Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El uso del avión y el autobús se disparó en julio en detrimento del AVE

3,67 millones de pasajeros volaron en julio, un 7,8% más, mientras los autocares transportaron a 2 millones, un 16% más

Estación Sur de autobuses de Madrid el pasado 31 de agosto.
Estación Sur de autobuses de Madrid el pasado 31 de agosto. EFE

El pasado mes de julio 364,1 millones de viajeros usaron algún tipo de transporte público en España, según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE). Aunque julio es un mes en el que se usa menos el transporte público por las vacaciones laborales –el número de viajeros cae un 13,1% respecto a junio- el dato es un 3,7% superior al mismo mes del año pasado. El aumento se desglosa en un crecimiento del 4,5% del transporte urbano y un 2,7% el interurbano. Dentro de éste, se dispara el uso del avión, un 7,8%, y, sobre todo, el del autobús, que crece un 16,1%, mientras el AVE, aunque gana viajeros respecto al añ pasado, pierde fuelle.

Los desplazamientos de larga distancia crecen en todos los medios de transporte respecto a los datos de julio del año pasado. Por vacaciones o por trabajo, en julio viajó más gente entre las distintas ciudades españolas. En total, 111,64 millones de pasajeros usaron algún tipo de transporte interurbano, un 2,7% más de viajeros que en julio de 2016. Dentro de la larga distancia, destaca el crecimiento del autobús: casi dos millones de personas lo usaron para ir de una localidad a otra en el primer mes de las vacaciones de verano, un 16,1% más que el año pasado.

El uso del avión y el autobús se disparó en julio en detrimento del AVE

También es destacable el crecimiento del número de pasajeros de avión para los desplazamientos dentro de España. Fueron 3,67 millones en julio, un 7,8% más que el año pasado. El dato aún queda lejos del techo de la serie histórica, los 4,4 millones de viajeros que volaron entre ciudades españolas en agosto de 2007, pero se aprecia claramente que la línea descendente iniciada con la llegada de la crisis tocó suelo en 2013 y desde entonces se registran crecimientos año tras año.

Atrás queda también la lucha que mantuvieron no hace mucho el tren y el avión como medio favorito para los desplazamientos de larga distancia por España. En julio, frente a los 3,67 millones de pasajeros aéreos, los que optaron por el tren fueron 3,1 millones. Aunque aumenta la distancia con los pasajeros aéreos, los 3,1 millones del tren son un 2,4% más que hace 12 meses y máximo de la serie histórica, que arranca en 2000. De ellos, 1,8 millones viajaron en AVE, lo que supone un 2% más que hace un año. No obstante, el dato del AVE en julio es claramente inferior a los de mayo (1,97 millones) y junio (1,94).

En cuanto al transporte urbano, 226,9 millones de pasajeros usaron el transporte público dentro de su ciudad, un 4,5% más que en el mismo periodo del año anterior. En este caso, destaca el aumento del uso del metro, que se dispara un 6,9% más que el año anterior, hasta los 90,2 millones de viajeros. Otros 136,6 millones usaron el autobús, un 2,9% más. El uso del metro crece en todas las ciudades que disponen de él, pero sobre todo en Palma, donde la tasa de crecimiento es del 29,9%; en Madrid, donde el uso aumenta un 13,2%, y en Málaga, un 8,7%. En cambio, en Barcelona, donde el uso del metro apenas varió de un año a otro, el autobús se disparó un 7,4%.

Finalmente, el transporte especial y discrecional registró un crecimiento del 1,1% respecto a julio de 2016, hasta los 25,5 millones de usuarios. Aumentó el número de viajeros del transporte especial escolar (685.000 viajeros, un 6,9% más), pero cayó fuertemente el del transporte especial laboral (6,2 millones, un 9,4% menos). 18,5 millones usaron algún tipo de transporte discrecional, un 5% más.

Más información