Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMV mantiene el veto a los bajistas en Liberbank por la ampliación de capital

La entidad sube en Bolsa un 5,77% tras la prohibición hasta el 30 de noviembre de las apuestas en contra de sus acciones

Oficina de Liberbank en Madrid.
Oficina de Liberbank en Madrid.

La CNMV decidió este martes prorrogar el veto a las posiciones bajistas sobre Liberbank hasta el próximo 30 de noviembre. El organismo justificó la decisión por la ampliación de capital de 500 millones de euros que la entidad anunció la semana pasada para acelerar el saneamiento de activos tóxicos inmobiliarios de su balance. La prórroga del regulador bursátil hizo que los títulos de la entidad disparasen un 5,77%, poniendo así fin a varios días de castigo en Bolsa desatados precisamente a raíz del anuncio de la ampliación.

Liberbank vivió un día convulso en Bolsa, a la espera de la decisión de la CNMV, que debía producirse antes de la medianoche. En ese momento expiraba la prohibición de las posiciones cortas que había sido decretada el pasado 12 de junio y prorrogada por dos meses el 12 de julio. A primera hora, la cotización subía apenas un 2%, pero a las 11.28, un teletipo de la agencia EFE, después eliminado, informaba de que habría prórroga al veto bajista. Esa información, aunque fue eliminada, hizo que la acción se disparase más de un 5%. A las 12.26, la CNMV decidió suspender la cotización. Un par de horas después, anunció que la prohibición de movimientos bajistas seguiría vigente “como máximo” hasta el 30 de noviembre, y devolvió el banco al parqué. La reacción primera fue de euforia y la acción se disparó casi un 9%, aunque después se moderó para cerrar con una subida del 5,77%.

La CNMV justificó la ampliación en la ampliación de capital anunciada por la entidad la semana pasada. De hecho, el regulador afirmó en una nota que “aunque la prórroga se extiende hasta el 30 de noviembre, la intención es levantar la prohibición [de especulación bajista] tan pronto como el proceso de ampliación se complete”.

Sanear el balance

Liberbank, producto de la integración de Cajastur, Caja de Extremadura, Caja Castilla-La Mancha y Caja Cantabria, anunció la semana pasada una ampliación de capital de 500 millones de euros así como planes para vender 800 millones de euros en activos inmobiliarios. El propio banco admitió que la ampliación se destinaría a "elevar la cobertura de los activos improductivos”, es decir, a sanear un balance lastrado por una importante exposición al sector inmobiliario. La entidad ya tenía en marcha planes de saneamiento, por lo que la ampliación y la venta de activos constituían una forma de acelerar el proceso. La respuesta de los inversores a la ampliación fue un desplome del 12,3% en Bolsa en pasado jueves. El viernes cayó otro 5,4% y el lunes casi un 3%.

Esa delicada situación del balance ya pesó sobre la entidad a principios de junio. Tras la caída del Popular, el banco se vio envuelto en una espiral bajista que le supuso la pérdida de más del 40% de su cotización en Bolsa en apenas una semana. Los rumores sobre la mala situación animaron a los bajistas, pese a que el banco clamaba por su buena marcha y consideraba injusto el castigo bursátil. Finalmente, la CNMV salió en defensa de Liberbank y el 12 de junio decretó la prohibición de especular a la baja con sus títulos, decisión prorrogada de nuevo este martes.

Más información