Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google paga 3.000 millones para ser el buscador del iPhone

Hace tres años acordó 2.000 millones de dólares anuales para ser el sistema por defecto de iPhone e iPad

Google quiere seguir siendo el buscador del iPhone
Google quiere seguir siendo el buscador del iPhone AFP

Google no quiere perder su posición de privilegio. Ser el buscador por defecto es una gran ventaja. Cuando alguien hace una búsqueda con un iPhone o con un iPad, la petición va directamente a Google. Ese poder de llevar a los usuarios de la marca más cotizada del mundo a tu página tiene precio.

Hace tres años Google pagó a Apple 2.000 millones de dólares por ese espacio de privilegio. Según CNBC la tarifa ha subido en la nueva negociación del contrato, hasta los 3.000 millones de dólares anuales. Una cifra alta, pero rentable si se tiene en cuenta que el 50% de los ingresos de Google en móviles y tabletas provienen de los aparatos de Apple.

En su momento fue un dato polémico, pues Apple presume de no usar a sus usuarios como soporte publicitario. Tim Cook siempre se ha distanciado de Android argumentando que los aparatos de Apple no utilizan los datos de sus clientes para nada más que protegerlos pero nunca para ventas potencias.

El modelo de negocio de Google se basa precisamente en eso, ser el buscador más relevante. Lo que les permite controlar el sistema de anuncios basados en palabras. Cada término tiene una cotización. Cobran por los clicks conseguidos y por la visibilidad otorgada al anunciante. Un sistema claro y efectivo que se ha convertido en una especie de bolsa en la que los términos más demandados, según la fecha y cantidad de peticiones que tenga esa palabra.

En el último reporte de beneficios de Apple ingresaron 7.300 millones de dólares en concepto de servicios. Este apartado se verá afectado en el próximo informe por el pago de Google. Dentro de la misma se incluyen, Apple Music, iCloud, así como las compras de bienes digitales en la App Store.

Como sucede entre Apple y Samsung, el buscador y la manzana son lo que se denomina en el argot frenemy, amigos y enemigos a la vez. Rivales que se necesitan entre sí. No compiten en la fabricación de móviles, dado que Google solo intenta guiar a la industria con los Pixel, pero sí por la conquista del sistema operativo, Android frente a iOS. Sin embargo, el buscador es un producto de Google que marca diferencias.

Google negocia aplicación por aplicación. En 2012 retiró la aplicación de YouTube de la tienda de Apple. Los de Cupertino, por su parte, decidieron hacer su propia versión de los mapas. Tras varios errores de bulto, recomendaron usar los de la competencia mientras arreglaban los suyos.

Más información