Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IPC subió el 1,6% en agosto por los mayores precios del carburante

La inflación acelera una décima con respecto al mes de julio

IPC agosto
Un hombre reposta en una gasolinera EFE

Los precios subieron en agosto en España un 1,6% respecto al mismo mes del año pasado, según adelantó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). El dato supone una ligera aceleración del IPC respecto al mes de julio, cuando se situó en el 1,5% interanual, la misma tasa que en junio. El repunte de la tasa de inflación tras dos meses estancada tiene un responsable, según el INE: los carburantes (gasolina y gasoil), que en el mes tradicional de las vacaciones por excelencia se encarecieron tanto en términos mensuales como interanuales.

Al tratarse del dato adelantado de IPC –el definitivo se conocerá en dos semanas-, el INE no detalla cuánto ha subido el combustible en agosto, pero el boletín petrolero que cada semana publica la Comisaría de Energía de la UE puede dar una pista. Según el último informe, del 21 de agosto, el litro de gasolina super 95 costaba de media en España 1,19073 euros, un 0,83% más que el 31 de julio. Un poco más, el 0,9%, se ha encarecido en el mismo periodo el gasoil, que pasó de 1,06100 euros el litro a 1,07055.

En términos interanuales, la subida es mayor. Tomando como referencia el boletín petrolero del 22 de agosto de 2016, la gasolina en España ha subido en un año un 3,9% (de 1,14505 euros el litro a los actuales 1,19073) y el diésel un 4,5% (de 1,02367 a 1.07055 euros). Mientras, el barril de crudo Brent, el de referencia en Europa, se ha encarecido en estos últimos 12 meses un 6,8%.

Los datos del boletín petrolero son coherentes con los del INE. El organismo estadístico señaló en julio, último mes con datos disponibles, que los carburantes se encarecían a un ritmo del 1,9% anual. La subida era muy superior a la del mes anterior, del 0,4%. Es decir, en el mes de julio, el precio de los carburantes aceleró con fuerza respecto a junio. En agosto, parece que ha seguido la tendencia, al menos según se desprende del boletín petrolero.

Con el de agosto, el IPC encadena 12 meses consecutivos en tasas positivas, desde que en septiembre de 2016 el índice de precios se colocase en el 0,2% y dejase atrás 13 meses de tasas negativas –excepto la de diciembre de 2015, del 0%-. No obstante, la tasa se sitúa actualmente en un nivel cercano al objetivo que marca el BCE, cercano pero por debajo del 2%. Lejos queda la tasa del 3% con la que comenzó el año, debido a los fuertes incrementos de los precios de la energía. Las condiciones meteorológicas de enero y el efecto de contrastar las subidas de precio con las bajadas registradas doce meses antes (efecto base) situaron las tasas de inflación de la energía en niveles estratosféricos.

Aunque el 1,5% está dentro de las previsiones del Gobierno, que espera cerrar el año con una tasa en el entorno del 1% o algo por debajo, según señaló en julio la secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido. No obstante, UGT señaló en un comunicado que el alza de precios “vuelve a evidenciar la necesidad urgente de que suban los salarios, especialmente los más bajos”, por lo que reiteró un llamamiento al Gobierno para que el salario mínimo interprofesional se sitúe en 1.000 euros al finalizar la legislatura a mediados de 2020.

Más información