Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colas de 20 minutos en El Prat la víspera de la votación decisiva

La Guardia Civil se deja ver discretamente en los controles de seguridad del aeropuerto

Un guardia civil en el aeropuerto de El Prat, este viernes. EFE-Quality

El aeropuerto de El Prat está registrando este sábado colas de apenas 20 minutos en los controles de seguridad. Pese a la elevada afluencia de pasajeros propia de un fin de semana de agosto, la fila avanza con agilidad en una jornada en la que no se ha convocado ningún paro. La situación de normalidad del aeropuerto barcelonés se produce la víspera del día decisivo para desencallar el conflicto: este domingo, los trabajadores de Eulen vuelven a votar para decidir si desconvocan los paros.

Conscientes de la problemática de El Prat, muchos pasajeros han llegado a la terminal T-1 con más de dos horas de antelación. Esa precaución ha hecho que las mayores colas (de hasta 40 minutos) se hayan registrado a primerísima hora de la mañana. Después, la situación se ha normalizado hasta alcanzar una media de 20 minutos. Ni siquiera la huelga de celo que mantienen los trabajadores desde el inicio del conflicto ha provocado este sábado situaciones de colapso.

Sobre los empleados de Eulen se cierne la amenaza del Gobierno central de emplear a la Guardia Civil en las tareas de control de seguridad. Por lo general, los pasajeros encuentran a agentes del instituto armado una vez que han pasado bajo el arco y que su equipaje ha sido revisado en el escáner. Este sábado, sin embargo, la Guardia Civil se ha dejado ver un poco más. Aunque las tareas las han desarrollado empleados de Eulen, algunos agentes han participado, discretamente, en la organización de la cinta del escáner e incluso en la lectura de tarjetas de embarque. También se han dejado ver entre los pasajeros justo antes del arco de seguridad.

Más información