Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Taxistas de Málaga, en huelga indefinida contra la presencia de Cabify en plena feria

Los profesionales del taxi pactan servicios mínimos para el mayor evento veraniego de la ciudad

huelga de taxis Malaga
Una imagen de la Feria de Málaga en el centro de la ciudad, este domingo. EFE

Desde la madrugada de este domingo, resulta prácticamente imposible coger un taxi en Málaga capital, que celebra su Feria de Agosto con miles de personas en el recinto ferial y en las calles del centro. El sector de los taxistas decidió por sorpresa parar indefinidamente pasadas las 4.00 en protesta por la presencia de coches Cabify desplazados a la ciudad estos días de fiesta desde Madrid.

A lo largo de la jornada, el conflicto no ha mermado y desde este domingo por la tarde la huelga se extiende también al aeropuerto, donde los taxistas solo recogen a personas con movilidad reducida, mayores y familias con niños. 

"El problema está ahora mismo en unos 35 o 40 VTC (vehículos turismo con conductor)", explica el presidente de la Asociación Unificada de Autónomos del Taxi de Málaga (Aumat), José Royón. De las 1.432 licencias que operan en la ciudad, los servicios mínimos son de 290 coches. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se ha reunido en dos ocasiones con el sector desde el sábado por la noche, pero sin éxito.

Según ha informado el Ayuntamiento tras el último encuentro, celebrado a mediodía en medio de un clima tenso con numerosos taxistas en las puertas del Consistorio, se ha contactado con Cabify para que al menos la mitad de esa flota vuelva a su lugar de origen. El sector del taxi, sin embargo, reivindica la retirada total de los VTC. "No pueden hacer estos servicios, su modelo es de precontratación", subraya Royón.

Una decisión que sí ha agradado a los taxistas ha sido la de reforzar desde este domingo el control de las licencias de los vehículos turismo con conductor en la ciudad a través de agentes especializados de la Policía Local (dos unidades de policía de paisano y cuatro motorizadas).

El Ayuntamiento ha anunciado que prepara una mesa de trabajo con taxis, VTC y Administraciones públicas a partir del 1 de septiembre y que estudiará la creación de una tasa específica para las licencias y autorizaciones de este tipo de coches.

El clima entre los profesionales empezó a “calentarse” unos días antes de la Feria, cuando tuvieron conocimiento a través de mensajes de WhatsApp de matrículas de VTC que podrían desplazarse desde Madrid para trabajar en Málaga durante estos días. "Se daban una serie de instrucciones por parte de Cabify"”, afirma Royón.

Los taxistas están regulados por una ordenanza municipal y de las 1.432 licencias autorizadas, de lunes a viernes hay 286 vehículos de descanso. Los fines de semana trabajan unos 716, según Royón. Como medida de presión ante la presencia de los coches de Cabify, el sábado se decidió sacar todos los turismos a la calle para “demostrar que hay suficientes coches”, apunta el presidente del Aumat.

La huelga indefinida y por sorpresa comenzó cuando los profesionales del sector supuestamente localizaron coches Cabify en las paradas de taxi del recinto ferial de Málaga, donde está ubicada la feria de noche, el sábado por la noche, nada más arrancar los festejos. Los trabajadores vuelven a estar reunidos este domingo por la tarde y previsiblemente no tardará mucho en convocarse otra reunión con el alcalde para intentar frenar un conflicto que se agrava por la celebración de la Feria.

El delegado andaluz de la Unión Nacional de Autoturismos VTC (Unauto), Pablo García, ha condenado "enérgicamente" los "actos violentos, coacciones, amenazas y daños" ocurridos en las "últimas 48 horas" a conductores de VTC. Al tiempo, ha asegurado que este tipo de servicios de transporte está "totalmente regulado a nivel estatal". Según fuentes de Cabify, ha habido roturas de lunas y espejos, arañazos en coches, lanzamiento de huevos y "agresiones" verbales hacia sus conductores

En declaraciones a Europa Press, García ha afirmado que diferentes conductores de VTC han interpuesto denuncias ante estos hechos "por parte de un grupo de taxistas violentos que entendemos que no representan a la mayoría del sector". Según ha detallado, este grupo "se está dedicando a ir con taxis, motocicletas y vehículos particulares" a "patear coches en los semáforos" en diferentes puntos de la ciudad de Málaga.

"Es perfectamente legal que vehículos de otras comunidades vengan a trabajar en la Feria de Málaga como ocurre en otros grandes eventos como la Feria de Sevilla, las Fallas de Valencia o el Mobile World Congress de Barcelona", ha apostillado, agregando que este porcentaje de habitualidad "fue pactada y regulada a instancias del taxi por el Ministerio de Fomento, antes era más". 

Más información