Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro sube en agosto en 46.400 personas con el fin del empleo de verano

Tras el tirón de la temporada estival se destruyen 179.485 puestos de trabajo, la mayor cifra para un mes de agosto desde 2008

Varias personas esperan en la oficina de empleo de la localidad de Dos Hermanas, Sevilla. PACO PUENTES EL PAIS.

La temporada estival termina y con septiembre llega el fin de miles de contratos de temporada. Resultado: sube el paro registrado y baja el número de afiliados a la Seguridad Social. Así, el número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo Estatal (SEPE) ha subido en agosto en 46.400 personas en relación con el mes anterior, situando el total en 3.382.324 parados. La Seguridad Social pierde 179.485 afiliados (un 0,97%), el peor dato para un mes de agosto desde 2008.

El aumento del desempleo al final del verano es habitual, por la extinción de contratos vinculados al sector turístico y el parón de ramas de actividad como la industria, la construcción o la educación. Sin embargo, el aumento de parados de este mes de agosto es fuerte: por ejemplo, el año pasado la subida fue muy inferior, de 14.435 personas, y hay que remontarse a 2011 (51.185 parados más) para encontrar un agosto peor. En todo caso, la cifra total de parados registrados se sitúa en 3.382.324 personas, 315.172 menos que hace un año.

El paro sube en agosto en 46.400 personas con el fin del empleo de verano

En cuanto a la afiliación media a la Seguridad Social alcanzó los 18.309.844 ocupados en agosto, tras descender en 179.485, un -0,97%. Es la mayor destrucción de empleo para un mes agosto desde 2008, cuando se destruyeron 244.666 empleos, y la mayor en general desde enero de 2016 –enero es otro mes en el que tradicionalmente se destruye empleo-. Es más, si se tiene en cuenta el dato de afiliación eliminando los efectos de estacionalidad –variaciones recurrentes debidas al clima, el calendario laboral o las costumbres-, en agosto se produjo la primera reducción del número de afiliados en 44 meses, desde noviembre de 2013.

Pese a que tanto el número de parados como el de afiliados registraron cifras más negativas que en los últimos años, los secretarios de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, y de Empleo, Juan Pablo Riesgo, restaron importancia a los datos “típicos y previsibles” de agosto y se remitieron a las cifras anuales, foto en la que el mercado laboral ofrece una mejor cara. Así, pese a la subida, hay 315.172 parados registrados menos que en agosto de 2016. Igualmente, en el cómputo anual, la cifra de afiliados es un 3,45% superior a los 17.699.995 de agosto del año pasado.

El paro sube en agosto en 46.400 personas con el fin del empleo de verano

"El crecimiento económico se sigue trasladando de forma muy intensa al crecimiento anual de afiliación", afirmó Burgos en la rueda de prensa para comentar los datos, destacando que ese ritmo de creación de empleo del 3,45% es el más alto en 12 años. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abundó en este sentido al decir que está “muy cerca” el objetivo de crear medio millón de empleos en el año. "incluso se va a conseguir sobrepasarlos", dijo.

Frente a las "las tendencias generales claramente favorables" que celebró Burgos, los sindicatos pusieron el dedo en la llaga de la temporalidad y la precariedad. De hecho, de los 1.536.400 contratos firmados en agosto, apenas un 7,51%, 115.382, fueron indefinidos (de ellos, el 40% a tiempo parcial). En lo que va de año, el porcentaje es similar: 1.232.219 indefinidos de los 14.005.497 contratos (un 8,8%). Para CC OO, es prueba de que “el empleo no mejora ni en calidad ni en cantidad”, según manifestó Lola Santillana, secretaria de empleo del sindicato. Mientras UGT denunció “la volatilidad del empleo que se crea, de carácter estacional, temporal y precario”. No obstante, el ministerio de Empleo destacó que el número de contratos indefinidos creció a un ritmo del 9,8% respecto a agosto del año pasado, mientras que la temporal creció menos, un 5,5%.

Caída en Educación

Si un colectivo resulto claramente perjudicado en el mes de agosto, ese fue el de profesores. La costumbre de dejar morir los contratos de profesores interinos o la escasa actividad de las academias hace que tradicionalmente sea un mes malo para la educación. Así, el pasado mes, el sector de Educación registró 56.906 afiliados menos a la Seguridad Social; la Industria Manufacturera perdió 20.618 y la construcción, 17.410. Pese a estos datos, Burgos confió en que septiembre traiga una “recuperación intensa” de estos sectores. En el otro lado, ganaron afiliados las Actividades Sanitarias (16.631), la Hostelería (3.720) y el Transporte y Almacenamiento (2.177). El Régimen de Autónomos cuenta con 3.213.140 personas, tras descender en 16.765 (-0,52%) en el último mes.

También perdió afiliados la Administración Pública (9.115), lo que, junto a la caída en la Educación, llevó al sindicato CSIF, el mayoritario en la función pública, a denunciar “la precariedad” en el empleo público. Sostiene el sindicato que 704.000 empleados públicos son temporales, por lo que reclamó al Gobierno “agilizar” la convocatoria de las ofertas de empleo público ya anunciadas.

Por sectores económicos, el paro registrado disminuyó en Agricultura (-7.044 personas) y entre los que no tenían empleo previo (-3.203). Subió, sin embargo, en industria (7.277), en construcción (7.811) y sobre todo en servicios (41.559), el sector que en verano representa el gran nicho de actividad con camareros, empleados de hoteles y plantillas para reforzar los servicios turísticos, en un verano en el que las llegadas de visitantes ha vuelto a marcar récords.

Más información