Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La compraventa de viviendas registra su mejor semestre desde 2008

Hasta junio se registraron 235.672 operaciones, un 13,15% más que en los primeros seis meses de 2016

La compraventa de viviendas comienza a dejar atrás los años más duros de la crisis y registra hasta junio su mejor semestre desde 2008. En los seis primeros meses se contabilizaron 235.672 operaciones, según el INE. Una cifra muy superior al suelo que se marcó en la segunda mitad de 2013 (140.747 transacciones) y que supone un crecimiento del 13,15% respecto al mismo periodo de 2016. A pesar de ello, el sector aún queda lejos del nivel precrisis, cuando se vendían más de 400.000 viviendas por semestre. “Todavía no hay riesgo real de burbuja”, explica José Luis Ruiz Bartolomé, analista inmobiliario.

Una pareja observa anuncios de pisos en una inmobiliaria en Madrid
Una pareja observa anuncios de pisos en una inmobiliaria en Madrid

La compraventa de vivienda sigue al alza. En los primeros seis meses del año se alcanzaron las 235.672 operaciones, un 13,15% más que en el primer semestre de 2016, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). La recuperación del sector inmobiliario arrancó justo después de 2013, cuando tocó suelo con solo 312.593 operaciones en todo el año. “Los datos de los primeros seis meses son muy buenos para el sector y ha sido el mejor junio desde 2008”, destaca Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista.

La compraventa de viviendas registra su mejor semestre desde 2008

A pesar del crecimiento, los analistas coinciden en que por el momento no hay rastro de un nuevo sobrecalentamiento en el ladrillo. “En porcentaje sube mucho, pero porque se viene de niveles muy bajos. Son cifras asumibles por el mercado”, argumenta Emilio González, profesor de economía de Icade. La crisis inmobiliaria es tan reciente que en cuanto se dan crecimientos altos saltan las alarmas. Sin embargo, según Ruiz Bartolomé, para que se vuelva a producir una nueva burbuja se tendría que dar al menos uno de los siguientes aspectos: “Que haya de nuevo algún incentivo fiscal a la compra o que la banca rebaje los criterios de concesión de hipotecas”.

Ventas de vivienda usada

La recuperación del sector se debe, principalmente, a tres motivos: hay una demanda retenida acumulada durante los años de crisis; se viene de cifras muy bajas de compraventa; y hay una mejora económica que se nota a pie de calle. “La economía familiar está mejorando. Hay cierta estabilidad y eso permite hacer planes de compra”, dice Ruiz Bartolomé.

Durante los años de crisis, las ventas de obra nueva y de vivienda usada se encontraban en niveles similares. En 2009, incluso se vendieron más viviendas nuevas (109.706) que usadas (94.605). Sin embargo, esta tendencia ha cambiado en los últimos. Ahora, las operaciones de segunda mano son las que impulsan el sector. Estas transacciones cuadruplicaron en el primer semestre las ventas de vivienda nueva. Esto no significa que las ventas de obra nueva se hayan hundido. “Crecen al 20% interanual (en junio), lo que muestra una cierta reactivación en zonas muy específicas donde la demanda es muy alta y el producto escaso”, destaca Encinar.

El mercado inmobiliario se dirige así hacia una normalización con la reducción del stock acumulado disponible: “Es normal que se venda más de segunda mano, siempre fue así. Desde 2007 se produjo un exceso en la obra nueva vacía disponible provocado por el estallido de la crisis”, explica el analista Ruiz Bartolomé.

Si se tiene en cuenta solo los datos de junio, la compraventa subió un 19,3% con respecto al mismo mes del año anterior, según informó este martes el INE. A este hay que sumar el avance que se dio en mayo (un 23% interanual más), con lo que ya son dos meses consecutivos de subidas extraordinarias en las transacciones de viviendas. De hecho, ambos datos registrados son los mejores desde febrero de 2011.

La compraventa de viviendas registra su mejor semestre desde 2008

Según la distribución geográfica de las operaciones inmobiliarias en junio, Andalucía lideró el número de compraventas de vivienda (8.551 transacciones). Le siguen Comunidad de Madrid (7.298) y Cataluña (7.039).

Si se tiene en cuenta el número de operaciones por cada 100.000 habitantes, las mejores ratios se dan en Baleares (165), Comunidad Valenciana (159) y Comunidad de Madrid (144). “Esto deja entrever el peso que tiene la compra de segunda residencia en los resultados de la estadística”, asegura Encinar.

Las autonomías que presentaron un mayor incremento en el número de compraventas de viviendas en junio fueron Navarra (un 40,2% más), La Rioja (40,1%) y Comunidad de Madrid (32,6%), muy por encima de la media registrada en España (19,3%).

El volumen total de operaciones sube un 9,7% en junio

En junio se transmitieron 166.830 fincas rústicas y urbanas (incluye viviendas y otros inmuebles de naturaleza urbana). Esto es un 9,7% más que en el mismo mes de 2016, según el INE.

El número de compraventas de fincas rústicas aumentó un 5,9% en junio, hasta las 11.620 operaciones. En el caso de la compraventa de fincas urbanas, el incremento fue del 20,8%, hasta las 76.41.

En junio, el mayor número de fincas transmitidas por cada 100.000 habitantes se dio en La Rioja (669), Castilla y León (652) y Castilla-La Mancha (607).