Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

ING supera los 3,6 millones de clientes en España

El banco holandés gana 2.514 millones en el primer semestre, un 1,5% menos

Un cliente de ING entra en una de las oficinas de la compañía.
Un cliente de ING entra en una de las oficinas de la compañía. REUTERS

La filial española del banco holandés ING contaba al cierre del segundo trimestre con 3,62 millones de clientes, lo que representa un incremento del 5,5% en el último año y del 1,3% respecto a marzo pasado.

En cuanto a los resultados del grupo, el banco holandés ING redujo su beneficio neto un 1,5% en junio, hasta los 2.514 millones, según la entidad. Los márgenes de la cuenta crecen, desde los ingresos financieros hasta los resultados netos, que suben un 14%. Sin embargo, la falta de los 442 millones de extraordinarios que tuvo en junio de 2016, provoca el descenso del resultado neto en un 1,5%.

En cuanto a España, la entidad no ha facilitado su resultado. Según explica la entidad en un comunicado, el crecimiento es más acusado en clientes se ha producido en aquellos que tienen a ING como su banco principal, los cuales superaron a 30 de junio los 1,87 millones. De este modo, el número de clientes de la entidad que dispone de una Cuenta Nómina se ha incrementado un 11,9% respecto al año anterior y un 2,6% en relación con el primer trimestre.

El negocio minorista en España del banco holandés cuenta, además, con 32.800 millones en depósitos, un 9,1% más que hace un año y un 3,4% por encima del nivel registrado en el trimestre anterior. La concesión de crédito, por su parte, se ha incrementado un 14,1% en los últimos doce meses, hasta 14.400 millones. En relación con el trimestre anterior, este avance es del 4%.

Por otro lado, ING incide en que también ha centrado sus esfuerzos en los productos de inversión, donde se encuadran los fondos de inversión, los planes de pensiones y el bróker. "Gracias al avance de estas áreas, ING ha conseguido rebasar la barrera de los 56.000 millones de euros en fondos bajo gestión, con un incremento el 12,8% respecto a junio de 2016", asegura el banco, cuya tasa de morosidad se sitúa en el 0,88%. Respecto al negocio de banca mayorista ING destaca el "buen comportamiento" de las áreas de financiación estructurada, 'financial markets' y 'real estate finance'.

Reducción del 1,5% de los beneficios

ING redujo su beneficio neto un 1,5% en el primer semestre del año, hasta los 2.514 millones de euros, respecto a los 2.552 del mismo periodo del año anterior. Entre abril y junio, el beneficio neto aumentó un 0,9% hasta los 1.371 millones, frente a los 1.359 millones registrados en el mismo periodo de 2016. En el primer trimestre de 2017, la entidad bancaria logró un beneficio neto de 1.143 millones.

El consejero delegado del banco, Ralph Hammers, explicó que la entidad ha realizado importantes inversiones en el marco operacional para su transformación digital durante el trimestre. De hecho, l eficiencia, que mide lo que gasta la entidad por cada cien euros que ingresa, ha mejorado ligeramente, pero se mantiene en nivel altos: pasa del 56,4% de hace un año a 55,1%. La rentabilidad sobre los recursos propios ha mejorado hasta el 10,6%. Hammers celebró el aumento de la base de clientes del grupo hasta los 36,5 millones durante los seis primeros meses del año. Tras los resultados, las acciones de ING cayeron un 1,26% en Bolsa y cerraron a 15,70 euros.

Por otro lado, los depósitos de ING aumentaron un 4% interanual en el primer semestre, hasta situarse en 533.200 millones de euros. Las hipotecas residenciales se incrementaron hasta los 282.400 millones, un 0,5% más en este periodo. Los ingresos subyacentes, por su parte, alcanzaron los 4.532 millones de euros, un 0,3% menos.

Hammers también subrayó que el banco registró un dividendo por acción de 0,24 euros en el primer semestre, la misma cifra que en los seis primeros meses de 2016.

El grupo anunció el pasado octubre una reducción de 7.000 puestos de trabajo, en torno al 13% de su plantilla, que entrañaría unos costes de unos 787 millones y se dejaría notar principalmente en Holanda y Bélgica.

Más información