El turismo reduce su aportación al PIB a su nivel más bajo en 13 años

La demanda final del sector baja tres décimas en 2008 hasta el 10,5%. - La caída en la llegada de turistas vuelve a moderarse en noviembre

AGENCIAS Madrid 21 DIC 2009 - 13:45 CET

Archivado en:

La crisis económica afectó a la demanda final turística en España en 2008 y, como consecuencia, se moderó la contribución del turismo al Producto Interior Bruto (PIB) hasta el 10,5%, tres décimas menos que en 2007 y su nivel más bajo desde 1995. Según la Cuenta Satélite del Turismo en España difundido hoy por el INE, la facturación del sector alcanzó los 113.930 millones de euros, en 2008, lo que supuso un 2,9% menos que en el año anterior. Sin embargo, a precios corrientes (que no tienen en cuenta la inflación) la tasa de variación estimada creció un 0,7%.

La principal causa de este deterioro es que el turismo receptor, los extranjeros que eligen España para sus vacaciones, desaceleró su crecimiento por segundo año consecutivo, al registrar una tasa interanual del 1,4% en 2008 frente al 4,5% de 2007, año de récord para el sector.

En este sentido, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha hecho pública hoy la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur) con datos de noviembre, "consolida la tendencia de desaceleración en el ritmo de caída de la llegada de turistas que se viene observando desde el segundo trimestre", según destaca el departamento que dirige Miguel Sebastián. En concreto, de enero a noviembre han llegado a España 49,5 millones de turistas extranjeros, un 8,9% menos que en el mismo periodo de 2008.

Menos gasto en el exterior

En cuanto al turismo emisor (turistas que salen de España), el gasto se desaceleró en más de 10 puntos y pasó del 11% en 2007 al 0,6% en 2008. Este menor gasto permitió compensar la caída de los ingresos turísticos en 2008, con 29.341 millones de euros, y mantener el saldo en niveles similares a 2007 (29.153 millones). Según el INE, el gasto de los turistas residentes en viajes dentro de España cayó un 3% en términos reales (a precios corrientes creció el 0,3%).

El transporte aéreo, la restauración y las actividades recreativas, culturales y deportivas crecieron por encima de la media de las actividades características del turismo y del total de la economía. Por el contrario, el transporte marítimo, el terrestre, las agencias de viajes y el alojamiento crecieron por debajo de la media, tanto de las actividades turísticas como de la economía española.

En 2008, el turismo de negocios volvió a tener el mejor comportamiento y creció el 2,2%, aunque en el caso del turismo receptor aumentó el 7,7%, mientras que en el caso del turismo interno bajó el 0,9%. Las tasas de variación de estos viajes en el turismo receptor y en el interno apenas variaron en 2008 respecto a 2007, con aumentos del 0,1% y del 0,6%, respectivamente.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Los BRIC ya no son estrellas

El frenazo de los emergentes y la mejora de los desarrollados marcan un punto de inflexión en la crisis

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana