Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ryanair baja las tarifas a Barcelona hasta un 7% para no perder pasajeros tras el atentado

El consejero delegado de la aerolínea de bajo coste, Michael O'Leary, afirma que “el personal de seguridad de El Prat no puede chantajear a los pasajeros”

El consejero delegado, Michael O'Leary, durante la rueda de prensa.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, aseguró este jueves en una rueda de prensa celebrada en Madrid que su compañía ha aplicado rebajas de entre el 5% y el 7% en los vuelos hacia Barcelona para evitar perder pasajeros ante el posible impacto del atentado terrorista que tuvo lugar en la capital catalana el pasado día 17 de agosto.

O’Leary indicó que aún es pronto para evaluar las consecuencias del atentado sobre las reservas, pero que Ryanair, al ser una compañía de bajo coste, no va a esperar a conocerlas y adoptará medidas activas para incentivar los vuelos a la capital catalana. La rebaja de tarifas en los vuelos a destinos que han sufrido un ataque terrorista es un protocolo habitual de la aerolínea, según aclaró O'Leary.

No obstante, el directivo de Ryanair, indicó que el impacto sobre las reservas no será tan grande como el que ocurrió en los vuelos a Bruselas, porque en aquella ocasión el atentado se produjo en el mismo aeropuerto de la capital belga.

Conflicto de El Prat

El consejero delegado de Ryanair pidió este este jueves al Gobierno español que adopte las medidas necesarias para garantizar los derechos de los pasajeros si el personal de seguridad del aeropuerto de El Prat convoca de nuevo una huelga, tras las protestas que llevaron a cabo desde el 24 de julio hasta el 17 de agosto y que generaron algunos días largas colas en las zonas de seguridad del aeropuerto.

Michael O'Leary, durante la rueda de prensa.
Michael O'Leary, durante la rueda de prensa.

“Los pasajeros no deberían ser chantajeados por los empleados de seguridad. Alguien tiene que mantener el servicio y garantizar los derechos de los viajeros que vienen a España a pasar sus vacaciones”, dijo O'Leary en Madrid.

.El jefe de la aerolínea de bajo coste mostró su apoyo a las medidas adoptadas por el Gobierno, con el nombramiento de un mediador que dictará un laudo de obligado cumplimiento para poner fin al conflicto, pero avisó que si siguen los paros se deberían adoptar medidas adicionales, y apuntó a limitar el derecho a la huelga como ya ha pedido en otras ocasiones para los controladores.

O'Leary ha vuelto a criticar al Gobierno de Theresa May por no despejar las incertidumbres que plantea el Brexit, y asegurar que se mantenga el futuro de cielos abiertos que permite la libre circulación de aviones en todo el territorio de la UE. Si la UE y Gran Bretaña no cierran ese acuerdo antes de 2019, Ryanair reducirá notablemente sus operaciones y retirará aviones de las bases del país para trasladarlos a Italia, España y los países nórdicos.

Asimismo, Ryanair ha confirmado que ha presentado una oferta por Air Berlin, pero ha criticado al Gobierno alemán, al que acusa de favorecer a Lufthansa para hacerse con los principales activos de su rival alemana, lo que "está complicando las negociaciones por parte de otras entidades", y crearía una situación monopolística en los vuelos domésticos, según O'Leary.

El jefe de la aerolínea de bajo coste ha viajado a España para anunciar que Travel Labs Spain, el tercer centro de innovación digital que la compañía va a abrir en Madrid, ha empezado a reclutar los 250 especialistas que empleará, y que tendrán unos sueldos de entre 80.000 y 100.000 euros

Más información