Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un médico para Novartis

Vasant Narasimhan tomará en 2018 las riendas de la farmaceútica suiza con el objetivo de que la multinacional aumente sus ventas y resuelva qué hacer con sus participaciones en Roche y Alcon

Vasant Narasimhan tomará en 2018 las riendas de la farmaceútica suiza.
Vasant Narasimhan tomará en 2018 las riendas de la farmaceútica suiza.

Empieza una nueva era para Novartis. Tras un periodo de ocho años al frente del gigante farmacéutico de Basilea, el estadounidense Joseph Jimenez dejará su cargo a finales del mes de enero, según comunicó el pasado lunes por sorpresa. El consejo de administración ha elegido para sucederle a un hombre de la casa y actual director de l desarrollo de nuevos fármacos del grupo, Vasant Narasimhan, que también es ciudadano estadounidense de origen indio. Joe cederá su sitio a Vas —sus apodos dentro de la empresa— a finales del mes de enero. Es un traspaso generacional: el dimisionario tiene 58 años y su sucesor, 41.

Narasimhan será el más joven entre un grupo de nuevos jefes de grandes farmacéuticas mundiales. Emma Walmsley, de 48 años, asumió el mando en abril en GlaxoSmithKline, convirtiéndose en la única mujer en dirigir uno de los más grandes del mundo, mientras que David Ricks, de 50 años, se convirtió en director ejecutivo de Eli Lilly, con sede en Indianápolis, el 1 de enero. Narasimhan es también uno de los pocos médicos al frente de una gran farmacéutica. Se graduó en la Escuela de Medicina de Harvard y tienen también un máster en políticas públicas de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de Harvard, además de una licenciatura en Biología de la Universidad de Chicago. Narasimhan está casado, es padre de dos hijos y vive en Basilea.

Oportuna dimisión

"Desde un punto de vista profesional y privado, es el momento adecuado para pasar las riendas de la empresa", declaró Jimenez en un comunicado. Su intención es volver a EE UU con su familia tras 10 años en Suiza, y dice que está orgulloso de su balance. "Siempre he afirmado que un director general no debe permanecer en el cargo más de ocho años", aseguró en declaraciones telefónicas. "Además, en una empresa se mira lo que se quiere cambiar, se cambia y luego es el momento de pasar el testigo".

El californiano, un ex nadador de competición formado en EE UU en el ámbito de los negocios, hizo primero carrera en la gran distribución. Ocupó un alto cargo en Heinz, el gigante de la alimentación estadounidense, y se incorporó a Novartis en 2007 como jefe de la división de Salud para el Consumidor, que entonces agrupaba a los medicamentos sin receta, la oftalmología y los productos veterinarios. En 2010, se convirtió en director general a pesar de no ser un científico y de tener poca experiencia en medicamentos.

Bajo su batuta, Novartis inició un giro estratégico. Mientras que su predecesor, Daniel Vasella, se dedicó a cubrir todos los sectores del mercado, Joe Jimenez redujo la cartera de actividades, que ahora se centran en los sectores más rentables como los fármacos, los genéricos y la oncología, y consolidó especialmente este último ámbito mediante una adquisición que cambió la estructura de la multinacional: la compra de los medicamentos contra el cáncer de la empresa británica GlaxoSmithKline.

Según el presidente del Consejo de Administración de la multinacional, Jörg Reinhardt, Vas Narasimhan pretende mantener el rumbo estratégico de su predecesor. "Prevemos que la transición será suave", afirma. El nombramiento supone el regreso de un científico a la dirección de Novartis. Es médico de formación y también ha sido consultor en McKinsey. Actualmente, es el director mundial de desarrollo de medicamentos y jefe médico de la empresa, a la que se incorporó en 2005 y de la que es miembro del consejo de dirección. La división bajo el mando del directivo cuenta con uno de los mayores programas de desarrollo de fármacos de la industria: cuenta con 9.600 empleados, 143 proyectos, 500 ensayos clínicos en curso y un presupuesto de varios miles de millones de dólares

"Vas Narasimhan es muy apreciado por el mercado, y a los inversores les gusta su estilo de gestión. Hay voces que critican su juventud, pero en mi opinión, no es un inconveniente", comenta Lorenzo Biasio, un analista de Credit Suisse, que señala que al nuevo jefe se le puede atribuir el notable éxito de varios medicamentos, sobre todo de Entresto, contra la insuficiencia cardiaca. Añadido a esto, Novartis logró recientemente la aprobación de las autoridades estadounidenses para usar un nuevo y revolucionario tipo de inmunoterapia modificadora de genes para la leucemia.

Por su parte, Michael Nawrath, analista de productos farmacéuticos del Zürcher Kantonalbank, dice que el historial médico y científico de Narasimhan ayudará a Novartis a aumentar la productividad y la rentabilidad al ser más selectiva en la búsqueda de desarrollo de fármacos, en una época en que el precio es tan importante como la eficacia clínica. Los últimos dos años han sido difíciles para Novartis no solo por la caída de las ventas sino también por el vencimiento de algunas de las patentes, incluida la de Gleevec, su medicamento para el cáncer de mayor venta.

Grandes desafíos

Desde el punto de vista ejecutivo, otro gran reto para Narasimhan consistirá en qué hacer con la participación en Roche, que vale unos 14.000 millones de dólares, que ahora parece innecesaria porque una fusión de las dos empresas suizas está descartada. También deberá analizar qué hacer con Alcon, la compañía oftalmológica que Novartis compró por 51.000 millones de dólares en 2010 a Nestlé y que ha supuesto un lastre para la rentabilidad Y también debe decidir si ejercer o no una opción para vender el resto de la empresa de productos de consumo a GlaxoSmithKline.

El año pasado, Novartis facturó 48.518 millones de dólares, lo que suposo una caída del 2% respecto al ejercicio anterior. En el conjunto del ejercicio, la farmacéutica registró un beneficio neto de 6.698 millones de dólares, lo que representa un retroceso del 62% con respecto al año anterior, aunque el dato de 2015 se benefició del impacto positivo extraordinario de la venta de activos. Sin tener en cuenta los ingresos derivados de estas operaciones, el beneficio neto ordinario de Novartis en 2016 disminuyó un 5% en relación con 2015. A pesar de estos resultados, un reciente estudio de la consultora Evaluate augura que el sector farmacéutico crecerá una media anual del 6,5% hasta 2022 y superará el billón de dólares en ventas. Y que las tres empresas que encabezarán este ciclo al alza serán Novartis, Pfizer y Roche.

Un doctor de Harvard

Empresa. Vasant (Vas) Narasimhan, ciudadano estadounidense de origen indio nacido en 1976, es actualmente el responsable global de Desarrollo de Medicamentos y jefe médico de Novartis. Es también miembro del Comité Ejecutivo de la farmacéutica y, desde enero de este año, forma parte de la Junta Directiva de la Fundación Novartis. Antes de unirse a Novartis, Narasimtan trabajó en la consultora McKinsey & Company.

Estudios. Narasimhan se graduó en la Escuela de Medicina de Harvard y obtuvo una maestría en Políticas Públicas en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy en Harvard. Tambien cuenta con una licenciatura en Biología de la Universidad de Chicago. Es miembro elegido de la Academia Nacional de Medicina de Estados Unidos.