Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

AENA despide al primer controlador por el plante de finales de 2010

El gestor de aeropuertos envía a la fiscalía 455 expedientes.- Traslada a otros dos de Santiago a Almería y Granada

AENA comunicó ayer el despido de un controlador de Santiago de Compostela y el traslado forzoso de otros dos, a Granada y a Almería, por faltas muy graves cometidas entre el 27 de noviembre y el 3 de diciembre pasados, cuando alegaron que ya habían sobrepasado su jornada anual y se negaron a trabajar. Además, del total de 29 expedientes abiertos (que corresponden a 17 personas) en esa dependencia, cuatro, los casos más graves se han enviado a la fiscalía y los otros 22 han finalizado con diversas sanciones de empleo y sueldo.

El conflicto en Santiago por el cómputo de las horas dio lugar a que el Gobierno aprobase el viernes 3 de diciembre pasado un real decreto por el que aclaraba que en el cómputo de horas aeronáuticas (1.670 como máximo al año) no se incluían las imaginarias ni las licencias por paternidad ni permisos sindicales, entre otros. Ese misma tarde los controladores fueron abandonando sus puestos alegando que no se encontraban en condiciones psicofísicas de realizar su trabajo, lo que provocó el cierre del espacio aéreo español, la declaración de estado de alarma y la militarización de los controladores.

Los 451 expedientes abiertos por AENA por los sucesos del 3 de diciembre fueron enviados a la fiscalía el 25 de abril, por lo que se ha suspendido temporalmente la tramitación mientras se resuelve la vía judicial. El conflicto por el cómputo de las horas (AENA interpretaba que la jornada laboral máxima era la fijada en el Estatuto de los Trabajadores, de 1.840 horas) quedó resuelto en principio con el laudo arbitral dictado por el ex ministro Manuel Pimentel que fijó la jornada laboral máxima (y no sólo aeronáutica) en 1.670 horas.