Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de superricos en España crece un 24% desde el inicio de la recuperación

549 personas declaran en España tener un patrimonio superior a 30 millones

Turistas españoles toman un ágape en un bar de Denia. Foto: GETTY IMAGES. Vídeo: ATLAS

La recuperación económica se inició hace cinco años pero las cicatrices de la crisis aún son muy visibles. El ritmo de la mejoría ha sido desigual. Ha sido mucho más veloz para las rentas altas, según constatan las declaraciones fiscales de la Agencia Tributaria. El número de supermillonarios, con un patrimonio superior a 30 millones de euros, ha crecido un 23,9% desde finales de 2012, según la última estadística del impuesto sobre el patrimonio correspondiente a 2015 publicada ayer. Durante los dos últimos ejercicios fiscales la cifra de grandes fortunas ha aumentado a un ritmo del 8% anual. A pesar de ello, en España solo hay 549 personas que declaran tener bienes y derechos valorados en más de 30 millones de euros.

El número de superricos en España crece un 24% desde el inicio de la recuperación

Las cifras tributarias siempre hay que tomarlas con cierta cautela por el fraude y los diferentes mecanismos con que cuentan los grandes patrimonios para escapar del fisco. De hecho, según los datos del impuesto sobre la renta (IRPF), los trabajadores que declaran ganar más de 39.500 euros pertenecen al 10% de los contribuyentes que más declaran. Es decir, podrían considerarse como ricos. Pero la estadística es más compleja.

Un total de 188.680 contribuyentes presentaron la declaración del impuesto de patrimonio en 2015. Las personas que están obligadas a confeccionar esta declaración son, con carácter general, aquellos cuya base imponible sea superior a 700.000 euros. Para calcular la citada base imponible se tiene en cuenta el valor de los bienes o derechos, se deducen los gastos (préstamos o hipotecas) y el valor de la vivienda habitual hasta un máximo de 300.000 euros. Es decir, que generalmente tienen que declarar aquellos que poseen un patrimonio bruto superior a un millón de euros.

Madrid y Cataluña

En cualquier caso, en España hay 57.218 personas que han declarado tener una base imponible en el impuesto de patrimonio superior a los 1,5 millones de euros, casi un 10% más que cinco años antes.

El patrimonio total de los supermillonarios que liquidan el impuesto de patrimonio asciende a 582.612 millones de euros, casi la mitad del PIB español. La mayor parte de este patrimonio, el 76% del total, está colocado en capital mobiliario, es decir, acciones, depósitos y otros instrumentos de inversiones financieras. Otro gran pellizco lo constituyen los inmuebles, pisos, fincas, locales y otro patrimonio inmobiliario con una valoración total de 102.565 millones.

El impuesto de patrimonio es polémico. Hay muchas voces que aconsejan su supresión porque considera que supone una doble tributación. De hecho, España es de los pocos países europeos que lo mantiene. Además, aunque es un impuesto estatal está cedido a las comunidades autónomas que han ejercido sus competencias para legislar y han generado grandes diferencias en la aplicación del tributo entre comunidades.

Por eso, casi la mitad de los declarantes de este impuesto, unas 72.2716 personas, están en Cataluña, una de las comunidades donde más gravoso es este impuesto. Cada uno de estos contribuyentes declaró un patrimonio medio de 2,37 millones. En el extremo opuesto figura Madrid, que tiene bonificado el tributo al 99%. Eso explica que solo haya 16.977 madrileños que presentaron la declaración pero reconocieron tener un patrimonio medio de 8,85 millones.