5% en tasa trimestral. En Francia, las primeras estimaciones apuntaban a un 0,3%.

El estancamiento económico suma otra incógnita más a la endiablada ecuación que analizarán esta tarde los líderes de ambos países. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, pretenden reforzar las exigencias de consolidación presupuestaria y competitividad a los países más expuestos a las dudas de los mercados, antes de dar mayor fuste a la coordinación fiscal en la zona euro. Pero la ralentización pone en solfa el ajuste simultáneo de gasto público que se exige a varios países.

La debilidad del crecimiento se extiende a todas las economías básicas de la zona euro: en tasa trimestral, Holanda solo llegó al 0,1%, España se quedó en el 0,2% e Italia rondó el 0,3%. El parón es más elocuente en la comparación interanual. Si en el primer trimestre la zona euro exhibía un boyante 2,5%, en el segundo trimestre la tasa interanual retrocede al 1,7%. El Gobierno francés ha anunciado que revisará su pronóstico para lo que resta de año. Y, a tenor de las cifras, algo similar tendrán que hacer varios países más.

Otras noticias

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, con la canciller alemana, Ángela Merkel. / EFE

IMPRESCINDIBLES

“Una tasa al capital no debe esperar al gobierno mundial”

Xavier Vidal-Folch Barcelona

El economista francés Piketty defiende un gravamen a los grandes patrimonios

Condenados a crecer menos

Amanda Mars Washington

El avance potencial de las economías avanzadas y emergentes se reduce. El FMI pide estímulos fiscales e inversión pública

Rato y Blesa “consintieron y propiciaron” las tarjetas

Reyes Rincón Madrid

El juez aprecia indicios de responsabilidad en los dos expresidentes de Caja Madrid

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana