Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mango registra en 2016 pérdidas en España por primera vez en su historia

La firma de moda perdió 61 millones tras reducir sus ventas un 2,9%

Mango no ha podido contener la caída y cerró 2016 con el primer resultado negativo de su historia: perdió 61 millones de euros, según informó este viernes la compañía. Este es el reflejo de una tendencia a la baja imparable en los últimos años. En 2014 ganó 107 millones y en el ejercicio fiscal de 2015 ya se quedó a las puertas de apuntarse su primer rojo: solo ganó cuatro millones. Sin embargo, la empresa ve ahora señales positivas y espera volver a beneficios en 2017.

La nueva tienda de Mango en la calle Serrano de Madrid.
La nueva tienda de Mango en la calle Serrano de Madrid.

La firma de moda Mango perdió 61 millones de euros en 2016, la primera vez que la compañía registra pérdidas. El ejercicio fiscal precedente logró beneficios, aunque fueron mínimos. Una de las causas de las pérdidas registradas el año pasado se encuentra en la caída de sus ventas, un 2,9% menos, según informó este viernes la empresa en un comunicado.

Así, el ejercicio de 2016 pasará a la historia de Mango por los malos resultados operativos. Aunque la firma se muestra optimista y cree que el crecimiento del negocio desde finales de 2016 “invita a estimar un 2017 en el que se volverá a entrar en beneficios”, afirmó en la nota.

Mango justificó la caída por el impacto desfavorable del tipo de cambio y a la implantación de un plan de transformación de negocio. En cuanto al volumen de ventas registrado, Mango cerró el 2016 con 2.260 millones de euros frente a los 2.327 millones de 2015.

Recuperación en 2017

La firma también destacó las inversiones que ha realizado durante 2016, que alcanzaron los 138 millones. Estas se centraron en la apertura de nuevas tiendas, el impulso del modelo fast-fashion —lanzar colecciones de ropa de última tendencia siguienue forma rápida y barata— y la apertura del nuevo centro logístico de Lliçà d'Amunt, en Barcelona.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía se situó en 77 millones frente a los 170 millones de 2015. Esto se debe, principalmente, a unas ventas por debajo de las expectativas marcadas para el primer semestre de 2016. A pesar de esto, Mango incidió en su nota en que 2017 será un mejor año y prevé lograr un ebitda superior a los 150 millones de euros.

El 79% de la facturación de Mango de 2016 correspondió a la actividad internacional y el 21% al mercado nacional. Las líneas de negocio Man, Kids y Violeta han pasado a representar del 14,7% al 17,6% de su beneficio.

Las cifras alcanzadas entre enero y junio de 2017 se sitúan por encima de los objetivos marcados por la empresa al inicio del ejercicio. De hecho, respecto al año pasado las ventas han crecido en 45 millones y el ebitda lo ha hecho en más de 30 millones.