Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Deterioro económico

Solbes admite que la moderación del PIB al 2,7% confirma una "desaceleración rápida"

La moderación del consumo reduce en ocho décimas el crecimiento español durante el primer trimestre hasta su nivel más bajo desde finales de 2002

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha admitido hoy que los datos de crecimiento del PIB del primer trimestre, que muestran un avance de la economía del 2,7% -ocho décimas menos que el último dato de 2007-, confirman que se está produciendo una "desaceleración rápida" en España.

"Es un crecimiento con una desaceleración respecto al importante 3,5% del último trimestre, y lo que nos pondría de relieve es que esa desaceleración rápida de la que estamos hablando se está produciendo", ha dicho Solbes a la entrada de la reunión de ministros de Economía de la UE prácticamente al mismo tiempo que se difundían los datos del INE.

Según el INE, en el primer trimestre de este año, la economía española ha atenuado su crecimiento como consecuencia de una menor contribución de la demanda nacional que sólo fue parcialmente compensada por una aportación menos negativa del sector exterior. La evolución trimestral del PIB ha sido del 0,3%, cinco décimas menos que la registrada entre octubre y diciembre.

El dato avanzado del crecimiento del primer trimestre difundido hoy por el INE es una décima inferior al previsto por el Banco de España que, el pasado 30 de abril, en su último boletín, cifró en el 2,8% el aumento del PIB registrado entre enero y marzo.

En la misma línea, este avance interanual del 2,7% es el más bajo desde el cuarto trimestre de 2002, cuando el PIB aumentó también un 2,7%. En cuanto al crecimiento intertrimetral, la cifra del 0,3% es la más baja desde el tercer trimestre de 1995, cuando el PIB también creció un 0,3%.

En su boletín económico de abril, el organismo supervisor también consideró algo superior el crecimiento intertrimestral de la economía que cifró en el 0,4%, una décima más, y, al igual que el INE, señaló que la desaceleración se constata por el menor empuje de la demanda interna, que sólo aumentó un 3%. Esta cifra, si finalmente se confirma, significaría el menor avance del consumo desde finales de 2002. Por el contrario, el sector exterior mejoró algo y solamente restó tres décimas al aumento al conjunto del crecimiento.

De hecho, la desaceleración de la actividad económica, motivada en gran parte por el frenazo de la construcción, ha llevado al Gobierno a revisar a la baja sus previsiones macroeconómicas, hasta situar el crecimiento del PIB en el 2,3% tanto para 2008 como para 2009.

Además, el pasado día 6, el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, consideró durante su participación en la 41 asamblea del Banco Asiático de Desarrollo (BAsD), que un crecimiento del 2,8% en el primer trimestre es una "base de partida muy razonable" para lograr que el aumento de PIB en el conjunto del año se sitúe "en el 2,3 ó el 2,4%".

El Banco de España advierte en los primeros meses del año una menor actividad en la mayor parte de los sectores, especialmente en la construcción, donde también se ha moderado en mayor medida la inversión, que se desacelera en todos los componentes.

El consumo de los hogares sólo creció un 2,7%, cuatro décimas menos que en el anterior, según el organismo, en un contexto marcado por la incertidumbre económica y financiera internacional, la elevada inflación y una menor confianza de los consumidores y del comercio minorista. El Banco de España advierte, no obstante, de una mejora en la tasa de ahorro de los hogares.

Efectos en el empleo del parón en la construcción

En su análisis de los distintos sectores de actividad, el organismo supervisor constata el menor ritmo de la actividad constructora y sus efectos en el empleo, y augura un mantenimiento de la desaceleración.

Sobre el empleo, afirma que su creación sigue ralentizada y se hace eco del fuerte aumento del paro registrado en el primer trimestre, que ha hecho que el incremento del desempleo en un año haya alcanzado el 17,1%. En este sentido, los expertos apuntan que un crecimiento menor al 3 o el 2,5% supone, a corto y medio plazo, la destrucción de puestos de trabajo.

Desde noviembre de 2004, el INE difunde un avance de la cifra de crecimiento del PIB de cada trimestre, lo que permite conocer con antelación y de manera aproximada cómo evolucionó la actividad económica en ese periodo, a la espera de la publicación del dato oficial.

La información que difunde el INE como avance del dato oficial sólo incluye el crecimiento real de la economía, una vez hechos los ajustes correspondientes a variaciones estacionales y de calendrio.

Este dato adelantado es el que utiliza la Oficina de Estadística Europea (Eurostat) para hacer, junto con los de otros países, una primera estimación del crecimiento del PIB de la UE y de la zona euro.

El PP exige medidas ante una situación "muy preocupante"

El portavoz de Economía del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, ha denunciado hoy que el Ejecutivo socialista se limita a realizar "declaraciones inconcretas", en lugar de tomar medidas ante una situación económica "muy preocupante". Prueba de ello, ha recalcado que los últimos datos del IPC se suman al estancamiento del crecimiento económico y la "destrucción de empleo", una situación "que inquieta, y es lo que están percibiendo los españoles en forma de pérdida de bienestar".

A su juicio, se trata de un "comportamiento económico muy preocupante" ante el cual el Gobierno se limita a realizar "valoraciones inconcretas, palabras imprecisas, pero faltan políticas económicas" que permitan superar la "pérdida de confianza" en la economía española.

Además, Montoro ha arremetido contra la propuesta de la CNE de subir la tarifa de la luz un 11,3% para paliar el déficit de tarifa que se empezó a generar en la segunda legislatura del PP por el rechazo de Aznar a mover el precio de este servicio básico. De cara a la decisión que tendrá que adoptar el Gobierno, el líder popular ha denunciado que la subida gravará a la pequeña y mediana empresa, "y por lo tanto estamos otra vez de lleno contra el elemento esencial de la creación de empleo, estamos perjudicando el corazón de la creación de empleo".

Más información