Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Popular perdió 18.552 millones en depósitos de enero a junio de 2017

La entidad registró números rojos de 12.218 millones de euros en el primer semestre del año

Dos sucursales del Banco Santander y del Banco Popular en Madrid
Dos sucursales del Banco Santander y del Banco Popular en Madrid

El Popular sufrió una fuga de depósitos entre enero y junio de este año de unos 18.552 millones de euros, de acuerdo con los datos recogidos en los 'Estados financieros' publicados este martes por la Asociación Española de Banca (AEB). Por otro lado, el Popular registró unas pérdidas de 12.218 millones de euros en el primer semestre, tal y como anunció el Santander en julio pasado. 

Concretamente, a cierre del pasado ejercicio la entidad contaba con 71.473 millones de euros en depósitos a clientes, mientras que al término del primer semestre Popular disponía de 52.921 millones de euros en depósitos de sus clientes. Así, la salida asciende a 18.552 millones de euros, informa Europa Press.

Este es el dato neto, es decir, con las entradas y las salidas que se produjeron. Según fuentes financieras, solo la marcha de efectivo del Popular alcanzó los 20.000 millones desde que comenzó su crisis de credibilidad hasta la compra del Santander.

La salida de depósitos fue especialmente significativa entre abril y junio, es decir, desde el mes en el que su entonces presidente, Emilio Saracho, anunció que el banco estaba abocado a una ampliación de capital o una venta y el mes en el que se llevó a cabo su resolución. En ese periodo, la salida depósitos de clientes ascendió a 14.251 millones de euros.

El Santander, nada más comprar la entidad llegar el 7 de junio pasado, inyectó 13.000 millones de euros para atender todas las peticiones y frenar la sangría de efectivo. Se convirtió en una de las mayores transferencias de dinero realizadas en España en tan poco tiempo, señalan fuentes conocedoras del proceso de venta.

La compra se produjo un miércoles y durante varios días siguió saliendo el dinero como un reguero imparable. El lunes 12 paró la fuga, señalan fuentes del sector. Ese día hubo ya más entradas que salidas de efectivo.

El problema del Popular, sumido en una debacle bursátil y una degradación de su nota por parte de las agencias de rating, se agudizó porque entre sus depositantes había inversores institucionales (como comunidades autónomas y empresas públicas), que movieron grandes cantidades de dinero, como reconoció el ministro de Economía, Luis de Guindos, en el Congreso.

Bonos para accionistas del Popular

Por otro lado, el Santander hizo público las condiciones para los antiguos accionistas de Popular que acepten los bonos de fidelización para compensarles por la amortización de sus títulos tras la resolución de la entidad. Podrán solicitarlos desde el 13 de septiembre hasta el próximo 7 de diciembre.

La fecha de entrega de los bonos será "no más tarde" del 15 de diciembre de este año y la admisión a negociación de los mismos tendrá lugar a partir del 15 de enero de 2018.

Así, el primer pago de la remuneración se realizará el 15 de marzo del próximo año, según detalla el folleto de emisión de estas obligaciones, registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) este martes.

La entidad presidida por Ana Botín anunció el pasado mes de julio que compensará con bonos de fidelización a los clientes minoristas de Popular que adquirieron acciones del banco entre el 26 de mayo y el 21 de junio de 2016, coincidiendo con la ampliación de capital de 2.500 millones de euros de Popular.

Para acceder a la oferta es necesario renunciar "irrevocable e incondicionalmente" a emprender acciones legales y reclamaciones contra Santander. Si ya se han iniciado, deberán terminarse. "El valor razonable de los bonos de fidelización es inferior a su valor nominal", según se apunta en el folleto de la operación. En concreto, el valor razonable de los bonos está entre el 70% y el 75% según AFI y el 68% y el 71,3%, según Intermoney. Esto supone que para recuperar el 100% de la inversión será necesario esperar a que transcurran varios años.