Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis económica

España será la única gran economía que se contraerá en 2010

El FMI constata en sus últimas previsiones que la economía española se descuelga de la "recuperación con más vigor" del resto de países

Jarro de agua fría para las perspectivas de cara al año que acaba de comenzar. España será la única entre las grandes economías que, según el Fondo Monetario Internacional, estará en negativo en 2010. La actividad se contraerá seis décimas este año. Y para el que viene, el organismo financiero habla de un crecimiento del 0,9%, en este caso será el más débil del grupo.

Las nuevas proyecciones del FMI mejoran en una décima el dato anticipado en otoño para 2010 y no tocan el de 2011. Unas pobres previsiones si se tiene en cuenta que el Fondo habla ya de "una recuperación con más vigor" del anticipado a escala global, que cifra en un 3,8% para el año en curso, ocho décimas más de lo dicho en octubre, y que suba al 4,3% el próximo.

El grupo de las economías avanzadas crecerá un 2,1% en 2010 y tres décimas más en 2011. También en este caso, la proyección para este año se revisa ocho décimas al alza, aunque se rebaja una para el próximo. EE UU crecerá seis décimas por encima de esa media en 2010 y al mismo ritmo que el resto en 2011, mientras que en el entorno de la zona euro será un tímido 1% y 1,6%.

De nuevo, el motor del repunte serán las economías emergentes y en desarrollo, con unas tasas de crecimiento del 6% y el 6,3% para 2010 y 2011. "La recuperación avanza a ritmos distintos", señala el Fondo en su última actualización, en la que afirma que en el grupo de los países ricos el repunte "será débil" y permanecerá "por debajo de los niveles previos a la crisis hasta 2011".

Aunque el FMI habla de una mejora "más rápida de la prevista" en los mercados, advierte que las condiciones "seguirán siendo más difíciles que antes de la crisis". Y señala "riesgos importantes" de recaída si se produce un "repliegue prematuro y desorganizado" de los estímulos. "Se necesita un esfuerzo continuo para sustentar la recuperación y preparar la salida", remacha.